PANORAMA DE LA DOCENCIA ARGENTINA

Este Boletín está dedicado a la evolución de la graduación de los docentes en nuestro país, prestando también atención a la demanda potencial de más cargos docentes en el futuro, teniendo en cuenta las nuevas leyes que fueron extendiendo en los últimos años el carácter obligatorio de la escuela en nuestro país. Los salarios forman parte de los factores que motivan la elección de la profesión docente, o a la permanencia en la carrera y en la profesión, en el presente informe la Licenciada Gisela Lima considera la situación actual del salario docente en Argentina. Según el último informe salarial publicado por el Minis- terio de Educación, en el mes de junio de 2020, el salario mensual promedio ponderado de un maestro de grado con 10 años de antigüedad, en escuelas de jornada simple era de $39.552, pero con muy grandes diferencias entre las provincias, ya que, por ejemplo, en Santiago del Estero esa categoría docente percibió salarios por debajo de los $30.000; en tanto en Chubut, San Luis y Río Negro, los salarios superaron los $50.000. La Licenciada Lima destaca que sólo cinco provincias otorgaron incrementos salariales por encima de la inflación en el período mencionado. Los datos expuestos en este informe mues- tran que el salario docente correspondiente a nuestro país se encuen- tra entre los más bajos. Los salarios argentinos representan menos de la mitad del promedio salarial de los países miembros OCDE. Destaquemos que los cuatro países latinoamericanos informados por la OCDE muestran salarios anuales superiores a los argentinos: Colombia, Chile, Costa Rica y México
El Licenciado Francisco Boero presenta en este Boletín su nota sobre “La evolución de la graduación docente y la demanda potencial de docentes” en nuestro país. Este estudio se basa en el análisis de la evolución de la matrícula y cantidad de graduados en la carrera de Formación Docente del nivel Superior No Universitario (SNU), y la evolución de la población en edad escolar obligatoria determinada por las leyes vigentes en los años contemplados. Los cambios en la legisla- ción, que extendieron la obligatoriedad de la escolaridad, generaron aumentos en la demanda potencial de docentes necesarios para la educación formal de nuestros alumnos, ya que en el año 1993 la cantidad de habitantes en edad escolar obligatoria era aproximada- mente de 6,0 millones, en 1996 la misma pasó a ser de 7,4 millones, y en el año 2019 dicha cifra fue de alrededor de 10,8 millones de jóvenes, es decir, que entre 1996 y 2019 tuvo un aumento en torno al 46 por ciento, mientras entre 1993 y 2019 este incremento llega a 80,4 por ciento. El licenciado Boero destaca el hecho que durante el período 1996-2019 la matrícula total de la carrera de Formación Docente ha experimentado un crecimiento que ha sido superior al de esta demanda potencial de más docentes. Pero no ocurrió lo mismo con la graduación de nuevos docentes, ya que en 1996 se graduaron unos 549 docentes por cada 100 mil jóvenes en edad escolar obligato- ria, sin embargo esta cifra disminuyó un 2,6 por ciento hacia el año 2019. Desde ya que este disminución sería distinto si la comparación se hiciera entre los años 1993 y 2019, ya que la caída de dicho indica- dor hubiese sido mayor, debido al gran incremento de la población en edad escolar obligatoria que se produjo a partir de los cambios en las legislaciones mencionadas anteriormente y que la cantidad de graduados docentes no ha crecido en la misma magnitud. Si realmen- te la educación debe ocupar un lugar central en nuestra agenda social es evidente que habrá que promover la graduación de más docentes, asegurando una adecuada preparación, pero esto exige entender que si no mejoran los salarios no será fácil lograr este meritorio objetivo
Doctor Alieto Aldo Guadagni

Se el primero en comentar en "PANORAMA DE LA DOCENCIA ARGENTINA"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*