Efemérides

PACTO DE SAN JOSÉ DE FLORES

Después del triunfo en la batalla de Cepeda el general Justo José de Urquiza marchó hacia la ciudad de Buenos Aires estableciendo su Cuartel General en San José de Flores; inmediatamente envió al general Tomas Guido a entrevistarse con las autoridades porteñas.  

Leer mas

EL CORONEL VILLEGAS CAPTURA A PINCÉN

El 6 de noviembre, el coronel Conrado Villegas, dirigía un nuevo ataque a las tolderías de Pincén sobre el frente Trenque Lauquen-Yapenque-Licanchu y Luan Lauquen.  Así, en rápidas batidas, fue destruyendo las huestes pampas, hasta que el 11 de noviembre de 1878, el cacique fue tomado prisionero por el mayor Solís, sin lucha ni brillo.  El astuto cacique, terror de esta zona, había caído, por fin, en manos de su tenaz perseguidor y su captura apresuraría la entrega de los capitanejos que eran sus aliados.


MARÍA REMEDIOS DEL VALLE ROSAS

Porteña de nacimiento, era afroargentina del tronco colonial, pues en informes sobre sus servicios militares se expresa que era “parda” (1).  Acompañando a su esposo, a un hijo propio y a otro adoptivo, marchó el 6 de julio de 1810 con el Ejército Auxiliar, al abrir la campaña sobre las provincias interiores.  Se halló en todos los hechos de armas en que se encontró aquel Ejército, habiendo marchado en la división del comandante Bernardo de Anzoátegui, con la cual llegó hasta la villa de Potosí en diciembre de 1810.  Se encontró en el desastre del Desaguadero, el 20 de junio e 1811 y en el retroceso que siguió a esta derrota, María Remedios del Valle Rosas marchó primera con la mencionada división de Anzoátegui y siguió después desde Potosí, a las órdenes del teniente coronel Bolaños hasta llegar a Jujuy.


DANIEL MACKINLAY

Como puerta de entrada al continente la ciudad de Buenos Aires fue durante el siglo XIX, un hito en la ruta de muchos viajeros ingleses. Fue también el destino final de otros tantos que, al tomar el camino de América con intención de establecerse, eligieron estas playas para cuna de sus hijos.


ANDRÉS TEJEDA

Nació en San Miguel – actual departamento de Las Heras, provincia de Mendoza- el 9 de noviembre de 1786, siendo hijo de Solano Tejeda y María Josefa Sosa. De condición modesta, contaba con cierta instrucción, de apariencia insignificante, parco en el hablar, pero de poco ingenio común, estaba dotado de raro talento inclinado hacia la mecánica. Tenía un molino para la elaboración de harinas de trigo y maíz que movía mediante el agua del canal Jarillal


JACOBO PEUSER

Nació en Camberg (Alemania), el 28 de noviembre de 1843, hijo de Damián Peuser y Elizabeth Schmidt. Llegó al país cuando contaba 12 años de edad, y se instaló con su familia en Paraná donde cursó las primeras letras. De 1860 a 1864, trabajó en Rosario de Santa Fe en una casa dedicada al ramo de librería y papelería perteneciente a Eudoro Carrasco.


PAULINO RODRÍGUEZ MARQUINA

Nació en la villa de Allariz, Orense (España), el 16 de setiembre de 1859, siendo sus padres Camilo Rodríguez de Arias y Rita Marquina Macarena. Cursó sus estudios primarios en su pueblo natal, y a los diez años en un certamen escolar obtuvo una medalla de oro.


PEDRO REGALADO RODRÍGUEZ

Nació en Buenos Aires en 1818. Fueron sus padres, Pedro Rodríguez y Laureana Aguiar, y cuando apenas contaba 15 años, se alistó en la famosa expedición al Río Colorado, el 15 de marzo de 1833, bajo las órdenes directas del general Juan Manuel de Rosas, actuando como oficial auxiliar de la Comisaría de Guerra del Ejército; soportando las penurias que aquélla comportó, no obstante sus pocos años, al par de los soldados veteranos. Por aquella campaña obtuvo una medalla de plata.


JOSÉ HERNÁNDEZ

No efectuó estudios regulares ni universitarios, pero gracias a sus brillantes dotes naturales, llegó a ser soldado, periodista, poeta, legislador, taquígrafo, y sabiendo desempeñar cada una de estas tareas con destacada capacidad.  Por una enfermedad pulmonar, Hernández se vio con frecuencia obligado a interrumpir sus tareas escolares.  Sin embargo, su primer maestro, Pedro Sánchez, advirtió que el niño poseía dotes espirituales excepcionales y que era de generosos sentimientos, franco, decidido, inteligente y asombraba, sobre todo, por su prodigiosa memoria.  


JUAN FRANCISCO DÍAZ

Nació en Algeciras, provincia de Andalucía, España.  Antes de cumplir su año de nacimiento sus padres lo condujeron a Cartagena de Indias, donde siguió la carrera de piloto, en el ejercicio de la cual vino al Río de la Plata, donde lo halló la primera invasión británica.  Fueron sus padres Juan Díaz y María Dolores Núñez.


NEMESIO TREJO

Nació en el pueblo de San Martín (Prov. de Buenos Aires), el 20 de febrero de 1862. Hijo de Manuel Trejo y de Eustaquia Calderón. Muerto su padre en 1873, cuando sólo contaba once años, fue a trabajar a una imprenta donde aprendió el oficio de tipógrafo. Desde muy joven fue un lector perseverante que le proporcionó una cultura vasta.


FRANCISCO ESTEBAN MESTIVIER

Nació en Blois (Francia), el 11 de noviembre de 1780 y fue bautizado como Etienne Joseph François. De muy joven se desempeñó en el ejército de su patria. Ingresó a nuestro país, el 30 de setiembre de 1827, previa estada en la Banda Oriental, ya que no pudo hacerlo directamente a causa de la guerra con el Brasil.


FRANCESCO PIETROBELLI

Nació en Verona (Italia), el 11 de noviembre de 1858. Cursó estudios superiores al ciclo primario, apasionándole la geografía y la geología. Alcanzó a hablar seis idiomas extranjeros. Muy joven emigró a Alemania y a los Estados Unidos, para luego trasladarse a la Argentina en 1888. Aquí fue contratado por una compañía inglesa encargada de la construcción de un tramo de ferrocarril entre Puerto Madryn, Trelew y Gaiman. En esa zona se quedó durante tres años, fundando y administrando dos casas comerciales, una en Rawson y otra en Gaiman.


CESARE CIPOLLETTI

Nació en la isla Tiberina, Roma (Italia), el 11 de noviembre de 1843, siendo hijo de Pietro y de Benedetta Ciardafelli. Luego de graduarse como agrimensor, realizó sus estudios superiores en la Universidad La Sapienza de esa misma ciudad, recibiéndose de ingeniero hidráulico en 1864 Desde joven sobresalió como técnico, e instaló las aguas potables en Florencia, construyó el canal Villoresi (1), en Lombardía, y el monumental dique en el Tesino, importantes trabajos que duraron diez años, dándole experiencia y reputación. Llegó a ser una autoridad europea en hidráulica.


MARTÍN ARENAS

Nació en Buenos Aires, el 11 de noviembre de 1808, iniciando su brillante carrera militar en calidad de cadete, el 11 de febrero de 1822, en el Batallón de “Fusileros”, cursando matemáticas al año siguiente en el Colegio de Ciencias Morales.  Permaneció en este instituto hasta el 22 de noviembre de 1825, en que fue nombrado subteniente del Batallón Nº 2 de Fusileros, incorporándose de inmediato con 58 hombres para tripular la goleta “25 de Mayo” que pertenecía a la escuadra nacional que organizara el almirante Guillermo Brown para combatir a las fuerzas navales del Imperio. 


JUAN RABUFFI

Juan Rabuffi nació el 15 de julio de 1888 en la localidad de Suipacha, Pcia. de Buenos Aires.  Fueron sus padres José Rabuffi y María Zorzoli.


PABLO LATORRE

Nació en Salta en el último cuarto del siglo XVIII. Se inició en la carrea militar en la Reconquista de Buenos Aires, en 1806, asistiendo también a la defensa de esta ciudad, en julio del año siguiente. El 16 de mayo de 1811 figura como ayudante mayor graduado de capitán de milicias en la Asamblea de Caballería de Salta


SAMUEL WILLIAM TABER

Nació en la ciudad de Nueva York (EE.UU), en 1780.  Pertenecía a una familia acomodada de origen judío, siendo sobrino de los Robinson, del alto comercio de su ciudad natal, que poseían intereses en Buenos Aires.  Hacia diciembre de 1810, llegó al Río de la Plata procedente de Amsterdam, embarcado en el brig mercante inglés “Patty”, interesado en radicarse.  Venía recomendado de modo especial a dos casas fuertes de Montevideo, donde esperaba concluir importantes negocios.


ARMAS PATRIOTAS Y SUS LEMAS

Dedicarse a indagar un poco en el tipo de armas que emplearon y tuvieron nuestros próceres nacionales no es tarea sencilla, y menos aún cuando el que se empeña en esta pintoresca búsqueda no encuentra, a lo mejor, las fuentes exactas para recabar toda la información necesaria. Hemos sido domesticados, los hombres contemporáneos, a leer e interpretar la historia criolla observando y quedándonos con la estampa de sus protagonistas, mas dejando a un lado sus sables, fusiles, revólveres o puñales. Este pensamiento mutilador, le restó importancia al poder infinito de las armas que, sin lugar a dudas, fueron las que definieron las batallas o las guerras que moldearon la vida política y social de la Argentina.


LINIERS, UN MONUMENTO POLÉMICO

Quienes en Francia visiten Niort, ciudad natal de Santiago de Liniers y Bremond, se sorprenderán al notar que prácticamente éste resulta un desconocido para la enorme mayoría de sus habitantes. Nadie sabrá informar sobre él en el “Space Niortais” (edificio administrativo que comprende todos los servicios municipales de la ciudad) y mucho menos en la Oficina de Turismo. Tampoco hallará el visitante en todo el perímetro de la ciudad calle alguna con su nombre. Quien escribe este artículo recién pudo obtener algo de información en el Museo Bernard d’Agesci, luego de un intenso día de búsqueda. Allí, una de sus autoridades nos relató los pormenores del emplazamiento del único monumento que recuerda al marino francés. Quizás en ese relato está la clave para comprender la falta de reconocimiento a Liniers en su propia ciudad natal.


ANGEL VICENTE PEÑALOZA

El 12 de noviembre de 1863 el brigadier general Angel Vicente Peñaloza, a sus gallardos 70 años, está refugiado en la casona de su amigo Felipe Oros, en la pequeña población riojana de Olta, con media docena de hombres desarmados, a pocos días de su derrota en Caucete, San Juan, contra las tropas de línea del gobernador de la provincia y director de la guerra designado por el presidente Bartolomé Mitre: Domingo Faustino Sarmiento, que estaba desesperado entonces por saber dónde se escondía su peor enemigo.


JUAN RAMÓN BALCARCE

Nació en Buenos Aires, el 16 de Marzo de 1773, siendo sus padres el teniente coronel de Blandengues, Francisco Balcarce o Balcarcel –natural de Barcelona-  y María Victoria Martínez Fontes.  Fue el mayor de una familia de militares, habiendo nacido sus hermanos que siguieron su vocación en las fechas siguientes: Antonio González, el 13 de Junio de 1774; Marcos, el 25 de Abril de 1777; Francisco, el 9 de Noviembre de 1778; José Patricio, el 16 de Julio de 1779 y Diego, el 13 de Noviembre de 1784.


LUIS MARÍA AGOTE

Nació en Buenos Aires, el 22 de setiembre de 1868, siendo sus padres Pedro Francisco Agote y Guiteria García. Su padre, hombre sumamente previsor, lo internó en el colegio de W. Junior. Luego estudió en el Colegio Nacional de Buenos Aires. Ingresó en la Facultad de Ciencias Médicas en 1887, al año siguiente, se le nombró practicante rentado de vacuna; en 1889, ayudante de la cátedra de Anatomía Descriptiva; en 1890 y 1892 practicante menor y mayor del Hospital San Roque. En 1893 obtuvo el puesto de practicante mayor en el Hospital de Clínicas, y poco después entró en el mismo cargo por concurso en el Hospital Rivadavia. Se graduó de doctor en medicina en 1893, con una tesis sobre Hepatitis supurada.


ALEJANDRO HEREDIA

Nació en la ciudad de San Miguel de Tucumán, en 1788, siendo sus padres José Pascual Heredia, alcalde del partido de las Trancas, y Alejandra Acosta.  Cursó sus estudios en el Colegio de Nuestra Señora de Loreto, en la ciudad de Córdoba.  Al estallar el movimiento emancipador de mayo de 1810, Heredia se apresuró a incorporarse al ejército patriota y el 1º de enero de 1811 era promovido a teniente del Regimiento de Dragones del Perú, cuerpo con el cual asistió al desastre de Huaqui, el 20 de junio de aquel año, y como ayudante del coronel Díaz Vélez, participó del combate de Nazareno, el 13 de enero de 1812.


FRANCIASCO CLAVERO

“Clavero no era ni salteador ni encubridor, ni caudillo ni gaucho malo. Era un viejo veterano de granaderos a caballo de San Martín, que a fuer de antiguo soldado y de valiente, había llegado a coronel al servicio de Rosas y de la montonera”. Tal lo dijo Sarmiento, y la frase sirve como introducción a esta biografía sobre Francisco Clavero, nacido en Mendoza en 1799 y soldado del ejército sanmartiniano cuando tenía apenas 15 años de edad.


MANUEL ORIBE

Nacido el 26 de agosto de 1792 en la Banda Oriental, sus padres fueron el Tte. Cnl. del Real Cuerpo de Artillería Francisco Oribe y Francisca Viana. Hizo su educación escolar en un colegio dirigido por un maestro catalán de apellido Barchillón.


MUERTOS POR LA PATRIA

Una creencia popular dice que hay tres etapas de la muerte: la que comienza cuando el alma deja el cuerpo, la que se produce cuando se entierra al muerto, y la última cuando ya nadie se acuerda del que se fue.  Por esto, y para mantener viva la memoria de nuestros seres queridos y evitarles una muerte definitiva, se los celebra y se los invita a regresar.  Pero el inicio de estas tradiciones no fue tan emotivo.


BATALLA DE LA CIUDADELA

El 10 de mayo de 1831, un certero tiro de bolas del soldado Ceballos, de las tropas santafecinas de Estanislao López, convierte en prisionero al general Paz. Los chasques cruzan las pampas con la rapidez del rayo llevando tan extraordinaria noticia. La táctica militar ha caído vencida por la habilidad gaucha. Rosas se impone de tan fausta nueva en Pavón, mientras vigila el adiestramiento de sus tropas; Facundo se entera en Mendoza. Los emigrados de Montevideo reciben la noticia con estupor; pero si bien se desalientan al principio, pronto se reaniman; les sobran generales valientes, pero no tenían uno solo con cabeza, que era lo que en grado eminente tenía Paz. Los hechos posteriores lo probarían.


FÁBRICA DE FUSILES DE TUCUMÁN

Si bien existía durante el período colonial una Real Ordenanza para el establecimiento e instrucción de Intendentes de Exército y Provincias en el Virreynato de Buenos Aires, que data de 1782, en donde se determinó que era función de los Intendentes establecer talleres para la recomposición y fabricación de armas, por cuenta de la Real Hacienda, siempre que en ello hubiere utilidad para el erario, la misma no se aplicó.  Al producirse la Revolución de Mayo no había en estas provincias fuera del taller de reparaciones de la Real Armería, en el Fuerte, donde también se guardaban las armas de los armeros de las unidades militares y de algunos artesanos particulares, taller alguno de consideración para la compostura y menos para la fabricación de armas.


PLAZA PRIMERA JUNTA

Los viejos límites del barrio de Caballito, ratificados por la Intendencia Municipal (Ordenanza Nº 23.698 de fecha 11 de junio de 1968), son éstos: Río de Janeiro, avenida La Plata, avenida Directorio, Curapaligüe, Teniente General Donato Alvarez, avenida Juan B. Justo, avenida San Martín y Av. Dr. Angel Gallardo.


FEDERICO LACROZE

Nació en Buenos Aires el 4 de noviembre de 1835, siendo sus padres Juan Alejandro Lacroze Durán, oriundo de Castillon, Francia y Mercedes la Santísima Trinidad Cernadas, porteña. Cursó sus estudios en Buenos Aires, y una vez finalizados se dedicó al comercio, siendo hasta los 20 años de edad empleado de la Casa Mallmann y Cía., representante de un grupo de banqueros de Londres, Amberes y París. Posteriormente se radicó en Chivilcoy dedicándose a la agricultura y al comercio, logrando obtener una posición sólida que le permitió ser un exitoso banquero local.


PEDRO MEDRANO

Nació en la ciudad de Gorriti, jurisdicción del partido de Maldonado (Banda Oriental) el 28 de abril de 1769, hijo de Pedro de Medrano y de la Plaza, confinado a ese lugar por el gobernador Bucarelli, y de Victoriana Cabrera. Vuelto a Buenos Aires con sus padres cursó los estudios en esta ciudad, continuándolos luego en el histórico Colegio de Monserrat, al que ingresó en 1781. Después de cursar con provecho sus aulas, pasó en 1787, a la Universidad de Chuquisaca, según informe del Padre Guitián. Se graduó en cánones y leyes, el 2 de mayo de 1789, aunque figura anotado en la Matrícula de Abogados de la Real Audiencia de Buenos Aires en 1788.


JUAN DE DIOS VARGAS

Natural de Santa Cruz de la Sierra, actual República de Bolivia.  Formó parte del Ejército del Perú, en la guerra de la Independencia, alcanzando el grado de sargento en el Regimiento de Dragones de la Patria, que por resolución de 1817, pasó a llamarse Dragones de la Nación.


DON LUIS, EL CALESITERO

Luis Rodriguez nació en un conventillo del barrio porteño de San Cristóbal el 4 de noviembre de 1919.  Fue hijo único de Juan Rodríguez y Asunción Barcia, dos españoles que como tantos inmigrantes llegaron a nuestro país en busca de un futuro mejor.


HIPÓLITO BOUCHARD

Nació el 15 de enero de 1780 en la localidad de Bormes-les-Mimosas, cercana a Saint Tropez (Francia).  Era hijo de André Louis Bouchard y Thérese Brunet.  Prestó servicios en la marina mercante de su patria en sus años juveniles, y “decíase que durante el primer imperio francés había sido segundo capitán de un buque corsario, y se había señalado en muchos combates contra los cruceros ingleses”.  En uno de aquellos buques corsarios llegó a las playas de América, y en 1809 ya se encontraba en Buenos Aires.


FERNANDO ABRAMO

Nació en Palermo (Sicilia), el 3 de noviembre de 1786.  Se hallaba en Buenos Aires en los primeros años de la guerra de la Independencia: ingresó en la carrera de las armas en calidad de soldado voluntario distinguido en el batallón de “Patricios” el 3 de febrero de 1812 y, en marzo del año siguiente, marchó a incorporarse al Ejército Auxiliar del Alto Perú, hallándose en las desgraciadas acciones de Vilcapugio y Ayohuma.


ALESSANDRO MALASPINA

Nació en Mulazzo, un pequeño principado gobernado por su familia, hoy perteneciente a la Región Toscana, Italia, siendo bautizado el 5 de noviembre de 1754. Era hijo del marqués Marcelo Carlos Malaspina y de la princesa Catalina Melilupi. Desde 1762 a 1765 su familia vivió en Palermo (Sicilia), en casa de su tío, Giovanni Fogliani Sforza d’Aragona, el virrey de Sicilia. Recibió su educación en el Colegio Carolino de Palermo, y luego ingresó a la Orden religiosa y militar de los Caballeros de San Juan, escuela militar de la juventud de la nobleza europea en la isla de Malta.


RAÚL BARÓN BIZA

Nació en Buenos Aires el 4 de noviembre de 1899, siendo bautizado el 17 de diciembre del mismo año en la Iglesia San Pedro González Telmo. Su verdadero nombre y apellido era el de Rafael Carlos Barón Biza, y el que adoptó fue su seudónimo literario. Era hijo de Wilfrid Barón Vera, terrateniente cordobés, dueño de grandes extensiones de campo, que había amasado una gran fortuna con el comercio de frutos y cereales, y de Catalina Biza Correa, tucumana, de familia tradicional y católica de la alta burguesía, que había recibido la Cruz Pontificia y la Orden Franciscana. De sus padres heredó una fortuna que algunos calculan en 110 millones de dólares, la que tuvo que compartir con sus cuatro hermanos.


LA REVOLUCIÓN DEL SUD

Gral. Prudencio Ortiz de Rozas (1800-1857) Todo problema histórico, aunque surja de un episodio, adquiere consistencia y su aclaración atrae al espíritu, siempre que se…


BATALLA DE COTAGAITA

El 7 de julio de 1810 el Ejército Expedicionario al Alto Perú, al mando del comandante Francisco Ortiz de Ocampo, secundado por el teniente coronel Antonio González Balcarce, partió desde los cuarteles del Retiro hacia esa región con el objeto de dar cumplimiento a las directivas emanadas de la Junta Gubernativa Provisional, que eran: a) Deponer las autoridades locales contrarias a ella; b) Hacer reconocer la autoridad de la Junta Gubernativa; c) Designar representantes al Congreso que se reuniría en Buenos Aires y d) Sofocar el movimiento contrarrevolucionario de Córdoba, encabezado por Liniers.


TRES SARGENTOS

Después de Vilcapugio, y a pesar de su victoria, las fuerzas realistas carecían de abastecimientos y medios de transporte como para marchar en persecución de las tropas de Belgrano. Este supo sacar partido de tales circunstancias y procuró hostilizar constantemente a sus enemigos por medio de partidas aisladas que los atacaban por sorpresa.


PRILIDIANO PUEYRREDÓN

Nació en Buenos Aires, el 24 de enero de 1823, hijo de Juan Martín de Pueyrredón y María Calixta Tellechea y Caviedes. Desde niño tuvo vocación por el dibujo, y es probable que aprendiera las primeras nociones con un esclavo de la familia, el artista Fermín Gayoso. Hizo sus estudios en el Colegio de la Independencia que regenteaba el profesor Percy Lewis, distinguiéndose por su aplicación.


CAMILLO SÍVORI

Era nacido en Génova (Italia), el 25 de octubre de 1815. Cuando apenas tenía seis años de edad, ante sus excepcionales virtudes, Niccoló Paganini se ofreció para darle lecciones, componiendo para él, un Concierto, y seis Sonatas para violín, con guitarra, viola y violoncelo. También estudió con Agostino y Giacomo Costa Delle Piane, este último discípulo de Paganini. A los diez años de edad comenzó su carrera de concertista, y en 1828, tocó en la Sala Chautereine de París acompañado por Franz Liszt. Tenía entonces 13 años, y era considerado un verdadero prodigio.


EVARISTO URIBURU

Nació en la ciudad de Salta el 25 de octubre de 1796.  Fueron sus padres José de Uriburu Bazterrechea y Manuela Hoyos y Aguirre.  Estudió primeras letras, gramática castellana y un año de Filosofía.  A los 14 años fue capitán del ejército, nombrado por la Junta de 1810, en razón de haber ofrecido su padre, José de Uriburu, desde la provincia de Salta, mantener, armar, pagar y proporcionar cabalgaduras para 6 soldados de caballería, a nombre de sus seis hijos menores de edad, como consta en “La Gaceta de Buenos Aires”, de fecha 20 de setiembre de 1810.  La Junta dictó un decreto, con fecha 24 de este mismo mes y año, declarando a José de Uriburu “patriota en grado heroico”.


LUIS ARGERICH

Nació en Buenos Aires el 23 de agosto de 1791, siendo sus padres, el Dr. Cosme Argerich y Margarita Martí.  Fue bautizado el día 25 del mismo mes en la Catedral, con los nombres de Luis José Severo, siendo padrinos de la ceremonia Juan Roxas y Juana Argerich.


OLEGARIO VÍCTOR ANDRADE

Olegario V. Andrade nació el 6 de marzo de 1839.  Aunque existen discrepancias sobre el lugar donde se produjo el mismo, el acta de su nacimiento (1) y otros datos coinciden en que nació en Alegrete, Departamento de Río Grande del Sur, Brasil.


JUAN EUSEBIO BALBOA

Natural del Departamento de Belén, en la provincia de Catamarca.  Prestó servicios militares en la agitada época que le correspondió vivir desde su juventud y en junio de 1831 se le encuentra luchando junto con Figueroa, contra Albarracín; y cuando el 2 de enero de 1841 fue reelecto gobernador de aquella Provincia José Cubas, el ya coronel Balboa, que era el caudillo de Belén, se declaró en abierta rebelión contra aquel.


FRANCISCO LASALA

Nació en Montevideo el 27 de octubre de 1805, siendo sus padres, el teniente coronel de ingenieros de los Reales Ejércitos, Martín de Lasala y Fernández (1), hermano del teniente de navío Cándido Lasala, muerto gloriosamente en la defensa de Buenos Aires, el 5 de julio de 1807, combatiendo contra los invasores británicos; y Margarita de Oribe y Viana (nacida el 10 de abril de 1787), hermana de los después generales Manuel e Ignacio Oribe, y sobrina carnal del brigadier general Francisco Xavier de Viana.


ANACLETO BERNARDI

Anacleto Bernardi, nació el 13 de julio de 1906 en Villa San Gustavo, departamento de La Paz, provincia de Entre Ríos, siendo sus padres: Atilio Bernardi, inmigrante italiano, de la región del Piamonte; y Sofía Giménez, entrerriana.


JOHN KING

Nació en Newport, condado de Mayo, en Irlanda, el 26 de octubre de 1800. Era el hijo del capitán Myles King y de la Sra. Mary King. Contaba 25 años cuando llegó a Buenos Aires, en vísperas de la guerra con el Brasil ingresando a la escuadra como subteniente, el 16 de enero de 1826.


EDUARDO KAILITZ

Eduardo Kailitz, Barón de Holmberg, nació en Austria en 1778, cursando sus estudios militares en Alemania, en cuyos ejércitos militó hasta alcanzar el grado de teniente de guardias walonas. A comienzo de 1812 se embarcó en Inglaterra en la fragata “George Canning”, llegando a Buenos Aires el 9 de marzo de aquel año en compañía del teniente coronel José de San Martín, capitanes Francisco Vera y José Vicente Chilavert y alféreces reales Carlos de Alvear y José Matías Zapiola.


JUAN FUGL

Juan Fugl (nombre originario Hans Fugl), hijo menor de una familia numerosa, nació en Horslunde, Isla de Lolland (Dinamarca), el 24 de octubre de 1811. Fueron sus padres Christen Nielsen Fugl y Mette Olesdatter, que era la hija mayor de un granjero acomodado de la aldea que había empleado a Christen Fugl como peón



LA COALICIÓN QUE DERROCÓ A ROSAS

Todos sabían que el Imperio del Brasil había dispuesto 30.000 libras esterlinas (equivalente a 63.600.000 euros a octubre de 2019) para sobornar a Urquiza.  Esta es la información que proporciona a su gobierno Williams Gore, el diplomático inglés acreditado ante el Imperio, quien agrega que si fuera necesario, el Brasil estaba dispuesto a adelantar el doble. (1)  El gobernador de Entre Ríos sólo esperaba la ocasión para pronunciarse contra Juan Manuel de Rosas. 


REVOLUCIÓN DE LOS RESTAURADORES

En la mañana del 11 de Octubre de 1833, la ciudad apareció empapelada con grandes carteles que anunciaban en gruesas letras rojas que a las diez de ese día se procesaría al Restaurador de las Leyes.  El malicioso equívoco produjo efecto, mucha gente creyó que se enjuiciaba a Rosas.  La acusación ante el Jurado de imprenta era contra el periódico de aquel nombre que, con otros papeles “apostólicos”, vomitaban denuestos y calumnias contra sus enemigos.


SEGUNDA INVASIÓN DE FELIPE VARELA

Varela no cuenta con el menor apoyo de Bolivia.  Pero no se declara vencido.  Aunque Dolores Díaz, la Tigra, no está con él, hay otros compañeros y compañeras en lucha.  “Iban ya doce días que se mantenían con carne de asnos, y comenzaban ya a comerse una que otra mula que quedaba, cuando resolví abandonar esas regiones e irme sobre los enemigos en dirección a Salta.  Así lo verifiqué, en efecto, marchando hacia los Molinos, donde me aguardaba una columna enemiga de 700 hombres de las dos armas, al mando del coronel Don José Frías.


GOBERNACIÓN DE LA PATAGONIA

El Día de la Patagonia, que se celebra el 11 de octubre, recuerda el acto legal y administrativo que en 1878 dispuso la creación de la primigenia Gobernación de la Patagonia con jurisdicción desde el río Negro hasta el Cabo de Hornos.  La ley 954, sancionada el 11 de octubre de 1878, creaba una extensa Gobernación “que se extendía desde el océano por el este, hasta la cordillera por el oeste, y desde los ríos Negro y Neuquén por el norte hasta el Cabo de Hornos por el sur”, señaló el historiador rionegrino Jorge Entraigas.


LA CASA DE LA MONEDA

A partir de 1860-61 y hasta 1881 no se acuñó ni emitió moneda metálica en el país: la ceca riojana cesaba en sus troquelaciones en 1860 (dos reales y medios reales de plata, a nombre de la Confederación Argentina), y la de Buenos Aires lo hacía en 1861 (cobres de a dos reales).


JOSÉ MARÍA FLORES

Nació en Buenos Aires en 1801 y era hijo de don Ramón Francisco Flores –fundador del pueblo de San José de Flores-, y de doña Micaela Hormiguera. En el cuerpo de Dragones de la Patria tomó parte en el sitio de Montevideo; fue cadete del Ejército del Alto Perú; estuvo acantonado en Tucumán durante 1817 y 1818, y al año siguiente sirvió con Belgrano en su marcha sobre Santa Fe y los federales del litoral. Después de la sublevación de estos últimos en Arequito, pasó a Buenos Aires.


LEANDRO IBÁÑEZ

Fue uno de los jefes que sirvieron a Juan Manuel de Rosas en la campaña de 1829 contra el general Lavalle; en el carácter de comandante de milicias, Leandro Ibáñez mandó un escuadrón de caballería en el ataque y toma de la Guardia del Monte el 16 de marzo de 1829, acción de guerra en la que los defensores mandados por el sargento mayor Manuel Romero fueron masacrados.  Desde el Monte, los comandantes Ibáñez y Castro partieron para Chascomús, distante 17 leguas, por no haber querido acatar la autoridad del comandante Miguel Miranda, que había actuado como jefe en el ataque a la Guardia del Monte.  Por aquella razón, Ibáñez y Castro no se hallaron en el combate de las Vizcacheras, donde fue destruida la División del coronel Federico Rauch.


VICTORIANO AGUILAR

Nació en Buenos Aires en 1790.  Era todavía un niño, cuando se incorporó al servicio de las armas en clase de soldado, en el Regimiento de Patricios, el 1º de setiembre de 1806.  Un mes después (el 8 de octubre), pasó de cadete al 3er Escuadrón de Húsares, siendo su primera comisión la que desempeñó en noviembre del mismo año, con su escuadrón, para custodiar al general inglés Beresford, que se hallaba prisionero en Buenos Aires, y que fue confinado a Luján.  Poco después pasó a la Banda Oriental en la expedición que fue a socorrer la plaza de Montevideo, a las órdenes del general Liniers, empresa que quedó sin efecto, por haber caído aquella ciudad en poder de los británicos.


LAUREANO DE ANZOÁTEGUI

Nació en Buenos Aires en 1782, siendo sus padres, Bernardo de Anzoátegui, que fue “Administrador de las Reales Rentas de Tabacos y Naipes del Reino de San Pedro” hasta 1800 en que falleció; y Mariana Figueroa.  Se halló en la Reconquista de la ciudad de Buenos Aires, el 12 de agosto de 1806, y el 8 de octubre del mismo año fue nombrado cadete del Regimiento de Artillería.


CARLOS ENRIQUE PELLEGRINI

Nació en la ciudad de Chambery, capital del Ducado de Saboya (1), el 28 de julio de 1800, siendo sus padres el arquitecto italiano Bernardo Bartolomeo Pellegrini y Marguerite Berthet, francesa. Destinado a la profesión de ingeniero como la mayor parte de sus siete hermanos, inició sus estudios superiores en 1819 en la Universidad de Turín y en el año 1820 formó parte de los 100 estudiantes que tentaron el primer levantamiento contra la dominación austríaca. Sofocado el movimiento, Pellegrini emigró a París, donde ingresó a la Ecole Polytechnique, en la que obtuvo el título de ingeniero en 1825.


GABINO EZEIZA

Hay seres que parecen nacer para dar pábulo a la leyenda, para alimentar la llama inextinguible del Mito. Gabino Ezeiza, el famoso payador negro, fue uno de ellos. Ya en vida su figura había adquirido perfiles legendarios, que el tiempo transcurrido desde su desaparición ha ido acrecentando, al punto que sólo una precisa y nítida investigación podrá distinguir, en su biografía, lo real de lo imaginario.


EDUARDO SÍVORI

Nació en Buenos Aires, el 13 de octubre de 1847. Sus padres, de origen italiano, lo dedicaron desde su juventud al comercio, y en 1859, cuando contaba doce años de edad, se presentó a optar una beca de estudios de pintura en Europa, pero fue rechazado por su corta edad. Viajó al Viejo Mundo en 1873, y deslumbrado por cuanto había visto en los museos de Roma y de Florencia, regresó a Buenos Aires.


JUAN GREGORIO LEMOS

Nació en Mendoza el 24 de mayo de 1764, siendo sus padres Onofre Lemos y María Antonia Corvalán. Prestó servicios en el Regimiento Voluntarios de Caballería de Mendoza desde el 15 de abril de 1803, en clase de alférez; cuerpo en el cual fue promovido a teniente el 8 de febrero de 1809, y en el que también servían sus hermanos José León y Jacinto Lemos, el primero de los cuales tuvo una actuación destacada en la primera fase de la campaña libertadora de Chile, en 1817. Lemos ejercía su tenencia en la 1º Compañía del 2º Escuadrón de Milicias de Caballería.


EDUARDO VILLAGRA

Nació en Gualeguaychú (Entre Ríos), el 13 de octubre de 1789, hijo de Lorenzo Villagra y Ortiz de Vergara, paraguayo, estanciero en ese pueblo, y de Socorro del León.  Provenía de familias de linaje.  En 1806 combatió en las Invasiones Inglesas desalojando a los británicos.  Fue alcalde de la Santa Hermandad.


EDUARDO OLLER

Fue médico clínico, cirujano y forense. Recién graduado comenzó a trabajar en distintos hospitales de Buenos Aires. Presta servicios como médico practicante en un puesto de la Policía Caminera de La Florida en Quilmes, destacándose en ir en la búsqueda de enfermos en la inhóspita y despoblada localidad de San Francisco Solano, quien en su pionera decisión de proteger la salud, brindar medicación gratuita y ayuda económica personal, alentó el arraigo de los primeros pobladores solanenses, acompañando el crecimiento de la zona con su estilo de trato ameno con la gente, que lo transformó popularmente en un “médico gaucho”, buscando la propia superación y cooperación de los vecinos, y logrando la obtención de donaciones, levantó un Hospital Materno Infantil que lleva su nombre.


MIGUEL OTERO

Nació en la ciudad de Salta el 23 de noviembre de 1790, siendo sus padres Pedro José Otero, natural de Asturias (España) y María Ignacia de Torres García Varela; efectuó sus primeros estudios en Córdoba, hasta 1808, año en que regresó a su ciudad natal, de la cual pasó a la de Chuquisaca, a instancias del Dr. Teodoro Sánchez de Bustamante, que como comisionado de la Real Audiencia y Universidad de Chuquisaca, había ido a la provincia de Salta con el objeto de combinar con los jefes más influyentes, a la oposición formal a la proyectada regencia de la princesa Carlota.


JACOBO FIORINI

Aunque conocido como Lorenzo Fiorini, su verdadero nombre es el que registramos. Era nacido en la región italiana de Emilia-Romaña a principios del siglo XIX. Perteneció al grupo de intelectuales y artistas emigrados de Europa llegados a fines de la década de 1820 que apoyaron luego al régimen federal. Su arribo a Buenos Aires se produjo a mediados de 1829, instalándose en la calle de la Paz Nº 87, de donde se mudó a Chacabuco Nº 19. Cultivó el dibujo e hizo numerosos retratos al óleo y miniaturas sobre marfil de verdadero valor.


JOSÉ ALBINO GUITIÉRREZ

Nació en Mendoza el 28 de febrero de 1773, siendo sus padres Silverio Gutiérrez, español de Castilla la Vieja, y María Josefa Godoy, mendocina; emparentados ambos a las familias más notables de aquella ciudad.  Adquiridos los suficientes rudimentos de instrucción que se enseñaban allí a los jóvenes que aspiraban a seguir una carrera universitaria, José Albino Gutiérrez se dedicó a la agricultura, en la que logró formar una fortuna considerable por su contracción al trabajo y actividad, consistente en viñas, alfalfares, estancias y varias tropas de carretas.


AMADEO JACQUES

Nació en París (Francia), el 4 de julio de 1813. Era hijo de Nicolás Jacques y María Ana Gerard. Realizó sus estudios en el Liceo de Borbón, y en la Escuela Normal, al tiempo que asistió al laboratorio del químico Laurent llevado por su afición a las ciencias experimentales.


REGRESO A LA PATRIA

Llegan a Buenos Aires los restos del Brigadier Gral. Juan Manuel De Rosas, después de 137 años de exilio…





COMBATE DE PAMPA DE LOS MOLLES

La evidencia de que el poder destructivo de los soberbios ranqueles no había sido quebrado por la poderosa expedición de 1833 y por el efímero triunfo que obtuvo Ruiz Huidobro en Las Acollaradas, es clara e incontrovertible si se considera que desde ese momento en adelante en las regiones más ricas y pobladas, recrudecieron los malones con su cortejo fúnebre de saqueos, incendios y matanzas.


BATALLA DE MARMARAJÁ

A pesar de sus virtudes militares, Dorrego poseía un espíritu turbulento y juntamente con el coronel Carlos Forest se pusieron en pugna con el general en jefe, lo que obligó a Belgrano a ordenar la separación de Dorrego del mando y la formación de una causa, razón por la cual debió regresar a Jujuy cuando el Ejército del Norte estaba en marcha hacia Potosí.  Eso impidió que estuviera en las desastrosas actuaciones de Vilcapugio y Ayohuma.  El general Belgrano dijo después de la primera de ellas que si hubiera estado presente el teniente coronel Dorrego, no hubiera sido batido el ejército patriota.


IGLESIA DE SAN IGNACIO DE LOYOLA

Durante el gobierno de Hernandarias llegan los primeros Jesuitas a Buenos Aires (1608).  Su primera iglesia y colegio se levantan en la hoy Plaza de Mayo, en un solar que les dona el Cabildo, en el cuarto N. E.  Esta construcción era de adobe con techos de junco, método constructivo empleado en la primitiva Buenos Aires al no existir en la zona ni madera ni piedra y hasta la aparición de los primeros hornos de ladrillo.  Nació bajo la advocación de Nuestra Señora de Loreto pero más tarde, al ser beatificado Ignacio de Loyola, toma el nombre de San Ignacio (1610).