A XI SE LE ACABA LA PACIENCIA ¿Y NO LE DA MAS TIEMPO A TRUMP?

¿Es tiempo de la intervención china en Hong Kong?: aunque USA podría quitarle el status comercial

Después de 5 meses de protestas y de silencio de China, quienes muy pocas veces se refirieron directamente a la posibilidad de accionar militarmente sobre uno de sus territorios a cargo, el líder de la potencia asiática, Xi Jinping dijo que la prioridad actual es detener la violencia en Hong Kong, cuando la situación tocó su punto en límite y ya se cobró el tercer muerto de las manifesatciones. En tanto, Estados Unidos apura el proceso sobre el proyecto de ley en protección de los manifestantes. Todo esto en medio de la guerra comercial y hasta una posible intervención china.

El golpeado por las balas, el hombre quemado en las protestas y ahora un ciudadano de 70 años muerto por lesiones en la cabeza durante las protestas, fueron la gota que rebalsó el vaso en la crisis de Hong Kong. Tanto que hasta provocó las palabras del mandatario chino, Xi Jinping, quien en el marco de la cumbre de BRICS en Brasilia, se refirió a Hong Kong y a como los manifestantes “pisotearon el estado de derecho”. Esto desembocó en los rumores de una posible intervención militar. La Oficina de Enlace de Beijing en Hong Kong dijo que la ciudad está “cayendo en el abismo del terrorismo”, y pidió una represión más severa para poner fin a los disturbios por “todos los medios necesarios.

Allí es donde entra la pregunta: ¿cuánto falta para que China ingrese al territorio hongkonés con los tanques? Algunos dicen que el cuidado de su reputación internacional todavía no puede ser dañada y el caso de ingresar a Hong Kong podría ser un suicidio sobre todo frente a Taiwán de cara a las elecciones de enero de 2020. Aunque algunos otros aseguran que la situación no da para más  y recomiendan una intervención inmediata. Este rumor creció durante las últimas horas junto a un posible toque de queda el próximo fin de semana.

El rumor se inició en las redes sociales del Global Times, el diario oficial del Partido Comunista, quienes a las 3 de la mañana publicaron un posible toque de queda para el próximo fin de semana. Sin embargo el tweet fue eliminado tan solo una hora después, esto mismo siguió a una explicación del editor del periódico, Hu Xijin: Mi conclusión es que la información no es suficiente para respaldar estas noticias exclusivas”, dijo el peiodista al referirse al porqué de la publicación de algo que no era verosímil.

Las protestas que ya llevan 5 meses de duración, pueden estar llegando a su fin, y si bien es una difícil decisión para el líder del régimen chino, teniendo en cuenta que se juega mucho más que solo su reputación internacional, también recursos económicos, aliados y hasta posiblemente el estado comercial de la ciudad de Hong Kong, las consecuencias de las protestas ya fueron enormes. Con 3 personas muertas y cientos de heridos, toma de aeropuertos, de Congreso y gran capacidad de resistencia y de pasión por la libertad, las manifestaciones en Hong Kong tocaron su punto límite.

A todo esto se suma la posición y accionar de Estados Unidos, que reiteradas veces se mostró como gran aliado de los manifestantes y por supuesto un enemigo de China, no solo en lo comercial, sino que también en la ideología política y la tecnología. Es tan así que desde el Congreso norteamericano, más concretamente el Senado, avanza cada vez más rápido en cuanto al proyecto de ley que apoya los ideales democráticos de quienes protestan.

La legislación en cuestión tiene como objetivo que el estatus de especialidad comercial de Hong Kong sea sometido a revisión por lo menos una vez por año, y quien está a la cabeza del proyecto en el recinto es nada más y nada menos que Marco Rubio, uno de los mayores aliados republicanos del presidente Trump. Y lo más interesante de todo es que es una iniciativa bi partidaria, tanto demócratas como republicanos buscan el mismo objetivo, algo un tanto difícil de ver en la política norteamericana estos días, sobre todo teniendo en cuenta las actuales audiencias por el juicio político a Donald Trump.

Al mismo tiempo, desde la Comisión de Revisión Económica y de Seguridad del Congreso estadounidense pidieron que los controles a las exportaciones a las empresas chinas, también ocurran en Hong Kong, sacandole completamente el estatus comercial especial con el que contaba. Esto no solo es una presión política para China, sino que también radica en la guerra comercial entre ambas potencias que no tiene fecha de expiración.

“El estado de Hong Kong como un territorio aduanero separado, distinto de China continental, está bajo presión”, dijeron las autoridades en un informe la comisión que se encarga especialmente de estudiar las relaciones comerciales entre China y Estados Unidos. Aunque esto no es todo, ya que el plato fuerte de las recomendaciones al Congreso llegaron con la siguiente frase: “promulgar una legislación que establezca que todas las disposiciones y el estado especial de Hong Kong incluidos en la Ley de Política de Estados Unidos y Hong Kong de 1992 se suspenderán en caso de que el gobierno de China despliegue el Ejército de Liberación Popular o las fuerzas de la policía armada popular para participar en una intervención armada en Hong Kong “, aseguran desde la comisión.

Esto último significarían una gran tensión en los lazos entre China y Estados Unidos y posiblemente el fracaso de las conversaciones de acuerdo comercial, y no solo eso, sino que también que los aranceles tan elevados que impuso Trump no solo afecten en el espacio continental sino que también en las islas pertenecientes al país. Pero no todo está perdido porque esta decisión tendía que ser aprobada por Trump, que hasta donde sabemos, no se preocupa lo suficiente por los derechos humanos y actualmente su objetivo es no hacer enojar a China para lograr su acuerdo y hacer crecer su imagen política de cara a las elecciones 2020.

¡Temen que pase lo de Chile, Ecuador, Bolivia… y otros movimientos sociales. En la China de Xi Jinping no hay posibilidades, ni siquiera por miedo a la reacción de Donald Trump a quien ya tienen muy bien catalogado!

¡¡Ladra pero no muerde!!

 

Por Arq. José Marcelino García Rozado

Buenos Aires, 14 de noviembre de 2019

 

Se el primero en comentar en "A XI SE LE ACABA LA PACIENCIA ¿Y NO LE DA MAS TIEMPO A TRUMP?"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*