LO QUE VIENE POR LA GIGANTESCA CRISIS

Retenciones y más retenciones: Petroleras y mineras se suman a la alerta del campo

“La gran intriga del campo es dónde van a anclar las retenciones”. Pero no es sólo la intriga del campo. Este fin de semana, Alberto Fernández sumó la preocupación al sector petrolero y minero. Más allá de la contradicción: por un lado, el plan sería exportar más, y por otro, hablan de aumentar retenciones al sector… “Las dos cosas al mismo tiempo van a ser difíciles de conseguir”, advierten los petroleros. ¡Extorsión… ¿o presión?!

“La gran intriga del campo es dónde van a anclar las retenciones” en la administración de Alberto Fernández, expresó el presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Carlos Achetoni, luego de manifestar “cierta preocupación” por una posible suba de las mismas y de aclarar que están dispuestos a apoyar al próximo Gobierno para “combatir el hambre”.

El presidente electo anticipó que “en la Argentina que viene” todos los que tienen producción a su cargo van a realizar “un esfuerzo”. Pero apuntó también, en una entrevista con ‘Página/12’, al sector del petróleo y el minero.

Antes había argumentado la elección de esos sectores al señalar: “Mis socios más importantes en el gobierno van a ser los que exporten. Porque los que exportan son los que traen divisas“. Y agregó: “Me encantaría no cobrar retenciones, pero le hubieran dicho a Macri, que me va a dejar 5 o 6 puntos de déficit fiscal. Díganme cómo quieren que tenga déficit cero sin mejorar mis ingresos. Una parte lo voy a mejorar haciendo crecer la economía, pero en un primer momento van a tener que hacer un aporte todos“.

En ese sentido, es que el sector petrolero también se puso en alerta: si bien todavía no han trascendido detalles, se quejan de que “por un lado nos dicen que el plan será exportar más y que Vaca Muerta es clave. Pero por otro ya hablan de aumentar retenciones al sector. Las dos cosas al mismo tiempo van a ser difíciles de conseguir“.

De esa manera, resaltan el peligro de afectar las exportaciones que el propio Alberto dice que quiere impulsar.

El congelamiento de precios de Mauricio Macri en agosto y luego las restricciones cambiarias alejaron inversiones y pusieron en peligro el nivel de producción de los próximos años, y en ese sentido es que los referentes económicos del Frente de Todos estarían trabajando, en efecto, en un plan para impulsar el desarrollo de Vaca Muerta, incentivos que quedarían en parte contrarrestados si aumenta la presión sobre las exportaciones.

Y según Fernández, la clave para estabilizar el dólar es impulsar al sector exportador. Una visión opuesta a la posibilidad de gravar con más peso al sector.

Cabe destacar que los tres sectores mencionados por Fernández pagaban retenciones a las exportaciones desde 2002, con la sanción de la ley de emergencia económica. El sector agropecuario sufrió sucesivos aumentos durante los gobiernos kirchneristas, hasta el fuerte conflicto de 2008. También al sector de hidrocarburos se le fueron aplicando distintas alícuotas como una manera de regular el precio local del barril de crudo y su impacto en los precios de los combustibles.

Apenas asumió el gobierno, Mauricio Macri cumplió su promesa de campaña y eliminó el gravamen a las exportaciones de hidrocarburos, de la minería y de maíz, trigo y girasol, y redujo las de la soja de 35% a 30%. En este último cultivo había prometido bajar 5 puntos por año hasta llegar a 15% a fin de este año, pero en este caso incumplió su compromiso ante la necesidad de garantizar la recaudación fiscal.

En septiembre del año pasado, para garantizar las metas acordadas con el FMI para el otorgamiento del préstamo vigente por US$57.000 millones, el entonces ministro Nicolás Dujovne dispuso aplicar una alícuota de $4 por dólar exportado a los tres sectores, situación que se mantiene hasta hoy.

En diciembre de 2018, el sector petrolero estimaba que el cobro de retenciones permitiría recaudar unos US$100 millones en 2019, pero a su vez, que demoraría el ingreso de inversiones por unos US$1000 millones, según publicó el sitio ‘EconoJournal’.

Un estudio de la Cámara de Empresarios Mineros (CAEM) calculó que el costo fiscal por la eliminación de las retenciones al inicio de la actual administración fue de US$128 millones.

¡En medio de la gigantesca crisis económicosocial, y en medio del hambre de una porción de casi un tercio de la población discutir el “aporte de los que más ganan y han ganado en estos 4 años es hipócrita y poco solidario”, como mínimo y sobre ellos debe caer el mayor esfuerzo, como lo hiciera en la crisis del 2001/2002, o ya se olvidaron de lo que tuvieron que aportar y lo hicieron en aquella oportunidad instigados por el que era el Cardenal Primado de Argentina hoy Papa Francisco!

¡No tengo ninguna duda que el camino para empezar a salir de esta gigantesca crisis que vamos a heredar los argentinos es que los sectores más favorecidos en estos 4 años sean quienes más aporten: Bancos, Mineras, Petroleras y el Campo (no los pequeños y medianos productores o aquellos de zonas desfavorecidas) o sea los pooles de siembra y los grandes ganaderos y cerealeros!

 

Por Dr. Guillermo Rodríguez

Buenos Aires, 20 de noviembre de 2019

 

Se el primero en comentar en "LO QUE VIENE POR LA GIGANTESCA CRISIS"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*