PRIMERA AUDIENCIA PÚBLICA DE IMPEACHMENT

Aparece un segundo llamado que refleja la presión de Trump sobre Ucrania y destruye sus defensas

Como ya informamos previamente, este miércoles 13/11 comenzaron las audiencias públicas, y televisadas, en cuanto al posible juicio político del presidente Donald Trump. El turno de testificar fue de un alto funcionario del Departamento de Estado, George Kent, y el principal diplomático estadounidense en Ucrania, William B. Taylor. Ambos no solamente expresaron sus dudas en cuanto a la administración Trump, sino que hablaron de la existencia de una segunda llamada clave, solo que esta vez entre Gordon Sondland, el embajador de Estados Unidos en Europa y el mismo presidente Trump. Según Taylor, uno de los miembros de su personal escucho a Trump preguntarle a Sondland sobre “las investigaciones”. Además aseguró haber escuchado a Sondland decir que lo único que le importa al mandatar io son las investigaciones contra Biden.

Washington arde, así como el gobierno de Donald Trump, que está al borde de estallar. Nada es positivo para el presidente de Estados Unidos ya que este miércoles 13/11 comenzaron las audiencias públicas y televisadas en cuanto a  la investigación de impeachment al presidente Donald Trump, a quien los demócratas de la Cámara de Representantes, acusan de haber presionado a Ucrania para que investigue a sus rivales políticos. Si bien ya se habían dado a conocer las transcripciones de las declaraciones a puertas cerradas, los dichos de hoy por William Taylor, actualmente encargado de negocios en Ucrania, y George Kent, subsecretario adjunto de Asuntos Europeos y Euroasiáticos, hicieron explotar la Casa Blanca.

“Después de la llamada con el presidente Trump, el miembro de mi personal le preguntó al embajador Sondland qué pensaba el presidente Trump sobre Ucrania. El embajador Sondland respondió que el presidente Trump se preocupa más por las investigaciones de Joe Biden, que Giuliani estaba presionando “, explicó Tayolor en su declaración donde aportó nueva información al caso: nada más y nada menos que la existencia de otra llamada clave y que pone en evidencia los planes del presidente y su abogado Rudy Giuliani. 

Según lo que explicó el diplomático, tan solo un día después de la famosa llamada entre el mandatario Trump y su homólogo ucraniano, Volodymyr Zelenski, la denunciada por el “soplón” o “whistleblower” como le llaman los medios norteamericanos, en la cuál el presidente le pedía un “favor” a cambio de otro al mandatario en Ucrania, existió otra. Esta misma fue entre Gordon Sondland, quien la semana pasada cambió su declaración y aseguró que Trump había pedido favores a Ucrania, y el mismo presidente de Estados Unidos.

De acuerdo a lo que explicó Taylor, en la llamada Trump preguntaba a Sondland sobre las investigaciones y “el embajador Sondland le dijo al presidente Trump que los ucranianos estaban listos para avanzar “, aseguró el diplomático. Esto claramente derrumba las defensas del presidente y su equipo en cuanto a su relación con Sondland, ya que decían no conocerlo y haberse relacionado con él solo una vez. Claro que el exacto papel de Trump y su abogado Giuliani en la trama todavía está inconcluso. 

Mientras todo esto ocurría en el Capitolio este miércoles, a tan solo unas cuadras, en la Casa Blanca, Trump dice haberse negado a ver la transmisión de las audiencias, aunque es algo un poco difícil de creer. Sin embargo, la realidad es que Trump no contaba con el tiempo suficiente ya que estaba abogado en recibir a su otro homólogo, Erdogan, el presidente turco que visitó Washington para hablar, entre otras cosas de la situación en Siria y le ataque de Turquía al pueblo kurdo abandonado por Estados Unidos. 

“No he sido informado, no. No hay nada ahí. Veo que están usando abogados que son abogados de televisión. Sacaron a algunos chicos de la televisión. No me sorprende verlo porque Schiff no puede hacer sus propias preguntas”, dijo Trump con respecto a las audiencias para luego explicar que estaba demasiado ocupado para mirar un “engaño” de semejantes características.

Ahora volviendo a las audiencias públicas, el objetivo de estas fue y será puramente de campaña política de cara a las elecciones 2020 ya que lo único que puede producir es que un descreimiento cada vez mayor en el presidente Donald Trump y su administración, por más que los partidarios republicanos salgan a la defensiva, las pruebas están y existen. Por más que las audiencias en un futuro no concluyan en una real destitución, sí son una gran estrategia de hacer campaña ya que las preguntas tienen como objetivo reflejar si el manejo del presidente de Ucrania puso en peligro no solo la vida de los soldados ucranianos, sino también la seguridad nacional del país. Algo con lo que no juegan ni demócratas ni republicanos.

¿Se acerca el final?

 

Por Arq. José Marcelino García Rozado

Washington, 13 de noviembre de 2019

 

Se el primero en comentar en "PRIMERA AUDIENCIA PÚBLICA DE IMPEACHMENT"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*