GRAVÍSIMA DENUNCIA – DESCHAVE DE ESPIAS

Denuncian que “Macri supo una semana antes del golpe de Estado en Bolivia”

Alejandra Dandan, columnista de El Cohete a la Luna, del periodista Horacio Verbitsky, denunció que “Macri lo supo una semana antes”, respecto al golpe de Estado en Bolivia que derrocó a Evo Morales Ayma, actualmente exiliado en México.

El golpe de Estado contra Evo Morales en Bolivia continúa generando repercusiones en la Argentina frente a una reacción muy extraña de la Casa Rosada, percibida en la opinión pública demasiada alineada con la Casa Blanca de los Estados Unidos.

Lo militares liderados por Luis Fernando Camacho, un personaje que ni siquiera tiene partido político y no participó de las elecciones presidenciales, le dieron el poder a la senadora Jeanine Áñez y tras los enfrentamientos se contabilizan al menos 9 muertos, aunque Morales denunciaba que se trata de 24.

La situación en La Paz y otras zonas urbanas es muy delicada y se pide que intervenga la OEA para que convoque de inmediato a elecciones y surja un presidente electo por el pueblo. Mientras tanto, el secretario general del organismo, Luis Almagro, se encuentra en la mira por su falta de madurez política para reorganizar a la oposición y tender un puente con el oficialismo.

Pero puertas adentro de la Argentina, El Cohete a la Luna tiró una bomba: “Macri lo supo una semana antes. El 4 de noviembre Luis Fernando Camacho pidió asilo al consul argentino en Santa Cruz si fracasaba”, disparó la columnista Alejandra Dandan el 16/11/2019.

Parte de su columna:

“El gobierno argentino supo con seis días de anticipación que se preparaba el golpe en Bolivia. Luis Fernando Camacho convocó a una reunión a los representantes diplomáticos de los consulados de Santa Cruz de la Sierra. La reunión que originalmente iba a hacerse el viernes 1° de noviembre pasó al lunes 4. Ese día se reunió con los representantes locales de la Argentina y de España. Pidió asilo al consulado argentino ante un eventual fracaso de lo que llamaba insubordinación civil. Asilo que el consulado no podía brindar porque la atribución le correspondía a la embajada en La Paz. Pero en ese contexto, les dijo que 48 horas mas tarde las Fuerzas Armadas iban a entrar en la casa de gobierno.

La información quedó volcada en un cable que el consulado argentino envió a la Cancillería. Y de acuerdo a información de primera mano obtenida por El Cohete A La Luna, los dos cónsules buscaron disuadir al fanático empresario de lo que consideraban una locura. Bajo esa perspectiva quienes intervinieron del encuentro creyeron haberlo convencido.

Las Fuerzas Armadas de Bolivia estaban encabezadas hasta el domingo pasado por el general Williams Kaliman, cercano al Presidente. Hasta último momento Kaliman no se pronunció sobre la situación cada vez más grave del país. Primero emitió un comunicado. Después se mantuvo en silencio hasta que, al final, sugirió la renuncia del Presidente. El director ejecutivo del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica, Alfredo Serrano, que siguió de cerca los acontecimientos en Bolivia, explicó en estos días que es muy probable que al interior de las FFAA hubiera división, y todavía la haya.

Pese a las presiones ejercidas primero por Camacho para la sublevación con movilizaciones de miles de personas en las calles, “las Fuerzas Armadas tuvieron varias horas de desconcierto, no se aprovecharon del vacío institucional y en ningún momento asumieron el control de las riendas del país. Esto no les exime de responsabilidad porque se fueron acoplando al tsunami golpista”, dijo. “A partir de ahora veremos qué ocurre porque la partida aún no está cerrada. Hasta el momento, la autoproclamada Presidenta ha cambiado al comandante de las Fuerzas Armadas, lo cual quiere decir que no se fía del anterior ni de su ascendencia sobre otros mandos intermedios”. El viernes a la noche, la partida parecía comenzar a perderse. Bajo el mandato de Áñez, los militares asesinaron a cinco manifestantes en Cochabamba. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos difundía en su sito oficiales los videos que se viralizaron de la represión con los muertos y decenas de heri dos. Y describía un «uso desproporcionado de la fuerza policial y militar”.

La reunión

Una revisión de los acontecimientos que ocurrieron entre el 1° y el 5 de noviembre permite entender qué discutió Camacho  ante el Consulado. Ese 1° de noviembre, ya exigía vía Twitter la renuncia de Morales. Poco después lo emplazaba a tomar una decisión con plazos perentorios. Tiene 48 de plazo, decía. Y luego, sólo le quedan 24 horas. Finalmente el día 5 de noviembre anunció a qué se refería con esa línea de tiempo: dijo que tenía escrita una carta de renuncia de Evo Morales. Y que él mismo se encaminaba a llevarla al Palacio del Quemado.

Pero, ¿eso iba a anunciar? ¿Una carta? ¿O ese plazo hablaba del golpe?

Los cónsules se reunieron el 4 de noviembre. Hubo un café. Por la Argentina estuvo Roberto Dupuy y por España Agustín Uña Rodríguez. Dupuy es radical. Cree en los procesos democráticos. Y tal vez sirva decir que en la página web del Consulado se lo ve dando clases en escuelas con proyecciones del Simón Bolivar de Zamba.

Dupuy avisó a la Cancillería que iba a hacerse esa reunión. Y también le avisó a su jefe político, el embajador argentino en La Paz Normado Alvarez García, otro radical, amigo de Gerardo Morales, hermano de Julio Rolando Alvarez García, «Pampero», estudiante de derecho en Tucumán, y militante de la JUP, desaparecido en agosto de 1976. La idea del encuentro provocó ciertas tensiones entre embajada y consulado. Pero según lo que pudo reconstruir El Cohete en una semana caliente, los diplomáticos de Santa Cruz de la Sierra sabían que las Fuerzas Armadas comenzaban a tener fisuras. Que Camacho encabezaba movilizaciones de un millón y medio de personas. Y que tenía información de primera mano que ellos necesitaban conocer para reportar a sus gobiernos.

Algo de esa reunión trascendió esta semana. Algunas versiones señalaron que la Argentina ofreció un salvoconducto a Camacho como protección si fracasaba el intento de golpe, pero eso no es cierto. De acuerdo a los datos de El Cohete, fue al revés. La reunión se hizo a instancias de Camacho. Y el cónsul argentino no dio apoyo sino que intentó disuadir.

La agenda tocó por lo menos dos temas:

  1. Asilo. Camacho pidió asilo al consulado si fracasaba en el avance contra el gobierno. Como se dijo, el consulado volcó el pedido en uno de los varios cables que emitió. Y le dijo que el asilo sólo lo podía otorgar la embajada, que no estaba en Santa Cruz sino en La Paz.
  2. Fuerzas Armadas. Supieron que se preparaban para intervenir militarmente 48 horas más tarde. Es decir, el 6 de noviembre. Ese primer intento de golpe es aparentemente lo que, si esa versión es como dicen, ellos lograron demorar. Y que terminó con un golpe de otras características, y la renuncia de Evo.”

(Aclaración se publica recién hoy 20/11/2019 después de ser chequeada la info)

 

Por Dr. Gregorio Reynoso

Buenos Aires, 17 de noviembre de 2019

 

Se el primero en comentar en "GRAVÍSIMA DENUNCIA – DESCHAVE DE ESPIAS"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*