AUMENTA LA TENSIÓN EN BOLIVIA

Añez empeñada en seguir con las reformas: más presupuesto para las FF.AA y llamar a elecciones por decreto

Jeanine Añez, la actual y autoproclamada presidenta de Bolivia, está empeñada en convertir un país que hace más de 14 años que está gobernado por la izquierda, en un país conservador. Algo prácticamente imposible a no ser de que se lleve adelante a la fuerza, como lo está haciendo actualmente la mandataria. Es así que mientras los legisladores del Movimiento al Socialismo (MAS) se atrincheran en el recinto para poder llamar a una Asamblea Legislativa, Añez habla de llamar a elecciones por decreto y de asignar mayores recursos económicos a las Fuerzas Armadas. En tanto, desde México, el ex presidente Evo Morales dice que quien tendría que ser la presidenta legítima es Mónica Eva Copa, del partido mayoritario y de Evo, quien fue elegida líder del Senado la semana anterior.

Ese martes 19/11, mientras todavía no se habla concretamente de llamar a elecciones presidenciales oficiales y a través de una Asamblea Legislativa previa, la autoproclamada presidente de Bolivia, Jeanine Añez, autorizó por decreto, por supuesto, la asignación de mayores recursos económicos a las Fuerzas Armadas, teniendo en cuenta que la situación en las calles sigue siendo alarmante y las protestas suceden a diario. “Las FFAA tienen por misión fundamental defender y conservar la independencia, seguridad y estabilidad del Estado”, dice el decreto publicado en la Gaceta Oficial del Estado boliviano. 

Esta es una más de las formas y esfuerzos en las cuales Añez pretende convertir un país que estuvo gobernado durante 14 años por una fuerza política de izquierda, en un país conservador y que pone la atención en situaciones que no tienen que ver con la desigualdad social o los derechos de los pueblos originarios. Claro que todo esto en el marco de un gobierno que no fue elegido a través de un proceso democrático de comicios y por supuesto la figura de una presidenta que no representa a ninguna parte de la sociedad y tampoco a la propia oposición.

En tanto, las protestas y la violencia continúan y ya hay 26 muertos en todo el país. A su vez las partes que apoyan a Evo Morales y piden por su regreso al país amenazan con el corte de las carreteras y en consecuencia un posible racionamiento de comida y de bienes principales que pondría a Bolivia en una situación límite, mucho más allá de lo que ya ocurre. Claro que al mismo tiempo, Añez no parece ser consciente de lo que sucede ya que habla de llamar a elecciones por decreto, una medida todavía más anti democrática que su propia autoproclamación.

“Si vemos que hay dificultades para poder convocar a las elecciones, una de las sugerencias que va a hacer el Ministerio de la Presidencia a la señora presidente Jeanine Áñez es que de manera inmediata convoquemos a elecciones a través de algún otro instrumento legal”, dijeron el pasado lunes 18/11 desde el gobierno de Añez. Así lo aseguraron desde la  Agencia Boliviana de Información. Por su parte la presidenta lo único que repite es que “muy pronto habrá noticias de las elecciones”, ya que supuestamente el fin principal de su gobierno es “recuperar la credibilidad democrática”.

Por su parte desde México, donde el ex presidente está disfrutando de asilo político, Evo Morales asegura que estaría preparado para volver a Bolivia solamente para ser parte del restablecimiento del orden, no para presentarse en elecciones. Así también asegura que quien tendría que se presidenta en lugar de Añez es, Mónica Eva Copa, del partido Movimiento Al Socialismo (MAS) de Morales, quien fue elegida líder por el Senado la semana pasada, y quien la Constitución indica que tendría que ser mandataria en caso de ausentarse el presidente y vice presidente.

Mientras la situación se inclina cada vez más a la existencia de un doble gobierno, tal como existe en Venezuela con Nicolás Maduro y Juan Guaidó, el MAS continúa intentando lograr una Asamblea Legislativa que trate la renuncia de Evo Morales, teniendo en cuenta que son  mayoría en las Cámaras y podrán rechazar esa renuncia fácilmente, el principal problema es que quienes se tienen que presentar para que haya quórum y sesionar no lo hacen desde la renuncia de Evo. “No hemos violado la Constitución, lo que hacemos es establecer las cámaras como corresponde. El reglamento es claro y señala que la mayoría tiene la presidencia”, dijo Copa, la líder del Senado.

Al mismo tiempo, y a la vez que tanto las Naciones Unidas como Bruselas y la Organización de los Estados Americanos (OEA) están involucrados en intentar recomponer la situación boliviana, claro que desde afuera y con los intereses particulares de cada uno, la ex presidenta chilena y alta comisionada de los Derechos Humanos por parte de la ONU, Michelle Bachelet decide “desplazar” una misión de las Naciones Unidas a Bolivia, teniendo en cuenta que el número de muertos va en ascenso. Sobre todo luego del fin de semana cuando murieron 9 cocaleros en Sacaba, Cochabamba, la región principal donde se encuentran los seguidores de Evo y las mayores plantaciones de coca. La misión tendrá como objetivo poder contar con información certera sobre que es lo que sucede en Bolivia.

Por Arq. José Marcelino García Rozado

Se el primero en comentar en "AUMENTA LA TENSIÓN EN BOLIVIA"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*