MÁS POTENCIAS QUE EMERGENTES SALVO BRASIL CON PROBLEMAS

Comenzó la cumbre BRICS en Brasil: Bolsonaro venera a China y hablan de un acuerdo comercial

A pesar de todas las condiciones negativas que atormentan la presidencia del mandatario brasileño, Jair Bolsonaro, el mismo está llevando adelante su primer cumbre con líderes internacionales en el territorio. Es así que este miércoles 13/11 llegaron a Brasilia muchos de los grandes líderes mundiales, entre ellos Vladimir Putin, Xi Jinping y el mandatario indio, Narendra Modi. Todo en el marco de la reunión del conjunto comercial BRICS y mientras China y Brasil afianzan lazos, uno para marcar su presencia en latinoamérica y otro para intentar salvar su economía.

Este miércoles 13/11 se dio por inagurada otra cumbre del bloque comercial integrado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica (BRICS), que había estado en crisis y al borde de la ruptura tras confirmarse una reunión durante el G20 entre Vladimir Putin, Xi Jinping y Narendra Modi, donde Bolsonaro no había sido invitado. Claro que esto ocurre en medio de las crecientes tensiones propias de la guerra comercial entre China y Estados Unidos, que si bien parece estar cerca de una resolución y un acuerdo parcial, el encuentro de mandatarios se demora cada vez más.

Teniendo en cuenta además las condiciones que atraviesa el gobierno de Jair Bolsonaro que aparte de estar amenazado por la liberación del ex presidente Lula da Silva, también lo está por la situación económica del país la cuál al parecer no tiene ánimos de crecer al ritmo que él esperaba. Es así que como ya hizo anteriormente el gobierno de extrema derecha decidió hacer negocios con China. “Estamos conversando con el gobierno chino sobre la posibilidad de crear un free trade area, al mismo tiempo que buscamos ingresar en la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE)”, dijo el ministro de economía brasileño, Paulo Guedes.

Recordemos que desde comienzos de su presidencia, Bolsonaro y su equipo intentan entrar a la organización mencionada por el funcionario, algo que en su momento le había prometido Donald Trump pero que al parecer todavía no cumplió. Claro que en su momento Estados Unidos también tenía exigencias y requisitos, entre estos se encontraba el que Brasil debería salir de la etiqueta de “países en desarrollo” que son diferenciados en la Organización Mundial de Comercio. Aunque la economía de Bolsonaro todavía no se lo permite.

Estoy muy honrado de recibir al presidente Xi Jinping, continuando las conversaciones que mantuvimos, hace pocos días, en China”, explicó el mandatario Bolsonaro al parecer dejando de lado y olvidando que le habla a un país comunista, a los cuales él siempre repudió y también de algun forma traicionando a su aliado norteamericano, teniendo en cuenta la guerra comercial que afecta fuertemente a todas las economías globales. Pero claro ahora necesita de China.

Por otro lado, hay que tener en cuenta la importancia que esto significa para China, teniendo en cuenta que es otra forma de ingresar al territorio latinoamericano que anteriormente era solo de Estados Unidos. “Queremos promover una relación de confianza mutua, una relación para el desarrollo común, junto con toda Latinoamérica y el Caribe”, dijo Xi Jinping, el líder del régimen chino antes de que comience la cumbre. Por supuesto, estas declaraciones no van a ser del agrado de Trump que bastantes complicaciones internas y externas ya tiene, entre ellas las audiencias públicas que se están llevando adelante estos días de cara a su juicio político.

En tanto, unos días antes de la reunión, el pasado 29/10, la agencia de noticias norteamericana, Bloomberg, aseguró que los BRICS son más reuniones geopolíticas que de bloques económicos, y si bien los dos conceptos se relacionan fuertemente, no son lo mismo. El argumento principal que presentan es que si bien estas potencias en camino de desarrollo: Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, lo fueron en 2001 cuando se creo la organización, hoy ya son potencias globales, como podrían ser China e India: ambas tienen la posibilidad de desatar un escándalo mundial cuando gusten, de hecho China ya lo está haciendo. Y ni hablar de Rusia que cuyo crecimiento en las distintas regiones, incluida su incursión en Siria es uno  de los mayores problemas de Donald Trump.

Por otro lado, de acuerdo a los datos que aporta Bloomberg, Estados Unidos y la Unión Europea, “representan una parte cada vez menor de la producción económica mundial, teniendo en cuenta la paridad del poder adquisitivo”, explica. Es así que los que eran en desarrollo hace 10 años ya superaron hasta a las consideradas potencias globales consolidadas, solo basta con ver a Trump intentando evitar el crecimiento chino con sanciones que no lo llevan a ningún puerto positivo.

 

Por Dr. Gregorio Reynoso

Buenos Aires, 13 de noviembre de 2019

 

Se el primero en comentar en "MÁS POTENCIAS QUE EMERGENTES SALVO BRASIL CON PROBLEMAS"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*