CAMPO VIVA EL NEOLIBERALISMO – SR-ROSARIO

En medio de la tensión con Argentina, Bolsonaro autorizó la compra de trigo sin aranceles por fuera del Mercosur. Sociedad Rural de Rosario cruzó a Alberto F. por rumores pero la ley de semillas podría calmar las aguas

La medida tomada por el gobierno brasileño afecta a la Argentina, que es el principal vendedor del cereal a dicho mercado. El cupo anunciado es de 750 mil toneladas, y beneficiaría a Estados Unidos, Rusia y Canadá. La SRdeRosario criticó al Presidente electo por supuestas noticias de esta última semana donde comenzaron a circular rumores de suba de retenciones y desdoblamiento cambiario, que llegaron a los productores agropecuarios, quienes incluso planean organizarse para salir a las rutas (?). La Sociedad Rural de Rosario lanzó un duro comunicado. ¿Porqué no le piden explicaciones al Canciller Faurie y al Presidente Macri por lo de Brasil?

 

En un escenario de fuertes cruces entre el presidente electo del país, Alberto Fernández, y el presidente Jair Bolsonaro, ayer Brasil anunció oficialmente la apertura de un cupo libre de aranceles por fuera del Mercosur para la compra de trigo en la nueva campaña 2019/20.

Hasta el momento las compras extrabloque tenían un arancel del 10%, lo que brindaba a la Argentina una ventaja competitiva significativa, al tratarse del principal vendedor de trigo que tiene Brasil.

La medida fue aprobada por los integrantes del Comité Ejecutivo de Gestión de la Cámara de Comercio Exterior (Gecex / Camex), en base a la propuesta realizada por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento de Brasil.

Según lo informado por el ministerio de Agricultura de Brasil, el cupo es de 750.000 toneladas por año, lo que representaría el 6% del total de las compras del cereal que realiza el mencionado país.

Los países que podrán acceder a la cuota, según indica el comunicado oficial brasileño, son todos los que no tengan actualmente un acuerdo comercial que establezca un libre comercio del producto.

  • Importaciones

En 2018, Brasil aumentó sus importaciones de trigo casi un 17%, totalizando 7.040.000 toneladas, de las cuales Argentina abasteció con el 84,4% de la demanda, significando 5.940.000 toneladas, y transformándose una vez más en el principal abastecedor del mercado brasilero.

La Argentina produjo en la campaña 2018/19 un volumen de 21 millones de toneladas de trigo, con un mercado interno que demandó unas 6 millones de toneladas, y el saldo exportable se ubica en torno a 15 millones de toneladas.

Según datos privados, hasta septiembre pasado nuestro país exportó más de 10 millones de toneladas del mencionado saldo, y todo indicaría que se podría colocar un remanente hasta el momento en que empiece a ingresar el cereal de la nueva cosecha, cuya producción la Bolsa de Cereales de Buenos Aires la proyectó en 18.800.000 toneladas.

Recién llegado de China, en su último viaje oficial, el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Miguel Etchevehere el mismo que cuestiona al gobierno entrante de Argentina, aseguró que “no es una buena noticia el anuncio de Brasil, lo que nos obliga a ser más eficientes”, y agregó: “Debemos tener buena relación con nuestros socios comerciales, como sucedió en la gestión del presidente Mauricio Macri, donde tenemos estadísticas que son contundentes que avalan que ha sido importante la presencia de Argentina en el mercado internacional, de la mano de una inserción inteligente”.

·        Y CRITICÓ A MACRI POR “IMPUESTOS AGOBIANTES” – Sociedad Rural de Rosario cruzó a Alberto F. por rumores pero la ley de semillas podría calmar las aguas

En la última semana comenzaron a circular rumores de suba de retenciones y desdoblamiento cambiario, que llegaron a los productores agropecuarios, quienes incluso planean organizarse para salir a las rutas. La Sociedad Rural de Rosario lanzó un duro comunicado.

Luego de los cambios que realizó la Casa Rosada, actualmente los productores pagan al Estado una tasa de cuatro pesos por dólar en concepto de retenciones. Sin embargo, este monto fijo varió en términos porcentuales tras la disparada del tipo de cambio en la Argentina.

Luego de la victoria de Alberto Fernández y Cristina Fernández en las generales de octubre, cobraron fuerza los rumores sobre desdoblamiento cambiario y aumento en el impuesto a las exportaciones.

Por tal motivo, la Sociedad Rural de Rosario lanzó un duro comunicado, que se suma a declaraciones de productores y otras organizaciones del país a la prensa:

El Comunicado de la Sociedad Rural de Rosario:

“Ante la inminente asunción de nuevas autoridades en el gobierno nacional, la Sociedad Rural de Rosario observa con preocupación versiones que circulan en los medios sobre medidas económicas a adoptarse y que considera inapropiadas en estos momentos de recesión, inflación descontrolada y crisis social.

Una de ellas consiste en aumentar la presión impositiva sobre el agro, con un incremento en los derechos de exportación sobre la soja la que actualmente ronda el 25 % y el trigo y el maíz estipulados en el 6% cada uno de ellos.

Esta práctica ha sido aplicada por sucesivos gobiernos, con una mayor incidencia en el período que va desde los años 2003 al 2015. La consecuencia ha sido la concentración de la producción de la soja por ser este el cultivo de más bajo costo de implantación.

Ha quedado demostrado que en la medida que se disminuye la presión impositiva aumenta la producción del sector y por ende genera mayor ingreso de divisas. Si se analizan las producciones de las campañas 2014-15, 102 millones de toneladas comparadas con las últimas 4 se verá un fuerte incremento, ya que ascendieron a 127 millones en el período 2018/19.

En la actualidad, los márgenes de la producción son pequeños debido también a la baja internacional de los precios de los granos y también a la carga impositiva que es mayor que la de cualquier otra actividad ya que incluyen impuesto a las ganancias a nivel nacional, impuesto inmobiliario a nivel provincial, tasa por hectárea a nivel comunal, así como ingresos brutos en insumos, el IVA del 10.5% sobre las ventas contra un 21% sobre las compras. En resumen una carga total que se aproxima al 70%. A esto debe agregarse inexistencia de créditos, incremento en los precios de insumos, aumentos de costos de mano de obra y en los gastos de comercialización y en algunos casos el pago del arrendamiento.

La otra medida plantea un dólar diferencial más bajo lo que implicaría un equivalente en pesos menor para el productor transformándose en un impuesto encubierto. El mayor dinamizador inmediato de la economía es la producción que aporta el campo. Incrementar impuestos afectará al comercio de insumos, servicios, fletes, maquinarias, puestos de trabajo, elementos movilizados por la actividad productiva. Por todo lo expresado es que la Sociedad Rural de Rosario solicita a las próximas autoridades que tomen conciencia de los momentos que vive la actividad y establezcan la existencia de reglas claras y previsibles para incrementar la producción, sostener la inversión y procurar mayor ingreso de divisas”.

A su vez, la SRS realizó un informe en el que, si bien celebra el acercamiento que tuvo Mauricio Macri hacia el sector, lo criticó por su “asfixiante” política tributaria. En una recorrida de opiniones de empresarios, por caso, Sebastián Gavaldá, de Globaltecnos, disparó: “En el debe aparecen los temas que tienen que ver con la economía, la no quita definitiva de retenciones y una presión impositiva agobiante, cepo al dólar, altas tasas de interés, inflación, etcétera, que quitan rentabilidad y frenan inversiones por falta de perspectivas de estabilidad a futuro. En el tema legislativo aparece la no aprobación de la ley de semillas.

Guillermo Villagra, de Openagro, también hizo lo propio contra el mandatario saliente: “Poco acceso al crédito, tasas muy altas, altísima carga impositiva. Quizá este punto es el más negativo de todos. La carga impositiva es realmente insostenible para el productor, sobre todo para el pequeño. También quedó pendiente (hasta ahora) una nueva ley de semillas. Por último, la alta incidencia del precio del combustible en la estructura de costos”.

Horacio Busanello, consultor, se mostró molesto porque tamaña carga tributaria no se tradujo en una mejora de calidad de vida de la sociedad: “El sector soportó una gran carga tributaria, pero esos ingresos no se tradujeron en una reducción de la pobreza y la marginación así como sus problemas asociados de salud, educación y alimentación. Está claro que no se trata de aumentar más la presión impositiva, sino de priorizar el gasto y administrarlo mejor”.

A su vez, queda una puerta que el gobierno entrante puede abrir para iniciar la gestión con cierta calma: la ley de semillas.

¡De Brasil ni hablan, siendo el comportamiento de este gobierno neoliberal brasileño quien levantó los aranceles para que le compren granos desde cualquier país violando el Tratado del Mercosur, claro pero de eso no se quejan porque va contra sus socios en el Gobierno saliente!

¿La recuperación Argentina exigirá que “TODOS” pongan buena cantidad de esfuerzo y dinero aquellos más beneficiados durante estos últimos 4 años, campo (grandes productores y sojeras), bancos y energéticas que se la llevaron toda para afuera y no reinvirtieron un solo peso en el país!

 

Por  Gregorio Reynoso

Buenos Aires, 7 de noviembre de 2019

 

Se el primero en comentar en "CAMPO VIVA EL NEOLIBERALISMO – SR-ROSARIO"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*