MIENTRAS LA FED RECORTA TASAS DE INTERÉS – 3ER RECORTE DEL AÑO

Luego de la cancelación de la APEC: ¿cuál es el futuro del acuerdo comercial China-USA? La Fed confirmó otra baja de la tasa de interés

Después de que Chile decida suspender la cumbre APEC es decir el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífic, debido a las continuas protestas y la desestabilidad política del país, la decisión impactó fuertemente en las relaciones comerciales de China y Estados Unidos, quienes supuestamente debían firmar un acuerdo comercial el próximo 16/11 y 17/11 en la reunión en cuestión. ¿Qué futuro tiene ahora el acuerdo?, ya que según informó Sputnik la nueva sede será en Malasia pero en 2020. En tanto, desde USA y China aseguran que las intenciones de firmar siguen intactas. Si bien observó, aunque “moderado”, un aumento de la expansión económica y un robusto resultado del empleo, el banco central estadounidense resolvió reducir otros 25 puntos por el panorama mundial y “las presiones inflacionarias tenues”.

Mientras en Estados Unidos están expectantes ante una posible reducción de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal, la cual sería la cuarta consecutiva en lo que va del año de cara a proporcionar un seguro contra los riesgos globales, una de las patas más importantes de la condición económica, comercial y financiera de Estados Unidos en la actualidad, es decir la guerra comercial con China, quedó truncada debido a la suspensión de la cumbre de la APEC, donde ambos Xi Jinping y Donald Trump planearon firmar un acuerdo. Claro que esto lleva a la pegunta obvia: ¿qué pasará con la guerra comercial y con el supuesto acuerdo?

Recordemos en primer lugar que el pasado 11/10, después de idas y vueltas graves consecuencias en la economía global, una lucha de egos entre ambos países, representantes diplomáticos chinos y norteamericanos llegaron a un tregua oficial en cuanto a la guerra comercial en la que están hundidos desde 2018. Por su parte la Casa Blanca había prometido no llevar adelante un aumento de tarifas de US$ 250 millones en un 30% a productos chinos, y China habló de concesiones agrícolas a Estados Unidos. Claro que esto no era nada definitivo, ya que el acuerdo final iba a ser sellado en Chile.

Dicho sea de paso, Chile está envuelta en protestas y un escenario político más que desestabilizado desde hace por lo menos 12 días, la situación es tan límite que el presidente llevó adelante un cambio de gabinete y ni siquiera eso sirvió para satisfacer a los manifestantes e intentar frenar las protestas. Es así que como ya se informó, Chile no está dispuesto a realizar la cumbre en su territorio. Al igual que tampoco lo será la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que estaba planeada para diciembre.

Pero ahora volviendo a la relaciones entre China y Estados Unidos, mientras Xi está ocupado en la reunión del Comité del Partido Comunista, que durará hasta el jueves que viene, y Trump cada vez más presionado por los demócratas en cuanto a su juicio político por el Ucraniagate, por ahora no hay un futuro claro en cuanto al acuerdo comercial. Sin embargo, el porta voz de la Washington, Hogan Gidley, anunció que las intenciones de firmar un acuerdo siguen en pie. “Esperamos finalizar la Fase Uno del histórico acuerdo comercial con China dentro del mismo plazo, y cuando tengamos un anuncio, se lo haremos saber”, aseguró el funcionario a través de un correo electrónico.

Por su parte, desde China aseguran que las bases del acuerdo ya están sentadas teniendo en cuenta que representantes diplomáticos de ambos países trabajaron en las mismas desde que se confirmó un encuentro entre los mandatarios. “Las consultas técnicas sobre parte del texto se han completado básicamente”, explicó Geng Shuang, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, el pasado martes 29/10 antes de que se sepan las noticias en Chile.

De acuerdo a lo que pudieron confirmar desde la Secretaria de APEC, la cumbre será trasladada a Malasia, de cara a un encuentro en 2020,  y bien el foro aceptó la decisión de Chile de cancelar la cumbre, las nuevas fechas no son lo más conveniente para las dos potencias económicas mundiales, ya que retrasar el acuerdo podría tener consecuencias, más de las que ya tuvo la guerra comercial hasta ahora.

Por otro lado, desde Reuters aseguraron que no todo es tan perfecto como parece, ya que el texto final y los documentos necesarios para llegar a la tregua parcial todavía no están 100% listos. “Nuestro objetivo es firmarlo en Chile. Pero a veces los textos no están listos. Pero se están haciendo buenos progresos y esperamos firmar el acuerdo en Chile”, había dicho un funcionario norteamericano a la agencia de noticias internacional el 29/10. Esto por supuesto refleja también la sorpresa que significó para la Casa Blanca que Chile cancele la reunión. Así también lo habían asegurado Mike Pence y Donald Trump la semana pasada.

En tanto, los mercados, quiene se habían ilusionado frente a una tregua oficial y parcial, cayeron brevemente después de las noticias, por ejemplo el S&P 500. Los inversores, quienes buscan cualquier señal que les indique el final de la guerra comercial, y un período de estabilidad, volvieron a caer en la incertidumbre del futuro y de qué sucederá con el comercio nortemaericano. “Aumenta el riesgo de que nunca podamos ver una fase dos o una fase tres y, por lo tanto, la incertidumbre básicamente no desaparecerá”, dijo a Bloomberg Television, Torsten Slok, economista jefe del Deutsche Bank.

Al mismo tiempo, frente a los riesgos globales, la Reserva Federal norteamericana se reunió este miércoles para supuestamente confirmar un neuvo recorte de tasas de interés. Es así que el presidente de la institución, Jerome Powell, hará el anuncio durante las horas de la tarde. Recordemos que el primer recorte ocurrió a principios de agosto, algo que no ocurría en Estados Unidos desde la gran crisis financiera de 2008.

·        3ER RECORTE DEL AÑO – La Fed confirmó otra baja de la tasa de interés

Si bien observó, aunque “moderado”, un aumento de la expansión económica y un robusto resultado del empleo, el banco central estadounidense resolvió reducir otros 25 puntos por el panorama mundial y “las presiones inflacionarias tenues”.

La Reserva Federal de USA, la Fed recortó este miércoles y por 3ra vez en el año su tasa de interés de referencia. Tal como se preveía en el mercado, a FED redujo los tipo otros 25 puntos básicos, por lo que el costo del dinero se ubica en el rango del 1,5% y el 1,75%.

De esa forma, la modificación lleva los rendimientos de nuevo a niveles de marzo de 2018. La última poda de la Fed había ocurrido en septiembre último.  La reducción de las tasas había sido un insistente pedido del presidente Donald Trump con el fin de “refinanciar nuestra deuda”.

“A la luz de las implicaciones en los desarrollos mundiales para el panorama económico, así como las presiones inflacionarias tenues, el Comité decidió reducir el rango objetivo para la tasa de los fondos federales al 1,50% y el 1,75%”, rezó el comunicado al cierre de la reunión del Comité Federal de Mercados Abiertos de la Reserva Federal (FOMC, por sus siglas en inglés).

La decisión volvió a contar con la disidencia de algunos de los altos funcionarios con derecho a voto dentro del Comité encargado de dictar la política monetaria estadounidense. De los 10 miembros, la presidenta de la Fed de Kansas City, Esther George, y su homólogo en la Fed de Boston, Eric Rosengren, se opusieron a la rebaja de tipos de interés, como ya hicieron en ediciones anteriores.

No obstante, el FOMC eliminó de su mensaje su intención de “actuar según corresponda para mantener la expansión”, una expresión utilizada desde el pasado junio para adelantar ajustes en su política monetaria. En su lugar el Comité optó por “continuar monitoreando las implicaciones de la información entrante para el panorama económico mientras evalúa la ruta apropiada del rango objetivo para la tasa de los fondos federales”, lo que implica que el banco central da por terminado, de momento, sus rebajas de tipo.

El recorte de las tasas llega después de conocer como el PIB de USA creció en el tercer trimestre un 1,9% y la inflación subyacente del consumo personal (PCE, por sus siglas en inglés), el termómetro favorito de la Fed para medir los precios, avanzó a un 2,2% en su tasa interanual. Por su parte, la lectura de cabecera quedó en el 1,5%.

A ojos de la Fed “el mercado laboral se mantiene fuerte y la actividad económica ha aumentado a un ritmo moderado”, desde su última comitiva el pasado septiembre. Según los funcionarios, el aumento del empleo ha sido sólido en los últimos meses y la tasa de desocupación se ha mantenido baja.

Dicho esto, aunque el gasto de los hogares ha aumentado a un ritmo fuerte, las inversiones y las exportaciones fijas de las empresas siguen siendo débiles. Al mismo tiempo, la inflación general y la inflación para artículos que no sean alimentos y energía están por debajo del 2%.

Según las últimas proyecciones económicas de la Fed, publicadas el pasado 18/09, USA cerrará el año con un crecimiento que debería alcanzar el 2,2% y una tasa de paro del 3,7%. El PCE se mantendrán en el 1,5% y su lectura subyacente quedará en el 1,8%.

¡Todo muy complicado y encima China abriéndose a los mercados sudamericanos totalmente en su afán de hacerse de alimentos! ¡Ya se verá el futuro…!

 

Por Arq. José Marcelino García Rozado

Washington, 30 de octubre de 2019

Corresponsal para

 

 

Se el primero en comentar en "MIENTRAS LA FED RECORTA TASAS DE INTERÉS – 3ER RECORTE DEL AÑO"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*