¿NO SON LOS CHINOS QUIENES LO PRODUCEN? MIENTRAS IRÁN SE ENRIQUECE DE URANIO

Desesperado por mejorar su imagen, Trump se une a Xi contra el fentanilo. Arabia Saudita oficializó el acuerdo de paz en Yemen del sur, y abrió la ventana a uno más amplio

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ya no sabe como hacer para acelerar el proceso de aprobación del acuerdo comercial con China, así poder darle fin a la guerra que ya lleva 18 meses y a su vez un repunte a su imagen política interna que bastante dañada se encuentra. Es por eso que ahora recurrirá a la problemática de los opiáceos, el fentanilo, más específicamente. Por eso le pidió a su homólogo chino, Xi Jinping atacar el contrabando de fentanilo, quien al parecer aceptó. Pero, ¿no es China su principal productor y comerciante? Si bien el conflicto general de Yemen está lejos de ser resulto, o por lo menos eso se presiente desde los ataques hutíes hacia las refinerías saudí: Saudi Aramco, este martes 5/11 el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, hizo un anuncio oficial en cadena nacional explicando el nuevo acuerdo entre los separatistas del sur y el gobierno reconocido internacionalmente en Yemen. Por su parte, analistas políticos y mismo los enviados de las Naciones Unidas fantasean con que esto sea la ventana para una futura negociación del conflicto general. Sin embargo, en tanto, Irán dio un siguiente paso alejándose del acuerdo nuclear al inyectar gas en 1.044 centrifugadoras en su planta de enriquecimiento de combustible, una acción muy lejos de un acuerdo.

“Dejen de robar nuestra propiedad intelectual, dejen de forzar las transferencias de tecnología, dejen de piratear nuestras computadoras, dejen de arrojar a nuestros mercados y de que nuestras empresas cierren, dejen de otorgar grandes subsidios a las empresas estatales, dejen de importar fentanilo, dejen de la manipulación de la moneda “, dijo el asesor comercial de la Casa Blanca de Donald Trump el pasado mes de agosto, recalcando todas las acusaciones hacia China, incluido el comercio de fentanilo.

En medio de la guerra comercial entre China y Estados Unidos, como explicó el funcionario Navarro, la única preocupación no son los altos aranceles a las importaciones, y tampoco lo es el crecimiento chino como gran primer potencia económica mundial sacándole el primer puesto a Estados Unidos y destrozando el sueño de Donald Trump de “Make America Great Again”, el comercio de opiaceos, específicamente el fentanilo, también es una pata importante del problema.

Sobre todo por parte de Estados Unidos, teniendo en cuenta que de acuerdo a lo que informaron reiteradas veces los medios locales, el país está envuelto en una crisis de muertes masivas por consumo de esta droga sintética 50 veces más potente que la heroína, pero más fácil y más barata de producir porque es elaborada a partir de productos químicos en lugar de amapola, que requiere de cultivos extensos. De acuerdo a uno de los estudios publicados por Bloomberg, “casi la mitad de las más de 70,000 muertes por sobredosis en 2017 fueron por sobredosis de fentanilo”.

De acuerdo a lo que informó la Administración para el Control de Drogas de USA (DEA),”los márgenes de ganancia para el fentanilo y la metanfetamina están impulsando el tráfico de drogas por parte de los carteles”, explicó un informe elaborado en septiembre con respecto al traspaso de droga entre México y Estados Unidos. A su vez, la materia prima que llega a México proviene de China, y en Estados Unidos, la droga que antes se utilizaba para fines medicinales hoy se cobra la vida de miles por sobredosis.

En consecuencia, el presidente Trump y sus funcionarios, entre ellos Navarro, le pidieron a China que aborde la problemática desde China, hasta el propio Xi Jinping se comprometió a hacerlo durante la cumbre del G-20 en Buenos Aires en diciembre de 2018. Sin embargo nunca se vieron los resultados y Trump sigue exigiendo lo mismo por parte del continente asiático. Claro que en el medio ocurrió un endurecimiento de la guerra comercial.

Pero ahora, en tiempos donde la tregua entre ambas potencias está más fuerte que nunca, al igual que un posible acuerdo comercial que se vio truncado por la cancelación del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) en Chile, el presidente Trump volvió a hacerle el pedido a Xi para combatir el contrabando. Aunque teniendo en cuenta los antecedentes, no existen muchas probabilidades de que Beijing acepte, o lo ponga a prueba. Al mismo tiempo, el mandatario está más desesperado que nunca por firmar el documento de la salvación para él.

Es así que mientras ambas potencias continúan en contacto con respecto a una próxima reunión, el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross,asegura que el acuerdo podría alcanzarse en uno de varios lugares, incluidos Iowa, Alaska, Hawai y lugares en China. Mientras que desde el continente asiático aseguran que Perú podría ser un lugar probable para la firma, o mismo las ciudades capitales de ambos países, si es que realmente están seguros de llevar adelante la firma.

Y claro también esto sería un gran triunfo para Trump porque mataría dos pájaros de un tiro en cuanto a atacar la crisis del fentanilo así como la realización de un acuerdo comercial. Con el objetivo de hacer crecer su imagen política de los últimos meses, teniendo en cuenta que entre el impeachment, la traicionó al pueblo kurdo y la economía y sector financiero que atraviesan un momento de pura incertidumbre. Sobre todo cuando los hombres de Wall Street y los productores agricultores son los que más sienten los efectos de la guerra comercial, y que casualmente son donde mayor cantidad de fallecidos hay a causa de la droga sintética.

Por su parte los chinos niegan tener cualquier tipo de participación en la exportación de fentanilo. Así lo aseguró el vicecomisionado de la comisión de narcóticos de China, Liu Yuejin, el mes pasado en una cumbre sobre la situación del consumo y comercio de opiáceos en el país y en la comunidad internacional.

·       MIENTRAS IRÁN SE ENRIQUECE DE URANIO – Arabia Saudita oficializó el acuerdo de paz en Yemen del sur, y abrió la ventana a uno más amplio

Si bien el conflicto general de Yemen está lejos de ser resulto, o por lo menos eso se presiente desde los ataques hutíes hacia las refinerías saudí: Saudi Aramco, este martes 5/11 el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, hizo un anuncio oficial en cadena nacional explicando el nuevo acuerdo entre los separatistas del sur y el gobierno reconocido internacionalmente en Yemen. Por su parte, analistas políticos y mismo los enviados de las Naciones Unidas fantasean con que esto sea la ventana para una futura negociación del conflicto general. Sin embargo, en tanto, Irán dio un siguiente paso alejándose del acuerdo nuclear al inyectar gas en 1.044 centrifugadoras en su planta de enriquecimiento de combustible, una acción muy lejos de un acuerdo.

La firma del acuerdo que se esperaba para el martes 29/10 “como muy tarde”, ocurrió este martes 05/11 cuando en Riad (ciudad capital de Arabia Saudita) el príncipe heredero, Mohammed bin Salman, dijo las palabras mágicas y resolvió uno de los problemas que más impactó en la guerra de Yemén a principios de agosto cuando dos partes del mismo frente en lo que es el conflicto general contra los hutíes, apoyados por Irán, se enfrentaron en el sur del país.

Recordemos que los separatistas del sur tomaron el control de Adén, la capital que se convirtió en provisional cuando los hutíes tomaron el norte, y abrieron un nuevo frente de guerra, despertando temores de que el país podía terminar completamente fragmentado. Claro que esto fue un problema teniendo en cuenta que anteriormente, tanto gobierno oficial, como los ahora separatistas, formaban parte del mismo grupo.

El llamado “Pacto de Riad” establece que a partir de ahora habrá un gobierno de doble poder en el gobierno, donde se le de lugar a las autoridades oficiales y a los separatistas del sur. Mientras que las fuerzas armadas, tanto militares como de seguridad pertenecientes a las fuerzas separatistas, estarán controladas por el gobierno reconocido internacionalmente, y sus autoridades serán incluidas en los gabinetes de defensa y de seguridad interior.

A su vez se estableció que el primer ministro yemení, Ahmed ben Dagher, vuelva a la ciudad capital que abandonó a causa de la toma de poder y los disturbios, en los próximos días junto a un nuevo gabinete de 24 miembros abierto a todas las partes, por lo menos así lo explicó el embajador saudí en Yemen.

“Nuestro objetivo es apoyar al pueblo yemení y enfrentar la interferencia extranjera en sus asuntos internos”, dijo el príncipe saudí para luego aclarar que esto podría ser un puntapié para poner fin a la guerra en Yemen en general, solo que para eso los hutíes chiíes se tendrían que rendir, al igual que el gobierno de Irán, su prinicpal fuente de apoyo y proovedor de armas. Recordemos que en 2015, cuando comenzó la sangrienta guerra que dejó a millones de muertos y hambrientos, Riad ingresó al territorio para intentar eliminar a los hutiés y claro para evitar la expansión de Irán en el territorio. 

Además, tengamos en cuenta que el enfrentamiento entre ambas partes volvió a crecer durante el 2019 cuando se llevaron adelante reiterados ataques sobre buques petroleros y refinerías saudíes, por ejemplo el último golpe a mediados del mes de septiembre de dos drones sobre las dos centrales petroleras de Saudi Aramco. Luego de los ataques lo hutíes, quienes cuentan con el armamento necesario para llevar el ataque en cuestión, aseguraron que usaron aeronaves equipadas con un nuevo tipo de motor, adjudicandose el ataque. Esto por supuesto causó alzas históricas en el precio del crudo cuyo precio escaló hasta un 19,5%. 

Aunque esto no es todo, ya que mientras Arabia Saudita, quien está intentando mejorar su imagen frente a la comunidad internacional, habla de un posible acuerdo para finalizar con la guerra en Yemen, el presidente iraní, Hassan Rouhani, aseguró que ocurrirá una inyección de gas en 1.044 centrifugadoras en su planta de enriquecimiento de combustible de Fordow. Alejándose todavía más del acuerdo histórico del que Estados Unidos salió hace más de un año y al cuál la Unión Europea le está rogando que respete.

Es así que el Fondo de Irán, volverá a convertirse en un sitio atómico activo en lugar de una instalación de investigación según lo previsto por el histórico acuerdo de 2015. Aunque no lo haría solo ya que la compañía de energía nuclear rusa, Rosatom, también colaboraría con el régimen chií. Por su parte el departamento de la ONU encargado de controlar el accionar iraní, no hizo ningún tipo de comentarios sobre el anunció de Rouhani.

Por otro lado, es importante tener en cuenta que la guerra de Yemen fue y es un tema de conflicto en el escenario internacional, incluido el Congreso de Estados Unidos y su enfrentamiento con la administración Trump, ya que este último vetó reiteradas veces el proyecto de retirar la tropas norteamericanas del territorio, al igual que Alemania, quienes prohibieron la entrega de armas a las fuerzas de Arabia Saudita, ya que estaban contribuyendo a una de las peores crisis humanitarias de los últimos años.

 

Por Arq. José Marcelino García Rozado

Buenos Aires, 5 de noviembre de 2019

Corresponsales en Washington y Riad para

 

Se el primero en comentar en "¿NO SON LOS CHINOS QUIENES LO PRODUCEN? MIENTRAS IRÁN SE ENRIQUECE DE URANIO"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*