FERNÁNDEZ, PEREZ Y LA OCTAVA FORTUNA

El presidente electo esta en Méjico. El lunes a las 14 hora argentina se reúne con el presidente Lopez Obrador.
Pero aquí le vamos a contar el verdadero objetivo del viaje.
Alberto Angel Fernández Perez nació el 2 de abril de 1959. El país era gobernado por Arturo Frondizi, después que el abuelo del ministro del Interior de Macri, Rogelio Frigerio, hiciera un pacto con Perón en el exilio para recibir el apoyo peronista a la formula Frondizi- Gomez, contra Balbin – Del Castillo, en la fractura del radicalismo.
En aquellos años Marcelo Sánchez Sorondo, hijo de un viejo caudillo conservador, observaba la reacción de nuestra generación que en edad de estudiantes secundarios, nos peleábamos fuertemente en defensa de la enseñanza libre unos, y en apoyo de la enseñanza laica otros.
Los peronistas mayoritariamente defendíamos la laica y sectores nacionalistas apoyaban la enseñanza libre porque detrás de ella estaba la propia Iglesia Católica.
Muchos empezamos a hacer política en aquellos años, cuando el hoy presidente electo nacía.
Entre ellos, Fernando y su hermano Juan Manuel Abal Medina.
Fernando Abal Medina en 1966 aparece al frente de Montoneros y muere en William Morris en un tiroteo con la policía de la provincia en 1970.
Tiempo después Marcelo Sánchez Sorondo, que había dirigido el semanario Azul y Blanco, nos juntaba los días jueves en un puchero que se servía en el entonces llamado Circulo del Plata.
Allí concurríamos jóvenes y veteranos políticos de distintas ideologías y los provenientes del peronismo cierto día fuimos sorprendidos cuando Marcelo Sánchez Sorondo dijo presentar al joven Juan Manuel, que llevaba el mismo nombre de Rosas, Abal Medina, haciendo su biografía nacionalista y diciendo que iba a ser el próximo referente de la Juventud Peronista.
A la salida, después del almuerzo, un compañero que había militado en Tacuara, nos dijo que era el hermano del fundador de Montoneros.
La mayoría no creyó la aseveración de Sánchez Sorondo, un nacionalista de fuerte formación católica, pero que tenia obviamente la información precisa.
Juan Manuel Abal Medina terminó siendo el secretario de la Juventud Peronista, nombrado por Perón.
Con el golpe del 76 se exilió en la embajada de Méjico en Buenos Aires y de allí partió al exilio.
Méjico era gobernado por el PRI y Juan Manuel consiguió vincularse con ese gobierno y cumplir tareas como funcionario y agente del estado mejicano.
Juan Manuel Abal Medina, cuyo hijo homónimo en nombre y apellido fuera jefe de gabinete de Cristina, abrió un bufete de abogados en el Distrito Federal y un día cambió su vida para siempre.
El hombre más rico de Méjico y la octava fortuna mundial, Carlos Slim, lo contrató.
La carrera de Juan Manuel fue meteórica y hoy es uno de los principales asesores de negocios de la octava fortuna del mundo.
Por su parte, uno de los hijos de Marcelo Sánchez Sorondo, aquel que lo había presentado en el Circulo del Plata, es hoy obispo canciller de la Pontificia Academia de las Ciencias del Papa argentino Jorge Bergoglio, que por aquellos años en el Colegio del Salvador discutía fuerte con otros sacerdotes que suscribían a la Teoría de la Liberación y que leían la revista Cristianismo y Revolución que tanta influencia tenía en jóvenes de la Iglesia que fueron parte de Montoneros.
Todo esto ocurría en la Argentina cuando el presidente electo recién cursaba la primaria.
Juan Manuel Abal Medina, el operador en las sombras de la reunión, en este 2019 vuelve a sorprendernos con la posibilidad que el empresario mejicano sea un fuerte inversor en Vaca Muerta y en comunicaciones.
El ingeniero Carlos Slim Helu nació en 1940, hijo de libaneses. Su padre fue Julian Slim Haddad y su madre Linda Helu. En 1967 se casó con Souman Domit que falleció en 1999 con la que tuvo seis hijos: Carlos, Marco Antonio, Patricia, Souman, Vanesa y Johana. Los varones trabajan en sus grupos empresarios.
La fortuna de Slim supera los 74.000 millones de dólares y la tiene dividida en un sector comercial, otro industrial, otro de infraestructura y construcciones y el último en energía. Pero las inversiones de este católico maronita son tan impensadas como variadas.
Por ejemplo, tiene el 16% de las acciones del New York Times, es dueño del club de futbol Real Oviedo de la Liga Española, dueño de toda la telefonía de Austria, tiene parte del grupo español Prisa, que en la Argentina es dueño entre otras cosas, de Radio Continental.
Durante el gobierno de Cristina Fernández compró parte del paquete accionario de YPF.
Esta es la reunión clave en Méjico, más allá de la visita protocolar a López Obrador.
Mientras tanto, salvo Putin, hasta el momento Fernández recibió el saludo del primer ministro de los piratas, del loco Trump y del chino Xi Jingping, que también están interesados en la energía de nuestro país.
Aquel joven presentado ese día después de un puchero como futuro secretario de la Juventud Peronista, muestra como los destinos solo terminan cuando uno concluye su paso terrenal.
Marcelo Sánchez Sorondo falleció a los 99 años en el 2012, después de haber sido candidato a senador por la ciudad de Buenos Aires en el 73 y haber sido vencido por Fernando De la Rua.
Cierto día en Gaspar Campos fuimos testigos cuando Balbin cruzó la tapia de la historia y también cuando Perón lo despidió otro día acompañado de De la Rua y le dijo dos veces: Adios senador, y De la Rua contestó “Todavía no, General, todavía no”
De la Rua nunca entendió el gesto de agradecimiento de Perón a un Balbín que estando en condiciones de pedir segunda vuelta a Campora, nunca la pidió.
En realidad Sánchez Sorondo no era el mejor candidato para ganar la Capital, pero Perón lo sostuvo por el trabajo de ese hombre que en Azul y Blanco se animó a publicar la Operación Masacre de Rodolfo Walsh, donde se descubría, por los relatos de Livraga, los fusilados de León Suarez.
El presidente electo está en Méjico. Lo acompañan Felipe Solá, su vocero Juan Pablo Biondi y su pareja, la misionera Fabiola Yañez, desde el 10 de diciembre, primera dama.
A su llegada lo esperaron Ezequiel Sabor,el embajador argentino, y Maximiliano Reyes Zúñiga, el subsecretario para la América Latina y el Caribe de la Cancillería Mejicana. Y en la cabeza del presidente electo, la octava fortuna del mundo.
Buenos Aires, 1 de noviembre de 2019
La seguimos el lunes a las 6, por AM 650 Radio Belgrano.
Miguel Angel De Renzis

Se el primero en comentar en "FERNÁNDEZ, PEREZ Y LA OCTAVA FORTUNA"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*