POLARIZACIÓN ECONÓMICA – CHINA CORRE CON VENTAJA

Sin EEUU, China busca sellar la alianza económica más poderosa del mundo. ¿Acuerdo en peligro?: la OMC dio luz verde a China para sancionar a USA en U$S 3 mil millones

La guerra económica entre los Estados Unidos y China es una constante lucha estratégica donde ambos países buscan la supremacía y el control de tratados internacionales que les permitan primar por sobre el otro. Esta vez, le tocó a China mover sus fichas y lo hizo en la cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN). Aprovechando la ausencia del presidente norteamericano Donald Trump, Beijing busca sellar un acuerdo comercial que aglutina a los países responsables de un tercio de la economía mundial. Otro obstáculo se presenta en la relación entre China y Estados Unidos. Después de que a causa de los disturbios en Chile, y la posterior cancelación de la cumbre APEC, es decir el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífic, donde se concretaría el supuesto acuerdo comercial entre ambas potencias, China dio a conocer que la Organización Mundial del Comercio le dio vía libre para importar nuevas sanciones sobre Estados Unidos, las cuáles pertenecen a un caso previo a la guerra arancelaria que comenzó en 2018.

Ante la ausencia del mandatario norteamericano Donald TrumpChina intenta sellar, tras más de siete años de negociaciones, un acuerdo que cambiaría el mapa económico mundial.

La alianza sería firmada por 16 países, los cuales representan el 32,2% del PIB mundial, un Producto Interno Bruto de 22,6 billones de dolares y engloba una población de 3.400 millones de personas (aproximadamente el 47% de la población mundial).

La iniciativa comenzó en el año 2012 y las negociaciones aún no han llegado a su fin. Miembros de la cumbre aseguran que será firmada a más tardar en el año 2020.

Uno de los obstáculos principales para la firma de este tratado, es el temor de India de que este acuerdo afecte a la manufactura local. El ministro filipino de comercio, Ramón López, le informó a la prensa que ”15 de las 16 naciones han mostrado su completa conformidad con el pacto” pero que todavía esperan ”a un país”, en referencia a la situación planteada desde Nueva Delhi. 

Además, en pos de poder culminar con las negociaciones y seguir adelante con la firma de la alianza comercial, China ha sugerido permitirle a India incorporarse en una etapa posterior de la denominada Asociación Económica Integral Regional (RCEP en inglés).

Respecto a la ausencia de Donald Trump, esta se debe al pleno proceso de juicio político que ha sido iniciado por la oposición en el congreso y la inminente elección que lo mantiene en plena campaña electoral.

En su lugar, decidió enviar una comitiva encabezada por su asesor de seguridad nacional Robert O’Brien y el secretario de comercio Wilbur Ross.

Esta decisión no fue bien recibida en ASEAN. Miembros de la cumbre declararon que ”la decisión de enviar a alguien sin la autoridad para tomar decisiones a una cumbre muestra cómo los Estados Unidos no ven la importancia de los países pertenecientes a ASEAN”.

·       CHINA CORRE CON VENTAJA – ¿Acuerdo en peligro?: la OMC dio luz verde a China para sancionar a USA en U$S 3 mil millones

Otro obstáculo se presenta en la relación entre China y Estados Unidos. Después de que a causa de los disturbios en Chile, y la posterior cancelación de la cumbre APEC, es decir el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífic, donde se concretaría el supuesto acuerdo comercial entre ambas potencias, China dio a conocer que la Organización Mundial del Comercio le dio vía libre para importar nuevas sanciones sobre Estados Unidos, las cuáles pertenecen a un caso previo a la guerra arancelaria que comenzó en 2018.

Este viernes 01/11 llegó una noticia que podría aumentar la tensión entre China y Estados Unidos, a pesar de que actualmente ambos esperan en un tiempo de tregua por la firma de un acuerdo oficial. Es así que la Organización Mundial de Comercio (OMC), con su sede principal en Ginebra (Suiza), publicó un docuemento que permite a China imponer sanciones comerciales a Estados Unidos por la cantidad de  US$ 3.6 mil millones. Claro que China por el momento no dio a entender ningún movimiento, pero sí es una nueva herramienta bajo la manga del gobierno chino en caso de que necesite castigar en un futuro a la Casa Blanca.

Recordemos que previo al inicio de la guerra comercial que ya lleva 18 meses en el escenario internacional, el gobierno de Donald Trump ya era un gran enemigo de la OMC, y mientras amenazaba con irse, China decidió pedir permiso a la institución para sancionar a los norteamericanos a causa de sancionar impuestos “antidumping” a China. Es decir que los sancionaban porque supuestamente vendían un producto por debajo de su precio normal, o incluso por debajo de su coste de producción.

“El punto de discusión fue la metodología que usa Estados Unidos para calcular los aranceles antidumping y, en particular, cómo Washington usa el controvertido método de “reducción a cero”, explicaron desde Bloomerg para resumir la polémica teniendo en cuenta que esta causa se remonta al año 2013, apenas los primeros aires de Xi y sin Trump en el mapa.

Ese pedido recién tuvo su aprobación este viernes, aunque llegó en un momento donde las relaciones entre ambos países están en su mejor etapa del último año y medio. A esto también su suma la guerra de Estados Unidos con la OMC. “Durante años, las administraciones estadounidenses de ambas partes advirtieron a los funcionarios de la OMC que decisiones como estas hacen que sea imposible para los estadounidenses confiar en el proceso de solución de controversias”, explicó a Bloomberg, Stephen Vaughn, quien durante el 2019 fue la mano derecha del Representante Comercial de los Estados Unidos, Robert Lighthizer.

Reiteradas veces desde la OMC afirmaron que los aranceles norteamericanos violan las reglas impuestas por la institución, así como también varias veces se instó al abandono del enfrentamiento. Desde la administración Trump es tanto el desacuerdo con la organización que cuando el próximo diciembre expiren los cargos de los jueces representantes del país en la OMC, bloqueará nuevos nombramientos y comenzará su salida de la institución con la que tanto amenazó. Pero más allá de eso, ahora la bola está del lado chino de la cancha.

Después de que Chile decida suspender la cumbre APEC es decir el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífic, debido a las continuas protestas y la desestabilidad política del país, la decisión impactó fuertemente en las relaciones comerciales de China y Estados Unidos porque algo que fue tan esperado y que al parecer iba viento en popa ahora está truncado y no solo por las decisiones chilenas. Vuelve a correr peligro.

Hasta ahora, ambas partes aseguran que las negociaciones están camino a concretarse. “Esperamos finalizar la Fase Uno del histórico acuerdo comercial con China dentro del mismo plazo, y cuando tengamos un anuncio, se lo haremos saber”, dijo el portavoz de Washington, Hogan Gidley. Desde China también aseguran que el texto está casi completo. Claro que falta lo más importante, la firma de ambos, pero China ahora corre con ventaja.

Lo peor de todo es que la OMC es una creación pura y exclusivamente de Estados Unidos, el principal defensor del libre comercio y trasgresor de las barreras comerciales desde un principio, sobre todo durante la segunda mitad del siglo XX cuando se posicionó como la potencia económica y militar que es hoy. Solo que las ideas de Trump llegaron para cambiar en 4 años muchas de las cosas que Estados Unidos construyó a la largo de su historia, como su éxito y avance en conflictos en Medio Oriente, donde el mandatario decidió también dar marcha atrás.

Aunque esto no es lo más preocupante, sino que China, quien se mostró a veces hasta más comprometido con la llegada a un acuerdo comercial, ahora tiene un gran poder sobre Estados Unidos, así como también en su momento fueron las tierras raras que tiene China y Washington busca para producir tecnología. Pero además también es la venganza de la OMC, que fue defenestrada por el gobierno Trump.

¡En el mundo multipolar de hoy, el futuro de Argentina y el Mercosur es una alianza estratégica con América del Sur y todas y/o cualquiera de las 6 potencias: China, EEUU, Rusia, Japón, Alemania (UE), e India!

Por Arq. José Marcelino García Rozado

Buenos Aires, 3 de noviembre de 2019

 

Se el primero en comentar en "POLARIZACIÓN ECONÓMICA – CHINA CORRE CON VENTAJA"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*