EEUU JUICIO POLITICO A TRUMP – ESCÁNDALO KATIE HILL – LA VENGANZA ES UN PLATO QUE SE COME FRÍO

EEUU La Cámara de Representantes aprobó las normas sobre el juicio político a Donald Trump. La verdadera grieta del Partido Demócrata es generacional: no son tan progresistas como dicen. Ucraniagate: Los demócratas citaron a Bolton a declarar, ¿llegó su momento de brillar?

La iniciativa definió la hoja de ruta en el procedimiento de impeachment contra el presidente de EEUU, acusado de haber abusado de su poder para presionar al Gobierno ucraniano a investigar a la familia del ex vicepresidente Joe Biden, su potencial rival electoral. Pero los Demócratas también tienen sus cuitas. Claro que el Partido Demócrata de Estados Unidos no es tan liberal como parce, los líderes del partido no son personas como la pre candidata a presidente, Elizabeth Warren, que aboga por los derechos de las mujeres, la comunidad LGBT y la salud pública para todos, es así que frente a ideales propios de la juventud y más liberales de lo que se está acostumbrado a percibir, aparece la marcada y difícil brecha generacional que aparece en el partido. Esto ocurrió con el caso de Katie Hill, quien se vio obligada a renunciar de su lugar como diputada por el Estado de California tras la difusión de imagenes explícitas que reflejaban la relación sexual que estaba teniendo con empleados de la Cámara. Llegó el momento de John Bolton, el ex asesor de Seguridad Nacional de la administración Trump: por algo dicen que la venganza es un plato que se come frío. El funcionario que estaba a la cabeza de muchas de las relaciones exteriores de la Casa Blanca, y que fue al parecer traicionado por el mandatario, va a hacer su aparición estrella en la Cámara de Representantes el próximo 7/11, ya que los demócratas lo citaron a declarar en cuanto a la supuesta injerencia de Trump en las elecciones 2020 en conjunto con Ucrania.

El procedimiento de destitución iniciado por los demócratas contra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, entra este jueves en una nueva fase con una primera votación en el Congreso que permitirá a los legisladores interrogar públicamente a los testigos del caso ucraniano.

La Cámara de Representantes, dominada por los demócratas, aprobó por 232 a 196 votos una resolución que da un marco formal a las investigaciones y autoriza la organización de audiencias públicas, tras cinco semanas de interrogatorios a puerta cerrada.

Gracias a ese texto, “los estadounidenses podrán comprender en directo como el presidente abusó de sus poderes”, tuiteó previamente la jefa de los demócratas en el Congreso, Nancy Pelosi. “Hoy la Cámara tomó el siguiente paso estableciendo los procesos para unas audiencias abiertas conducidas por la Comisión de Inteligencia de la Cámara para que el público pueda ver los datos por sí mismo”, dijo antes de la votación.

El 24 de septiembre, Pelosi anunció la decisión de su partido de tomar la peligrosa vía del juicio político, tras conocerse información sobre una polémica llamada telefónica entre Trump y su homólogo ucraniano, Volodimir Zelenski, en la que el mandatario estadounidense pidió a su interlocutor investigar a su rival demócrata Joe Biden y a su hijo Hunter, por sus negocios en Ucrania.

Por esta conversación, hecha pública tras la aparición de un denunciante, los demócratas acusan a Trump de haber abusado de su poder con fines personales, pues Biden está bien posicionado para eventualmente convertirse en su rival en los comicios presidenciales de 2020.

El mandatario ha sostenido que esa conversación es “irreprochable” y se ha considerado víctima de lo que llama una “cacería de brujas”. Tras la aprobación, volvió a repetir la acusación.

  • Los derechos de Trump

Para determinar si Trump utilizó recursos del Estado para presionar a Ucrania a que investigara a los Biden, los demócratas ya han entrevistado a una docena de diplomáticos y consejeros de la Casa Blanca a puerta cerrada en la Cámara baja.

Según lo que ha trascendido, embajadores y altos responsables han ofrecido testimonios potencialmente abrumadores para la Casa Blanca en esas audiencias orales. Especialmente han revelado los esfuerzos desplegados durante meses por el círculo más cercano del presidente, entre ellos su abogado personal Rudy Giuliani, al margen de la diplomacia oficial, para convencer a Kiev de generar información dañina para la imagen de Biden.

El presidente y su entorno han criticado el secreto de las audiencias, acusando a los demócratas de filtrar elementos seleccionados para dar una imagen distorsionada de la realidad. También les han señalado de violar el derecho de Trump a defenderse y de avanzar en la pesquisa sin haber realizado ninguna votación previamente. No obstante, los republicanos que forman parte de estos comités han tenido acceso a todos los interrogatorios realizados.

La resolución busca arrebatar al gobierno ese argumento defensivo. Además de la organización de audiencias públicas, el texto prevé autorizar a los republicanos a convocar a sus propios testigos en el marco de la fase de la investigación supervisada por el Comité de Inteligencia.

El texto también aprueba la transferencia de pruebas a la Comisión Judicial, encargada de redactar los artículos de la eventual acusación contra el presidente. En ese punto, “la participación del presidente y de sus abogados será autorizada”, dice una copia del texto.

  • Plazos

La iniciativa no establece cuándo comenzaría el largo proceso de destitución: primero la Cámara de Representantes debe dar luz verde al inicio del juicio político, que se celebraría en el Senado, donde dos tercios de los senadores deben votar a favor de la destitución de Trump y, si no, sería exonerado.

En un principio, los demócratas querían que el voto de la Cámara de Representantes fuera el 28 de noviembre; pero, después de la gran cantidad de testigos que han pedido declarar, ahora se espera que ese voto sea más tarde, lo que podría posponer hasta enero o febrero el juicio político en el Senado.

Eso podría sacudir el proceso electoral, pues las primarias de los dos partidos comienzan en febrero, primero en el estado de Iowa y luego en Nuevo Hampshire.

  • “Hablar del fondo”

La defensa de Trump podrá pedir nuevos testimonios o documentos, hacer contrainterrogatorios y presentar objeciones. Pero, si el presidente se niega a cooperar con los requerimientos del Congreso, sus peticiones podrán ser negadas. Por tal razón, la Casa Blanca ha denunciado un “fraude”.

Y, en los debates en las comisiones, legisladores republicanos denunciaron además el miércoles un procedimiento “injusto”, que según ellos “no es ni abierto, ni transparente”. “Recibimos muchas quejas sobre los procedimientos, es como si se quisiera evitar hablar del fondo del asunto”, replicó el demócrata Jamie Raskin.

La Constitución estadounidense solo aborda a grandes rasgos el tema de la destitución presidencial: a la Cámara de Representantes le corresponde hacer la acusación, al Senado el juicio. Considerando la mayoría republicana de la Cámara alta, una destitución parece actualmente improbable.

En otro frente, un juez federal de Washington examinará este jueves por la tarde el caso de un testigo convocado por la Cámara de Representantes, que se considera en tensión por los requerimientos del Congreso y de la Casa Blanca.

La presidencia ordenó en efecto a los miembros de la administración no cooperar con la investigación, porque considera necesario proteger el trabajo del Ejecutivo. Así que la decisión judicial tendrá importantes consecuencias sobre el futuro desarrollo de la pesquisa.

·        ESCÁNDALO KATIE HILL – La verdadera grieta del Partido Demócrata es generacional: no son tan progresistas como dicen

Claro que el Partido Demócrata de Estados Unidos no es tan liberal como parce, los líderes del partido no son personas como la pre candidata a presidente, Elizabeth Warren, que aboga por los derechos de las mujeres, la comunidad LGBT y la salud pública para todos, es así que frente a ideales propios de la juventud y más liberales de lo que se está acostumbrado a percibir, aparece la marcada y difícil brecha generacional que aparece en el partido. Esto ocurrió con el caso de Katie Hill, quien se vio obligada a renunciar de su lugar como diputada por el Estado de California tras la difusión de imagenes explícitas que reflejaban la relación sexual que estaba teniendo con empleados de la Cámara.

Este jueves 31/10, al tiempo que la Cámara de Representantes norteamericana decidía aprobar las reglas que guiarán el proceso de destitución contra Donald Trump a partir de ahora, y se acercaban un paso más a su objetivo, la congresista, Katie Hill, daba su discurso de renuncia en el recinto para luego explicar que “no estaba lista” para irse todavía. La representante por el Estado de California, tras ser víctima de un acoso de los medios, de la oposición, y mismo de algunos miembros del partido, debido a unas imágenes que se publicaron de ella desnuda con otros dos empleados, dijo adiós a su cargo.

Claro que esto no fue todo ya que en consecuencia el Comité de Ética de la Cámara comenzó una investigación sobre ella y sus relaciones. Si bien al principio negó las acusaciones, luego de la presión por parte de distintos grupos, la misma acabó reconociendo una “relación inapropiada” con un miembro de su campaña política. Pero por supuesto eso no alcanzó ya que continuaron las publicaciones de fotos desnuda, besando chicas, entre otras cosas, y rumores a los cuáles no se refirió.

Hay que resaltar que las primeras acusaciones aparecieron por parte del sitio web republicano, RedState, al cuál la congresista se refirió como medios que lo único que tienen como objetivo es hacer noticia de algo que no importa lo suficiente para distraer la atención de lo que realemente importa. “Me voy porque solo hay una investigación que merece la atención de este país. Y ese es el que votamos hoy”, dijo Hill en referencia al impeachment del presidente Trump. Aunque su discurso no solo tuvo un enfoque político, también se refirió a la estructura social misógina, machista y conservadora.

Dentro de esta descarga también hubo tiempo para referirse directamente a su edad y al hecho de que sea una mujer joven quien este a cargo de representar al estado de California. Aquí hizo referencia directa a lo que sucede dentro de ambos partidos políticos norteamericanos, sobre todo el demócrata, que es más conservador de lo que parece. Recordemos que los principales candidatos a ser el representante demócrata que se enfrente a Trump en las elecciones de 2020 es nada más y nada menos que Joe Biden (76 años), Elizabeth Warren (70 años) y Bernie Sanders (78 años). Es así que muchas veces no hay lugar para la juventud: ¿es esta la verdadera grieta del partido demócrata?

“Hoy les pido a todos que se unan a mí y se comprometan a crear un futuro donde esto ya no les suceda a las mujeres y las niñas. Sí, renuncio, pero me niego a dejar que esta experiencia asuste a otras mujeres que se atreven a correr riesgos, que se atreven a entrar en esta luz, que se atreven a ser poderosas”, dijo Hill en referencia al empoderamiento femenino en escenarios tan poblados del género masculino como es la política. “Y lo siento por cada joven que se vio a sí mismo y sus sueños reflejados en mí. Lo siento por aquellos que sintieron que les di esperanza en uno de los momentos más oscuros de la historia de nuestra nación”, continuó ahora en referencia a la juventud y la falta de oportunidad para ellos.

Claro que frente a los escándalos, las mujeres jóvenes que ocupan un cargo en el Congreso salieron a la defensiva. “No creo que realmente estemos hablando de cuán específico y serio es esto. Estamos hablando de un crimen importante siendo cometido contra ella “, aseguró la polémica diputada por Nueva York, Alexandria Ocasio-Cortez. La misma representa valores parecidos a Katie Hill, habiéndose enfrentado reiteradas veces al mandatario Trump.

Por su parte, los veteranos que ocupan un lugar en el Congreso, entre ellas la gran eminencia y principal oponente del presidente Trump, Nancy Pelosi, quien condenó la situación pero no hizo una gran crítica a la sociedad. Sin embargo, otros directamente se niegan a hablar del tema, o criticaron el alcance de la tecnología y el uso que los jóvenes hacen de ella en ocasiones.

Claro que en tanto se habla de las decisiones y objetivos ocultos del partido demócrata, tanto que ya algunos hablan del “alto estándar demócrata”, es decir el más progresista y los demócratas que se inclinan más a la ideología republicana: “falsos demócratas”. Sin embargo esto no solo se ve reflejado en temas de edad y sexo, sino que también las preferencias de los líderes del partido, ya que unos prefieren que llegue Biden y otros Warren. En consecuencia se habló del Ucraniagate y de todo el proceso de juicio político como una estrategia del propio Partido Demócrata para ensuciar a Joe Biden.

  • LA VENGANZA ES UN PLATO QUE SE COME FRÍO – Ucraniagate: Los demócratas citaron a Bolton a declarar, ¿llegó su momento de brillar?

Llegó el momento de John Bolton, el ex asesor de Seguridad Nacional de la administración Trump: por algo dicen que la venganza es un plato que se come frío. El funcionario que estaba a la cabeza de muchas de las relaciones exteriores de la Casa Blanca, y que fue al parecer traicionado por el mandatario, va a hacer su aparición estrella en la Cámara de Representantes el próximo 7/11, ya que los demócratas lo citaron a declarar en cuanto a la supuesta injerencia de Trump en las elecciones 2020 en conjunto con Ucrania.

Después de haber vinculado al abogado del presidente, Rudy Giuliani, con la investigación que va viento en popa y está llevando adelante la Cámara de Representantes de mayoría demócrata, el ex Asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, fue citado a declarar la semana que viene junto a otras 3 personas que eran miembros del departramento de seguridad de Washington. Y claro que la gran incógnita esta en: ¿hablará o defenderá al presidente? Teniendo en cuenta que se mostró más que indignado y resentido con Trump cuando decidió removerlo.

Recordemos que luego de las reuniones fallidas con los talibanes, John Bolton fue removido de su cargo, aunque el asegura que se trató de una renuncia. El pasado martes 10/09 el representante de la Casa Blanca en los conflictos internacionales, tanto en Medio Oriente, como en la crisis venezolana en apoyo a Juan Guaidó, dejó su cargo aunque todavía no se supo exactamente por qué. El ex asesor había presionado a Trump hasta último momento con revisar y evitar darle en el acuerdo a los talibanes todo lo que pedían. También había insistido en que ningún acuerdo sería definitivo hasta que los talibanes lleguen a un acuerdo con Ghani, el presidente de Afganistán.

Luego de eso Bolton desapareció del escenario político hasta que cuando estalló el escándalo de Ucraniagate, volvió a aparecer para aprovechar su momento de brillar. Es así que Trump está más que complicado para la semana entrante. Tengamos en cuenta también que Bolton dice haber rechazado cualquier tipo de intento de presión internacional hacia Ucrania cuando estaba en el cargo, así como también reiteradas veces dice haber identificado en Giuliani alguien con una “granada en mano”.

Por otro lado, Bolton no solamente es un testigo más, sino que era uno de los miembros más importantes del gobierno, motivado por las relaciones internacionales, algo que se corrompió con el accionar de Trump. Aunque por otro lado, el mismo se refirió al accionar demócrata,  es decir al comienzo del juicio político, como algo “radicalizado” y un “ataque desde adentro”. Es por eso que no queda del todo claro cuál será la posición a tomar frente a la Cámara.

A esto se suma el avance demócrata que no parece cesar y la desesperación republicana al ver que el presidente ya no tiene por dónde escapar en cuanto a la investigación, ya que de ahí a que se incie oficialmente un juicio político, hay un largo trecho. Es así que la semana anterior un grupo de republicanos decidieron bloquear la entrada a una sala de declaraciones, en consecuencia se demoró casi 5 horas la audiencia de Laura Cooper, la funcionaria del Pentágono que supervisa la política ucraniana.

En tanto, a Trump se le complican las cosas aún más ya que este miércoles 30/10 declaró otra persona que volvió a acusar al presidente: Alexander Vindman, un teniente coronel del Ejército y de orígen ucraniano, aseguró que  el presidente Donald Trump estaba bloqueando personalmente $ 400 millones en ayuda militar a Ucrania para obligar a ese país a anunciar públicamente una investigación sobre Joe Biden. Luego de sus dichos fue tildado de “antipatria” por algunos seguidores republicanos de Trump. En conseucuencia, un grupo de senadores instó al Ejército a darle protección.

 

Por Dr. Gregorio Reynoso

(Con información de AFP y EFE)

Washington, 31 de octubre de 2019

Corresponsal para

 

Se el primero en comentar en "EEUU JUICIO POLITICO A TRUMP – ESCÁNDALO KATIE HILL – LA VENGANZA ES UN PLATO QUE SE COME FRÍO"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*