DEMOSTRANDO LIDERAZGO ¿LOS ELEGIDOS? ¿MINISTERIABLES?

Esperan que la designación de ministros refleje la autonomía de Alberto Fernández (que según rumores, en el búnker le ¿faltó?). Siguen filtrándose nombres del posible Gabinete de Alberto F, que quiere cambiar hasta de procurador. El futuro de ‘Defensa’ con Alberto: Un nombre con progenitores menemistas y prosa “verbitskiana” (?)


Muchas especulaciones han surgido desde que Alberto Fernández, candidato por el Frente de Todos a la presidencia, se impuso en las elecciones del domingo 27/10 con el 48% de los votos. Ahora, siendo presidente electo de la nación, también algunos muy mal intencionados especulan sobre si verdaderamente será él quien lleve las riendas del país, esta duda surge por quien es su acompañante de fórmula, la vicepresidente electa Cristina Fernández de Kirchner. En el mundillo político murmuran que Alberto le debe gran parte de su triunfo ya que “le transfirió todos los votos”, favor que algunos temen que CFK le cobre en lo que será el armado político de Alberto y durante sus 4 años de gestión, algo que creo poco probable conociendo a Alberto. Sin embargo, el presidente electo trata de mostrar cada vez más autonomía en el cargo que los argentinos le otorgaron en las urnas, e incluso, advierten que quedará demostrado con el gabinete que presentará, que es elegido por estas horas únicamente por él, además, ya está forjando relaciones con presidentes de otros países, como por ejemplo México, a donde viajará para fortalecer las relaciones bilaterales. Mucha expectativa e incertidumbre rodea la futura presidencia de Alberto Fernández, y uno de los temas más importantes en este proceso de transición es la definición del equipo que trabajará junto al futuro mandatario nacional con la promesa de poner al país “de pie”. Las especulaciones no paran y con ellas ya se han filtrado varios nombres que serían los elegidos de Alberto para que integren su gabinete. Los nombres que salieron a la luz este jueves 31/10 son para ocupar los cargos más altos en la AFIP, el INCAA y el ministerio de Seguridad, y además, trascendió que Alberto Fernández tiene su candidato para ocupar la procuraduría de la nación, pero ese puesto tiene que contar con el aval del Senado, y el nombre propuesto por Alberto no convencería a la mayoría. Sin confirmaciones, la danza de “¿ministeriables?” del electo presidente Alberto Fernández está a la orden del día, y una de las incógnitas es el Ministerio de Defensa, pero no sólo por el nombre de quien se hará cargo de comandar esa cartera sino también por lo que ocurrirá con el ministerio en sí. En ese marco, el nombre que suena fuerte es Germán Montenegro, un “reciclado” de la era K.


Alberto Fernández en el búnker del Frente de Todos el domingo 27.

Desde que Alberto Fernández se convirtió en presidente electo de la Argentina, las especulaciones, suposiciones y rumores han colmado la agenda política del país. En primer lugar, el liderazgo de Alberto es uno de los temas que se pone en tela de juicio, debido al temor que existe, -incluso dentro del amplio Frente de Todos- de que la que lleve las riendas del país sea la vicepresidente electa Cristina Fernández de Kirchner.
Aunque Alberto Fernández dijo en su campaña que él y ella eran “lo mismo”, el presidente electo se ha movido sigilosamente en los pasillos políticos. Él ha logrado cerrar acuerdos, sumar aliados y estrechar vínculos que con el Gobierno de CFK se habían cortado, ya que busca que su mensaje de “unidad” no quede solo en palabrerías de campaña.
Alberto y CFK aseguran tener una excelente relación, y es de suponer que se han perdonado mutuamente por desencuentros del pasado para poder protagonizar hoy día la fórmula que ganó y gobernará el país al menos durante los próximos 4 años.
Así las cosas, con el 65% de las mesas escrutadas el domingo, Alberto y CFK compartieron tarima, junto a varios integrantes del Frente de Todos, y enviaron mensajes al país, a sus votantes, a los que no los votaron y hasta al presidente Macri, pero ese domingo, y según afirman fuentes presentes en el búnker de Chacarita de la tropa cristinista, la que “mandó” esa noche fue la expresidente CFK.
Según las versiones, CFK fue quien decidió quien subía y quien no a la tarima del búnker del Frente de Todos, incluso, una de las que ¿habría tenido problemas en subir? fue la esposa del diputado nacional electo, Sergio Massa, Malena Galmarini, algo difícil de creer para quienes tienen el placer de conocerla desde chica.
Alberto por su parte, prefirió no meterse en asuntos que no son para nada importantes, y escogió disfrutar el triunfo y mantener un ambiente de júbilo y con los menores roces posibles.
“Son versiones para que se cree una supuesta interna o una situación de tensión que en realidad no existe. Es parte de la estrategia del Gobierno, que con la falsa idea de que entre nosotros -por el Frente de Todos- hay internas, quieren tapar su fracaso”, respondió esta noche (30/10) Sergio Massa cuando fue consultado en el programa A Dos Voces sobre los entretelones del búnker del FdT.
Y agregó: “Malena llegó tarde porque está recién operada, eso fue lo que pasó”.
Sin embargo, fuentes del FdT aseguraron a este medio que es cierto que hay cierta incomodidad de CFK con Sergio Massa, debido al viaje a Estados Unidos que realizó en la campaña, del cual Cristina no fue notificada.
Para Alberto F, estos temas solo serían “caprichos” de los que prefirió no hacerse cargo, ya que por ejemplo, su relación con Sergio Massa la consolida de a poco y de manera individual, ya que sabe que, en una posible interna con CFK, Massa sería uno de sus aliados.
El presidente electo además quiere demostrar su liderazgo y autonomía, no solo en el mundo político argentino, sino ante los ojos de la política internacional, que también dudan por el “fantasma” de CFK.
En ese contexto, lo que buscará Alberto Fernández con la designación de sus Ministros, es mostrar su total autonomía en la toma de decisiones de quienes lo acompañarán en el duro camino de la presidencia, mandato que no hará en un país normal, sino en la Argentina.
De las especulaciones sobre quiénes integrarán el Gabinete de Alberto, han surgido muchas versiones, pero lo que sí es seguro, es que en su mayoría son personas que, o son cercanas y de su absoluta confianza, o los a postulado o elegido por la experiencia que tienen en la política. Alberto ha querido diferenciarse con CFK respecto a la designación de su equipo, ya que prefiere, antes de “pagar favores políticos” elegir gente capacitada para cada una de las tareas.
Algunos nombres que han sonado fuerte en los últimos días son el de Matías Kulfas, Marcela Losardo y María Eugenia Bielsa, que se perfilan como futuros ministros de Economía, Justicia y Vivienda respectivamente.
También se especula con Daniel Arroyo en el ministerio de Desarrollo social, Eduardo Wado de Pedro como ministro del Interior y Florencio Randazzo para Planificación.
Lo cierto es que, sean cual sean los nombres, lo que sí es seguro es que es el mismo Alberto F que “a dedo” a designado por sus capacidades o su experiencia a quienes lo acompañarán a partir del 10 de diciembre, sin ayudas ni sugerencias de la expresidente CFK.
Otra estrategia de Alberto Fernández que empleará para seguir demostrando su total autonomía, son las relaciones bilaterales que forjará con países de la región o incluso más lejanos.
Por ejemplo, este sábado 02/11 el presidente electo viajará a México, en donde reforzará las relaciones con el país y su presidente Andrés Manuel López Obrador.

• ¿LOS ELEGIDOS? – Siguen filtrándose nombres del posible Gabinete de Alberto F, que quiere cambiar hasta de procurador

Mucha expectativa e incertidumbre rodea la futura presidencia de Alberto Fernández, y uno de los temas más importantes en este proceso de transición es la definición del equipo que trabajará junto al futuro mandatario nacional con la promesa de poner al país “de pie”. Las especulaciones no paran y con ellas ya se han filtrado varios nombres que serían los elegidos de Alberto para que integren su gabinete. Los nombres que salieron a la luz este jueves 31/10 son para ocupar los cargos más altos en la AFIP, el INCAA y el ministerio de Seguridad, y además, trascendió que Alberto Fernández tiene su candidato para ocupar la procuraduría de la nación, pero ese puesto tiene que contar con el aval del Senado, y el nombre propuesto por Alberto no convencería a la mayoría.

El presidente electo Alberto Fernández, un hombre de fuertes principios y voluntad de hierro
.
Aunque el presidente electo Alberto Fernández ha pedido la máxima discreción referente a como estará conformado el gabinete que lo acompañará durante los próximos 4 años, parece que la euforia y ansiedad supera cualquier mandato presidencial y no hay paredes que contengan los nuevos nombres del equipo albertista.
Aunque ya han trascendido en los últimos días nombres como el de Matías Kulfas como ministro de Economía, Eduardo “Wado” de Pedro como ministro del Interior y Santiago Cafiero como jefe de Gabinete, este jueves 31/10 han salido a la luz nuevos nombres en referencia a lo que será el equipo de Fernández.
Para ocupar la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Alberto Fernández habría elegido a Mercedes Marcó del Pont, economista y expresidente del Banco Central en la época de Cristina Fernández de Kirchner. Marcó del Pont es economista e investigadora y fue también consultora de Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.
Además de la experiencia y conocimientos de Mercedes Marcó del Pont, Alberto también considera que su gabinete debe estar integrado por mujeres, por lo que buscará poder contar con el mayor número posible de mujeres calificadas para cumplir tareas en su Gabinete, y así tratar de estar en equilibrio con la mayoría, que por supuesto, son hombres.
Sobre el ministerio de Seguridad, el que postuló a su favorito fue el diputado electo Sergio Massa, que le sugirió a Alberto Fernández el nombre de Diego Gorgal, ya que considera que es “el que más sabe” en materia de seguridad.
Gorgal arrancó su carrera política de la mano del dirigente peronista Juan José Álvarez, fue exministro de Gobierno GCBA y es licenciado en ciencias políticas.
Sin embargo, desde el Frente de Todos insisten con la idea de crear un consejo de seguridad, al estilo estadounidense, que es una modalidad que utilizan algunos países para combatir el delito, en vez de un ministerio como tal, razón por la cual, hay otros nombres que han llegado a los oídos de Alberto, que en definitiva, es quien tendrá la última palabra.
Uno de los impedimentos que tendría Gorgal para alcanzar el ministerio de Seguridad, es el corto circuito que tiene la vicepresidente electa Cristina Fernández de Kirchner con Sergio Massa, y Gorgal, al ser propuesto por él, tendría el “pulgar abajo” de CFK, aunque eso no inquietará al Presidente electo.
Otro nombre que trascendió este jueves fue el de Luis Puenzo, quien ocupará el cargo mayor en el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (conocido por sus siglas INCAA).
Puenzo es un director y guionista de cine argentino, que además obtuvo el Óscar a la mejor película extranjera en 1986 con su primer largometraje La Historia.
Además del armado de su gabinete, Alberto también está enfocado en solucionar finalmente, quien será el procurador nacional de la nación. Hasta ahora es Eduardo Casal, que es el procurador interino, tras la renuncia de Alejandra Gils Carbó.
Para este puesto Alberto Fernández tendría en la mira al juez federal Daniel Rafecas, y aunque tendría incluso el “ok” innecesario de CFK, aunque el nombre no caería muy bien en las bancas del Senado.
En el Senado no avalarían a Rafecas por un caso de vieja data, en el que el juez, cuando llevaba una investigación de sobornos dentro del recinto, habría maltratado tanto a senadores como a empleados del Senado nacional.
Por esta razón, Alberto buscará negociar con algunos bloques del senado para que finalmente, Rafecas se convierta en el nuevo procurador.
Daniel Rafecas es abogado, doctor en ciencias penales de la UBA y profesor de derecho penal (UBA) y ha tenido a su cargo numerosas causas judiciales y fallos de trascendencia pública.
Mientras siguen filtrándose nombres, Alberto Fernández se prepara para emprender este sábado un viaje relámpago a México, con el fin de reforzar las relaciones bilaterales entre México y Argentina.

• ¿MINISTERIABLES? – El futuro de ‘Defensa’ con Alberto: Un nombre con progenitores menemistas y prosa “verbitskiana” (?)

Sin confirmaciones, la danza de “¿ministeriables?” del electo presidente Alberto Fernández está a la orden del día, y una de las incógnitas es el Ministerio de Defensa, pero no sólo por el nombre de quien se hará cargo de comandar esa cartera sino también por lo que ocurrirá con el ministerio en sí. En ese marco, el nombre que suena fuerte es Germán Montenegro, un “reciclado” de la era K.

Germán Montenegro, un estudioso del tema Defensa Nacional.

La danza de nombres está a la orden del día. Mujeres, hombres, exfuncionarios reciclados, caras nuevas. Se dice de todo, no confirman, por ahora, a “ninguno”.
En ese marco, el ministerio de Defensa es una incógnita no sólo por el nombre de quien se hará cargo de comandar esa cartera sino también por lo que ocurrirá con el Ministerio en sí.
“Defensa Nacional y Seguridad Pública deben permanecer como funciones estatales diferentes. Las Leyes de Defensa Nacional y de Seguridad Interior vigentes delimitan con precisión las funciones y el papel de los militares y de las fuerzas de seguridad. También establecen bajo qué condiciones y circunstancias los primeros pueden ser convocados a desempeñar tareas securitarias. Este ordenamiento debe ser sustancialmente mantenido. No está de más recordar que ha sido el resultado de uno de los consensos multipartidarios más importantes alcanzados por la democracia recuperada en 1983. Recientemente, el gobierno ha dictado dos decretos (683/18 y 703/18) que desdibujan la diferenciación y la demarcación que debe existir entre Defensa y Seguridad que se han señalado arriba. Esto deberá ser objeto de revisión.”
Este párrafo pertenece al documento de 118 páginas que el Partido Justicialista le entregó a Alberto a principios de octubre y que resume una serie de aportes elaborados en el año por sus equipos técnicos coordinados por el exministro de Salud Ginés González García. En el orden de propuestas, Defensa se encuentra en la anteúltima página y Seguridad, por separado, en la última.
Sobre el ministerio de Seguridad, se dijo hasta ahora que el diputado electo Sergio Massa, le sugirió al presidente electo el nombre de Diego Gorgal, ya que considera que es “el que más sabe” en materia de seguridad.
Aunque desde el Frente de Todos insisten con la idea de crear un consejo de seguridad, al estilo estadounidense, que es una modalidad que utilizan algunos países para combatir el delito, en vez de un ministerio como tal, razón por la cual, hay otros nombres que han llegado a los oídos de Alberto.
Tal como se publicó hoy aquí, uno de los impedimentos que tendría Gorgal para alcanzar el ministerio de Seguridad, es el cortocircuito que tiene la vicepresidente electa Cristina Fernández de Kirchner con Massa, y a Gorgal, al ser propuesto por él, el sería complicado conseguir el visto bueno de la exmandataria nacional, aunque eso no terminará por influir en Alberto.
En cuanto a Defensa, en cambio, suena con fuerza German Montenegro. Este hombre fue viceministro de Nilda Garré, en Defensa y jefe de la PSA, con Nilda en Seguridad.
Comenzaba el año 2010 cuando presentó su renuncia como viceministro de Garré, y el entonces opositor ‘Clarín’ la contó así:
“Después de cuatro años de trabajar juntos, el viceministro de Defensa, Germán Montenegro, renunció el viernes en buenos términos pero distanciado de la ministra Nilda Garré, quien recién llegada de su veraneo en Pinamar ya tiene el nombre de su sucesor: el subsecretario de Planificación, Gustavo Sibilla.
Montenegro -hijo de un ex jefe aeronáutico en los 90- había llegado a Defensa como subsecretario cuando Garré fue nombrada por Néstor Kirchner en diciembre de 2005. Promovido como secretario de Asuntos Militares acompañó todo el proceso de reformas de estos años en las Fuerzas Armadas.
Voceros de Defensa (…) minimizaron las diferencias con Garré: “La relación siempre fue buena en lo político y correcta en lo personal”, destacaron.
Allegados a Montenegro relataron a Clarín que el vínculo venía desgastado hace más de un año, y que Montenegro estaba a disgusto por la influencia de dos hombres de Inteligencia: el director del área en el Ejército, el general César Santos Milani, y el director de Información de la SIDE, Fernando Pocino, de vieja relación con la ministra.
El primero ganó su confianza desde que en 2007 ocupó el cargo del general Osvaldo “el Negro” Montero, a quien Garré barrió de un plumazo cuando se enteró que “operaba” para desplazarla del gobierno de Cristina Kirchner. Y Pocino fue quien advirtió a Garré de esas maniobras.
“El mundo del espionaje, como el de las viejas jubiladas, se alimenta de chismes -dijeron con sorna los allegados al funcionario saliente-. Garré empezó a desconfiar de Montenegro, ellos tiraban que se había visto con el general (Daniel) Reimúndes”. Ex secretario general del Ejército hasta mayo de 2003, cuando asumió Kirchner, Reimúndes es una “bestia negra” para el kirchnerismo que ve su fantasma detrás de cada lío castrense.
Montenegro integra un grupo que responde a Marcelo Saín, un ex frepasista que participó de la reforma policial bonaerense y fue interventor de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA). Saín es un “bravo” que supo enfrentarse al pingüino Ricardo Echegaray cuando era titular de la Aduana, y a su superior directo, Aníbal Fernández, cuando éste era máximo responsable político de las fuerzas de seguridad.
Sin embargo, Saín quedó en buenas migas con el hoy poderoso jefe de Gabinete. Ya en octubre, Aníbal F. habría dado el visto bueno para que Montenegro asumiera al frente de la PSA. Pero ese agujero en su equipo cayó pésimo a Garré, que se quejó ante Cristina Kirchner -y dicen que discutió con Aníbal F., con quien tiene una larga tenida- y la cosa quedó en suspenso. Cuentan que Garré se convenció de que no había una “operación” y que Montenegro quería irse, cuando éste se lo hizo saber sin vueltas, con el jefe del Ejército, el general Luis Pozzi como testigo.
(…) Hasta que se decida si va o no a la PSA, Montenegro tendrá trabajo en la Universidad de Quilmes, como no podía ser de otra manera junto a Saín”.
Escribe en ‘El Cohete a la Luna’, y su padre fue jefe de la Fuerza Aérea durante el gobierno menemista. Sus allegados afirman que una cosa es que escriba en el sitio del periodista Horacio Verbitsky, y otra es que comparta la ideología de éste… No despejan las dudas pero se sabe de su integridad y grados de librepensador peronista.
Este ex PSA lideró también uno de los tres grupos de trabajo que presentaron las mencionadas propuestas para un gobierno peronista.
En el team técnico también están otros ex colaboradores de Garré, así como la última ministra de Seguridad de Cristina, Cecilia Rodríguez, quien suena también para ocuparse del área en el futuro gabinete bonaerense de Axel Kicillof.
En su cuenta de ‘Twitter’, Montenegro se describe como “ex Secretario de Asuntos Militares. Profesor e Investigador UNQ/UMET”.
Por Ahora no hay más ¿novedades? Se podría decir… quien decide está de viaje a Méjico.
Buenos Aires, 1º de noviembre de 2019
Arq. José Marcelino García Rozado
Ex Subsecretario de Estado

Se el primero en comentar en "DEMOSTRANDO LIDERAZGO ¿LOS ELEGIDOS? ¿MINISTERIABLES?"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*