AL IGUAL QUE TRUMP CAMPAÑA SUCIA Y TAMBIEN POPULISMO LATINOAMERICANO

Se ensucia la cancha electoral: acusan a Johnson de esconder informe sobre el rol de Rusia en el Brexit. En Latinoamérica Correa necesita un guiño de Alberto F. contra Lenín Moreno

Mientras las campañas presidenciales de ambos candidatos, Boris Johnson, el primer ministro, y el gran opositor y líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, ya comenzaron de cara a las elecciones navideñas del próximo diciembre que coronarán a un nuevo Primer Ministro, las dudas con respecto a las votaciones del Brexit en 2016 continúan vigentes. Después de 3 años del referéndum, se dio a conocer un informe con supuestas evidencias de la injerencia rusa en las elecciones, el cual Johnson eligió ocultar hasta las elecciones. Mientras se ensucia la cancha electoral, los laboristas tienen como estrategia comparar a Johnson con Trump, son muy parecidos. A su vez en Latinoamérica ¿Rafael Correa hubiese preferido entrevistar a Alberto Fernández o a Cristina Fernández de Kirchner? Es una pregunta que se hacen muchos en el periodista que observa el curso de los acontecimientos. Alberto Fernández se encuentra más cerca de Manuel López Obrador que de Nicolás Maduro, afirman algunos aunque es cierto que también estuvo con Evo Morales en Bolivia. Pero también tiene pendiente una visita a USA, comenzando por la petrolera Texas. Antes deberá concluir su visita a México, un país que ingresará a una recesión que la Argentina padece pero con inflación hace tiempo.

Después de idas y vueltas, votaciones eternas, cierres del Parlamento y acusaciones por parte de ambos lados del pasillo, el Reino Unido se dirige a unas nuevas elecciones generales con fecha del 12/12. Y como era de esperar, el escenario electoral y político ya se está embarrando, sobre todo por el Partido Laborita y su candidato, Jeremy Corbyn, cuyo principal objetivo es remover a Johnson y evitar el Brexit, o al menos llamar otro referéndum. Y no empezaron con nada liviano, teniendo en cuenta que tampoco tienen mucho tiempo y que Johnson será apoyado por el líder del Partido Brexit, Nigel Farage.

Es así que este martes 05/11 los legisladores opositores dieron a conocer un informe titulado: “Rusia”, el cual supuestamente indica como el país ex soviético y acusado de entrometerse en las elecciones norteamericanas de 2016, tuvo injerencia en la votación del Brexit el mismo año. Este rumor ya había sido noticia reiteradas veces, pero ahora apareció un informe que al parecer pone en evidencia al partido conservador. Es por eso que el Primer Ministro, Boris Johnson ahora es acusado de querer esconderlo, teniendo en cuenta que sería inoportuno para su campaña electoral.

Antes de seguir recordemos que la votación por el Brexit fue más que escandalosa, al igual que la elección de Trump, teniendo en cuenta que a ambos procesos democráticos se los relacionó con la empresa Cambridge Analytica y Facebook, quienes fueron acusados de haber robado información de los usuarios de la red social para poder dirigir una campaña directa a través de una acumulación ilegal de datos de los usuarios. Pero al parecer ahora hay más cosas que las conectan, además de que ambos resultados fueron la muestra de los nacionalismos en el mundo.

Si bien algunos medios aseguran que el informe en cuestión no da pruebas exactas sobre la participación del Kremlin, como lo aseguró Buzzfeed News días atrás, sí es un movimiento inteligente por parte de los laboristas, quien no solo intentan de esta forma sino que cada vez que pueden comparan al Primer Ministro con el presidente Donald Trump, una de las figuras internacionales más odiadas por los votantes laboristas y mismo por la comunidad birtánica. Tan así que el escándalo llevó al mandatario británico a negarse a la publicación, lo cual despertó más que una duda.

El informe en cuestión fue complicado por el Comité Parlamentario de Inteligencia y Seguridad e incluye evidencia de los servicios de inteligencia del Reino Unido. Y según explican desde la BBC, el informe está en manos de las autoridades ejecutivas desde principios de octubre, aunque Johnson dijo no publicarlo antes de las elecciones generales siguientes. Al igual que ocurrió con el informe de Robert Mueller en Estados Unidos, el cual decidieron publicar en partes pero no por temor a injerir en algún proceso electoral, sino para evitar la caída de Donald Trump.

De acuerdo a lo que explica Gordon Corera, el corresponsal de seguridad de la BBC, “el informe puede ir desde piratería informática a través de la actividad de las redes sociales hasta influencia encubierta a través de individuos”, asegura sin tener claro cuanta evidencia existe en el documento, o si existe una directamente.

Por otro lado, las razones del mandatario para esconder el informe hasta las elecciones, no solo pasan por el hecho de evitar errores y contrapartidas en la campaña, sino que también, este martes era la última posibilidad de presentarlo al Parlamento actual, teniendo en cuenta que una vez que comience oficialmente el tiempo de campaña, el Parlamento se disolverá hasta pasados los comicios. Eso significa que en caso de triunfar Johnson, un parlamento de mayoría conservadora.

Si bien la posible injerencia rusa en el Brexit no es algo nuevo, ya que durante el gobierno de Theresa May (2017) también se habló de lo mismo y ella negó completamente las acusaciones, lo que interesa en esta ocasión es el hecho de que Johnson decidió esconder un documento sea cual sea su contenido, cuando el mismo, durante sus tiempos de secretario de Relaciones Exteriores también había negado la injerencia del Kremlin. Aunque de acuerdo a lo que explicó The Guardian en su investigación sobre el informe, el documento iría más allá de la intervención rusa, ya que habla de las declaraciones de Christopher Steel, el ex espía británico experto en las relaciones Trump-Kremlin.

  • POPULISMO LATINOAMERICANO  – Correa necesita un guiño de Alberto F. contra Lenín Moreno

¿Rafael Correa hubiese preferido entrevistar a Alberto Fernández o a Cristina Fernández de Kirchner? Es una pregunta que se hacen muchos en el periodista que observa el curso de los acontecimientos. Alberto Fernández se encuentra más cerca de Manuel López Obrador que de Nicolás Maduro, afirman algunos aunque es cierto que también estuvo con Evo Morales en Bolivia. Pero también tiene pendiente una visita a USA, comenzando por la petrolera Texas. Antes deberá concluir su visita a México, un país que ingresará a una recesión que la Argentina padece pero con inflación hace tiempo.

Días atrás Rafael Correa fue entrevistado por la periodista mexicana Carmen Aristegui en CNN.

Ahora, Correa entrevistó a Alberto Fernández para su programa en el multimedios ruso RT (Russia Today).

Correa ha entrevistado semanas atrás a Nicolás Maduro, en Caracas, y si bien reside en Bélgica, mantiene su programa periodístico que le permite circular por la región mientras organiza su próxima candidatura presidencial.

Correa fue presidente de Ecuador, impulsó como su heredero a Lenín Moreno, quien rompió totalmente con Correa, y desde entonces éste promete ganarle en las urnas a Moreno.

En ese contexto, para Correa es un ejemplo a seguir lo que ha sucedido en la Argentina con Alberto Fernández / Cristina Fernández de Kirchner.

El chileno Marco Antonio Enríquez-Ominami Gumucio, inspirador del llamado Grupo de Puebla, es quien negoció la entrevista entre Alberto Fernández y Rafael Correa.

Cabe deslizar que el rol de Ominami es cuestionado por algunos diplomáticos peronistas que entienden que Fernández tendría que tener un enfoque más amplio. De hecho, finalmente, ha desistido de la salida abrupta del Grupo de Lima, tal como se le atribuye había propuesto Ominami.

Correa en Ecuador, Hugo Chávez Frías en Venezuela, Evo Morales en Bolivia, Luiz Inácio Lula da Silva en Brasil y los Kirchner en la Argentina fue la ‘era dorada’ del populismo de centroizquierda en Sudamérica.

Morales sigue en el poder pero con creciente oposición, Lula da Silva está preso y busca su excarcelación, Chávez Frías murió pero continúa Nicolás Maduro en medio de una enorme torpeza en la gestión de la economía, y Fernández / Fernández se prepara para reasumir en la Argentina: así concluye 2019 en Sudamérica.

Correa busca llevar agua para su molino, que no es exactamente el de Maduro ni el de Evo pero que es un capítulo del populismo mal llamado ‘progresista’ (nunca se ha definido con propiedad semejante idea).

Para Alberto Fernández, para no tener que vincularse con Maduro, México es una oportunidad de exhibir una 3ra. posición entre USA y Venezuela, la gran grieta regional.

El problema de Fernández consiste en que México, junto a Alemania, Italia y Reino Unido, son los países que más cerca se encuentran de una recesión de su economía.

Esto condiciona muchísimo la gestión de Andrés Manuel López Obrado y lo ubica muy dependiente de su vecino geográfico, USA.

López Obrador luce condicionado por Donald Trump y es muy limitada su capacidad de acción. Sin embargo, Alberto Fernández prefiere ese vínculo antes que ir a Caracas o a La Habana, y esto resulta, dentro de todo, una señal positiva. Es una escala intermedia antes de visitar USA.

En este escenario irrumpe Correa, necesitado de cuestionar a Lenín Moreno pero su discurso contra el ‘neoliberalismo’ no le sirve ni a Alberto Fernández ni a AMLO.

De todos modos, la fotografía es muy útil en una política de imágenes.

¡Quedo clara la postura de AMLO y AF… NO al bloque regional antiliberal! Y mientras ¿Qué hacemos en medio del disloque de la Gran Bretaña y el Brexit?

Buenos Aires, 5 de noviembre de 2019

Se el primero en comentar en "AL IGUAL QUE TRUMP CAMPAÑA SUCIA Y TAMBIEN POPULISMO LATINOAMERICANO"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*