Efemérides

PAULINO ORIHUELA

Paulino Orihuela nació en Atiles, en los Llanos de arriba, en el año 1778, sus padres fueron José Orihuela y Paula Rivero de quienes nacieron sus hermanos, José Gregorio, Juan Eugenio, María Francisca y María Antonia. Paulino Orihuela se casó con Ana Victoria Bazán con quien tuvo una familia numerosa Félix José y José Felipe, mellizos, Mauricio Patrona, Juan Francisco, Libertato, Elías, Tomasa Rosa, Catalina y Fidela hija natural.


HORACIO G. PIÑERO

Nació en Buenos Aires, el 12 de marzo de 1869. Era hijo de Ismael Ignacio Piñero y de Fortunata Olivera. Cursó sus estudios en el viejo Colegio Nacional, y luego los continuó en la Facultad de Ciencias Médicas. Pasó por el internado del Hospital de Clínicas, y trabajó en las salas de Clínica Médica de Cháves, Uballes y Ayerza. Se graduó en 1892 con una tesis sobre Observaciones clínicas, estudio práctico de la semiología y diagnóstico. Participó diariamente en el trabajo hospitalario hasta que fue nombrado médico del Hospital Rawson, y profesor del Colegio Nacional.


LEANDRO GÓMEZ

José María Leandro Gómez nació en Montevideo, República Oriental del Uruguay, el 13 de marzo de 1811, siendo sus padres Roque Gómez y María Rita Calvo.  Era hermano, por lo tanto, del coronel mayor Andrés A. Gómez (1798-1877).  Después de sus primeros estudios fue destinado a la carrera del comercio.  En 1837 recibió el nombramiento de capitán de Guardias Nacionales de infantería de su ciudad natal.  Derrocado el presidente Oribe, Leandro Gómez se incorporó al ejército de éste, con el que actuó en la campaña contra el “Ejército Libertador”.


FERNANDO GARCÍA DEL MOLINO

Nació en Santiago de Chile, el 13 de marzo de 1813.  Era hijo de Agustín García del Molino, comerciante español, y Carmen de la Torre. 


JUAN DE DIOS MADERA

El 2 de Marzo de 1782 nació en la ciudad de Buenos Aires Juan de Dios Madera, hijo de Tadea Terán y de Pedro Madera.  La adolescencia la viviría en los claustros de aquel señorial y antiguo Colegio de San Carlos, orgullo de la Buenos Aires colonial.  Sus estudios comenzaron con el aprendizaje del latín, que daría solidez a su cultura; luego el conocimiento de la filosofía, que facilitaría la flexibilidad dialéctica de su inteligencia.


ENRIQUE FINOCHIETTO

De familia de inmigrantes genoveses nació en Buenos Aires el 13 de marzo de 1881. Fueron sus padres, Tomás Finochietto y Ana Chammas. Su figura, señera de la Cirugía en Argentina, dejó una estela de discípulos y también fue ejemplo para generaciones posteriores. Porteño de estilo y rango, cursó sus estudios primarios en la escuela Nicolás Avellaneda, y los secundarios en el Colegio del Salvador. “Se distinguió como buen alumno —dice Uriburu (1)- y si no fue brillante en todas las materias, sobresalió en ciencias y dibujo”. A los 16 años ingresó en la Facultad de Ciencias Médicas, como se denominaba entonces, y su vocación quirúrgica apareció desde el comienzo: disector de anatomía, trabajó como practicante del Hospital de Clínicas al lado de Alejandro Posadas y, tras su fallecimiento, de Marcelino Herrera
Vegas.


BENITO HORTELANO

Nació en la localidad de Chinchón, a unas seis leguas de Madrid (España), el 3 de abril de 1819. Era hijo de Juan Hortelano y Josefa Valvo. Después de intentar el aprendizaje de diversos oficios, pasó al de las artes gráficas, a la par que por su propia cuenta, iba perfeccionando sus conocimientos de gramática, redacción y matemáticas.


EL SABLE DE SAN MARTÍN

Recordemos que el general José de San Martín le lega su glorioso sable libertador a Juan Manuel de Rosas el día 23 de enero de 1844, que es cuando escribe su testamento político en París, Francia.  La tercera cláusula del documento,


PAVÓN Y SUS CONSECUENCIAS

Santiago Derqui y Juan Esteban Pedernera asumieron como presidente y vicepresidente de la Nación, el 5 de marzo de 1860.  La lucha por el poder, al término de la presidencia de Urquiza, se libró entre Alberdi, del Carril y Derqui.  El primero quedó descartado por su deslucida actuación en el Tratado con España.  Entonces Alberdi le insinuó a Urquiza la reforma de la Constitución para que éste pudiera ser reelecto (1).  Pero el entrerriano, en uno de los gestos recomendables de su vida, desechó esta sugerencia.


EL “AFFAIRE” DE CÉSAR HIPÓLITO BACLE

César Hipólito Bacle, que desempeñaba funciones de litógrafo del Estado, era un ciudadano suizo natural de Ginebra que, a la caída de Napoleón, había optado por la ciudadanía francesa porque ese cantón había sido excorporado del Imperio.


FRANCISCO SOLANO LÓPEZ

Francisco Solano López nació el 24 de julio de 1826 en Manorá, Asunción. Fue el primero de los cinco hijos legítimos de Don Carlos Antonio López y doña Juana Carrillo. Sus hermanos fueron Inocencia, casada luego con el General Vicente Barrios; Venancio; Rafaela, quien contrajo matrimonio con don Augusto Acevedo Pedra; y Benigno. Su padrino fue don Lázaro Rojas Aranda. Realizó sus primeros estudios con el maestro argentino Juan Pedro Escalada y, más tarde, con el jesuita Bernardo Parés. Tenía quince años cuando su padre accedió a la vida pública tras el fallecimiento de José Gaspar de Francia. Leía mucho, aprendió a hablar correctamente el francés y algo de inglés aún antes de su viaje a Europa.


JORGE NEWBERY

Jorge Alejandro Newbery nació en Buenos Aires, el 27 de mayo de 1875. Fue el segundo descendiente del matrimonio formado por Ralph Newbery y Dolores Malagarie, celebrado el 26 de julio de 1873, tres años después del arribo a nuestro país de aquel joven dentista inglés, más apasionado por la aventura que por la profesión.


GUILLERMO BROWN

Primer Almirante de nuestra fuerza naval, primero en la cronología y en el prestigio, Guillermo Brown consagró su vida al servicio de su patria de adopción. Había nacido en Foxford, Irlanda, el 22 de junio de 1777.


GREGORIO IGNACIO PERDRIEL

Nació en la ciudad de Córdoba el 5 de Mayo de 1785. Siendo sus padres D. Julián Perdriel y doña María Josefa Garay de Islas, pertenecientes ambos a antiguas familias del Virreynato.  Se inició en la carrera militar durante las invasiones inglesas.  En Abril de 1807 figuraba como subteniente de la 8ª compañía del Batallón de Patricios Voluntarios.  Después de la segunda invasión, el 31 de Julio del mismo año fue graduado capitán del mismo cuerpo, recibiendo la efectividad de este empleo el 29 de Agosto siguiente


MANUEL MACEDONIO BARBARÍN

Nació en el año 1781 en un pueblo de Angola, Africa, llamado Kalibali.  Víctima de la codicia europea, fue conducido como esclavo a nuestras playas, donde la nobleza de su alma y su denuedo, le permitirían representar un papel distinguido en la generosa lucha para sacudir el yugo metropolitano.


CELEDONIO GUTIÉRREZ

Nació en un rincón agreste de aroma selvático, en las márgenes del Río Chico, en la provincia de Tucumán, en la mañana del 3 de marzo de 1804.  Sus padres fueron Juan Felipe Gutiérrez y María Teresa Gramajo.  Apenas entraba en el período de la adolescencia, cuando en 1818, a la edad de 14 años, sentaba plaza como soldado raso de infantería en el Ejército del Norte que mandaba a la sazón el general Manuel Belgrano.  En 1819 combate en las filas patriotas que defienden tesoneramente el territorio de Salta y Jujuy contra el invasor realista, siendo ascendido Gutiérrez a sargento sobre el campo de la lucha.


GEORGE COLEMAN DE KAY

Nació en Nueva York el 3 de marzo de 1801, siendo su padre el capitán de marina George de Kay, propietario de un buque que viajaba a las Indias, con el que amontonó una fortuna considerable; su madre se llamaba Catherine Coleman, señora de Cork en Irlanda. Los progenitores de De Kay fallecieron cuando él estaba en la infancia y desde muy niño reveló afición por los asuntos náuticos, lo que contrariaba los propósitos de sus tutores, que habían pensado hacerle seguir la carrera eclesiástica. Con esta idea, así que poseyó los conocimientos rudimentarios lo enviaron a la escuela del Rev. Dr. Smith en Durham (Connecticut) y posteriormente fue puesto bajo la dirección de un caballero de gran ciencia, en Morristown (New Jersey) en donde completó su educación.


JUAN DE DIOS MADERA

El 2 de Marzo de 1782 nació en la ciudad de Buenos Aires Juan de Dios Madera, hijo de Tadea Terán y de Pedro Madera.  La adolescencia la viviría en los claustros de aquel señorial y antiguo Colegio de San Carlos, orgullo de la Buenos Aires colonial.  Sus estudios comenzaron con el aprendizaje del latín, que daría solidez a su cultura; luego el conocimiento de la filosofía, que facilitaría la flexibilidad dialéctica de su inteligencia.


ROBERTO ADOLFO CHODASIEWICZ

Nació en Wilna (Lituania-Polonia), el 29 de febrero de 1832, siendo sus padres, Simón Chodasiewicz y Filipina Ravené, de familia noble, descendiente de los condes de Habdang.  En el año de su nacimiento, el gobierno ruso confinó al padre de Roberto A. Chodasiewicz al centro del imperio moscovita por haber tomado parte en la revolución de 1831, a favor de la desgraciada Polonia, subyugada a la tiránica dominación del Zar.  Allí obtuvo el empleo de administrador de una colonia agrícola rusa, cerca de Staraia, departamento de Novorogod, con la condición de entregar a sus hijos varones, de edad de 9 a 11 años, al Colegio Militar, con el propósito de que fuesen buenos súbditos del Zar.


PEDRO BONIFACIO PALACIOS

Su seudónimo fue Almafuerte, nació en el partido de la Matanza (Prov. de Buenos Aires), el 13 de mayo de 1854. Era hijo de Vicente Palacios y de Jacinta Rodríguez. Sus biógrafos nos lo presentan como un verdadero protagonista en su niñez, por la muerte de su madre y el posterior abandono del padre; cuando contaba cinco años quedó a cargo de unos parientes. Lo refirió el mismo en sus páginas de La hora trágica.


SAMUEL ALEJANDRO ALFONE QUEVEDO

Hijo de Samuel Lafone Fischer, inglés, y de María Quevedo y Alsina, argentina, nació en Montevideo, el 28 de febrero de 1835, y a los trece años, su progenitor le envió a Inglaterra, donde hizo sus estudios en la Universidad de Cambridge, obteniendo el título de magister artum, algo así como bachiller de humanidades.


EUSEBIO LAPRIDA

Nació en San Pedro, provincia de Buenos Aires, el 5 de marzo de 1829, siendo sus padres José Ramón Laprida, español, y Agustina Acevedo, natural de Buenos Aires.  Se inició en la carrera de las armas, el 1º de julio de 1845, en clase de sargento del Regimiento Nº 4 de Milicias de Campaña, del que era jefe entonces el coronel José María Cortina.


LUIS VERNET

Louis Elie Vernet nació en Hamburgo, el 6 de marzo de 1791, siendo hijo de Jacques Vernet, dueño de una fábrica de tabacos y comercio de té. A los 14 años, fue enviado a Filadelfia donde trabajó durante largo tiempo en la casa Buck & Krumbhaar, firma comercial dedicada a la industria química.


SANTURNINO TORRES

Nació en Mendoza el 6 de noviembre de 1847.  Se inició en la carrera de las armas el 30 de enero de 1870, fecha en que fue dado de alta como teniente 1º de Guardias Nacionales en el Regimiento “Guías” de Mendoza.


JOSÉ ROGER BALET

Nació el 3 de marzo de 1889 en la ciudad de Barcelona, España, siendo sus padres Pablo Roger, oriundo de la provincia de Lleida, y Dolores Balet.  La suya era una de las miles de familias españolas en donde se practicaban las costumbres y hábitos de fin del siglo XIX.  Familia de trabajadores, de raíz profundamente cristiana, tanto que dos hermanos de Pablo Roger, Andrés y José, eran sacerdotes, y a la vez curas párrocos de dos pueblos: Almenar y Grañena de las Garrigas, en la provincia de Lleida.


ANGEL MONASTERIO

Nació en Santo Domingo de la Calzada, provincia de Logroño, España, el 28 de febrero de 1777,  siendo sus padres Pedro Vicente Monasterio, natural de Huemes, Obispado de Santander, y Casilda Ibáñez, de la precitada ciudad de Santo Domingo.  Bajo la dirección de su padre comenzó sus estudios de escultura y buscando más amplios horizontes para sus inclinaciones artísticas, se trasladó a Madrid, incorporándose a la Real Academia de San Fernando, distinguiéndose bien pronto en los concursos generales de 1796 en que obtuvo el premio de segunda clase, en 1799 el segundo de la primera, y en 1802 el primero de la primera.  En 1803 fue designado Académico de Mérito y en 1808 se trasladó a Cádiz, haciéndose cargo de la cátedra de dibujo en la Academia de Guardias Marinas; viniendo al Río de la Plata en 1810, destinado por la Junta Central de Sevilla para la administración de correos de la villa de Potosí.


JOSÉ CELEDONIO ELORDI

Nació en Buenos Aires en 1813, siendo sus padres Martín de Elordi y Juana Maza.  Ingresó al servicio naval en calidad de aspirante el 27 de marzo de 1827, embarcándose en el bergantín “Independencia” que comandaba el capitán Drummond, con el cual se halló en el memorable combate de Monte Santiago, el 7 y 8 de abril del mismo año, y habiendo sido herido de gravedad Drummond, le sucedió en el mando del buque, el teniente Roberto H. Ford secundado por los subtenientes Prudencio Murguiondo y Guillermo Athwell y el aspirante Elordi, que quedaron a bordo del “Independencia”, cuando Drummond y su segundo Malcolm Shanon y los tenientes Silvano Luce y Guillermo Anderson se trasladaron al “República”.


PEDRO LURO

Nació en la pequeña aldea vasco-francesa de Gamarthe, en los Bajos Pirineos, el 10 de marzo de 1820, siendo hijo de Pierre Luro Ithurriague y Dominga Oficialdegui Orgambide, de humilde condición. Cuando apenas contaba 17 años de edad, decidió venir a nuestro país, llegando a Buenos Aires en 1837. Buscó trabajo para poder subsistir e ingresó al poco tiempo en un saladero de Barracas, pero luego adquirió un carricoche con el que estableció un servicio de pasajeros desde la plaza Montserrat a Barracas. Poseía escasa instrucción, no obstante lo cual, su perspicacia e intuición le indicaron siempre el buen camino a seguir.


JOSE ALBINO GUITIÉRREZ

Nació en Mendoza el 28 de febrero de 1773, siendo sus padres Silverio Gutiérrez, español de Castilla la Vieja, y María Josefa Godoy, mendocina; emparentados ambos a las familias más notables de aquella ciudad.  Adquiridos los suficientes rudimentos de instrucción que se enseñaban allí a los jóvenes que aspiraban a seguir una carrera universitaria, José Albino Gutiérrez se dedicó a la agricultura, en la que logró formar una fortuna considerable por su contracción al trabajo y actividad, consistente en viñas, alfalfares, estancias y varias tropas de carretas.


ERNESTO DE LA CÁRCOVA

Nació en Buenos Aires, el 3 de marzo de 1866. Hizo sus estudios en esta ciudad, y concluyó el bachillerato hacia 1885. Comenzó en ese año sus primeros ensayos pictóricos en la Asociación Estímulo de las Bellas Artes, bajo la dirección de maestro italiano Francisco Romero. Aconsejado por éste, se dirigió a Europa, inscribiéndose como alumno en la Real Academia Albertina, de Turín, en Italia, con Giacomo Grosso (1860-1938).


JORGE VELAZCO

Natural de Bolivia, nacido en 1792.  Entró al servicio en 1808, en clase de cadete del Cuerpo de Montañeses, el que poco después pasó a formar parte del Regimiento denominado “Arribeños”.  En 1812 se incorporó al Ejército del Alto Perú, en calidad de cadete del Regimiento Nº 2 de Infantería, participando en la batalla de Salta, el 20 de febrero de 1813, siendo ascendido a subteniente el 10 de agosto de aquel año, empleo con el cual se halló en las desastrosas acciones de Vilcapugio y Ayohuma. 


ANDRÉS VACCAREZZA

Nació en San Bartolomé, pueblo próximo a la ciudad de Chiavari, Génova (Italia), el 4 de marzo de 1831. A los 17 años en compañía de su pariente y amigo Antonio Devoto, se embarcó en Génova a bordo del bergantín “General San Martín”. El viaje fue una odisea; a los 110 días de la partida, a causa de una larga cuarentena en la isla de Martín García por una epidemia de peste en los puertos del Brasil, llegaba a Buenos Aires, en octubre de 1848.


OLEGARIO VÍCTOR ANDRADE

Olegario V. Andrade nació el 6 de marzo de 1839.  Aunque existen discrepancias sobre el lugar donde se produjo el mismo, el acta de su nacimiento (1) y otros datos coinciden en que nació en Alegrete, Departamento de Río Grande del Sur, Brasil.


DÍA DE LA ANTÁRTIDA 22 DE FEBRERO

El día 22 de febrero se conmemora el Día de la Antártida Argentina y se cumple más de un centenar de años de la permanencia ininterrumpida de los argentinos en la Antártida; a partir de ese día del año 1904 flamea la Bandera Argentina en la isla Laurie del grupo de Islas Orcadas, al ser inaugurada la actual Base Orcadas.


PRIMER ENARBOLAMIENTO DE LA BANDERA

El 27 de febrero de 1812, en la Batería Independencia de Rosario, a las seis y media de la tarde, Manuel Belgrano mandó a enarbolar por primera vez la bandera argentina; pero de inmediato el Triunvirato lo amonestó y le ordenó guardarla.


EL CARNAVAL EN TIEMPO DE ROSAS

Carnaval era la chacota popular de mayor trascendencia en Buenos Aires.  Para disfrutarlo no hacía falta música, bailes o disfraces, como en otras ciudades importantes.  Sólo había que pertrecharse, individualmente o en grupos –según la sociabilidad de cada uno-, de baldes, agua, huevos y demás objetos contundentes al alcance o las preferencias de los que se decidían a participar en la contienda, despiadada como la “mancha venenosa”.


TRATADO DE PILAR

El Director Supremo José Rondeau, que caía bajo el anatema de los jefes federales, por pertenecer al partido directorial unitario, salió de la capital con algunas fuerzas, bajo los auspicios tristes de una situación que hacía desesperar a sus mismos partidarios. El día 1º de febrero de 1820 se encontró con el ejército federal sobre la Cañada de Cepeda, y fue completamente derrotado. Tan sólo se salvó la infantería y la artillería a las órdenes del general Juan Ramón Balcarce. (1) A consecuencia de este descalabro, la suerte de las autoridades nacionales quedó a merced de los caudillos victoriosos; de manera que el Congreso que había declarado la Independencia en 1816, no pudo menos que declararse en receso y abdicar su autoridad en el Presidente del Cabildo de Buenos Aires, a quien había nombrado Director sustituto el 31 de enero.


COMBATE DE CONCEPCIÓN DEL URUGUAY

Mientras que en Buenos Aires la Soberana Asamblea General Constituyente desarrollaba su labor, Entre Ríos seguía siendo teatro de operaciones militares entre las fuerzas españolas de Montevideo y los patriotas rioplatenses. Las riberas del Paraná sufrieron las depredaciones de una flotilla española. Desde Buenos Aires se ordenó levantar dos baterías en Punta Gorda. Pero el creciente ascendiente de Artigas fue enfervorizando cada vez más a los entrerrianos en torno a la defensa de su suelo.


BATALLA DE ONCATIVO

Con las batallas de El Tala y Rincón de Valladares, el drama de nuestras guerras civiles solamente tuvo su prólogo.  Es recién con la batalla de La Tablada que tiene su primer acto.  Recién ahora va a comenzar la lucha en forma brava y a fondo.  El escenario es inmenso y los personajes y tramoyistas son innumerables.  Mientras Facundo y Paz están en escena, hay nuevos actores que, presentando primero el aspecto de simples partiquines o actores segundones, van a adquirir bien pronto brillantes perfiles de primeros actores.  Tal es el caso de ese Comandante de campaña y gran estanciero don Juan Manuel de Rosas.  Tal el general don Estanislao López, gobernador de Santa Fe; tal don Pedro Ferré, gobernador de Corrientes; tal el general do Félix Aldao.


CAMPAÑA DE AMAMBAY

El 8 de diciembre de 1869 el mariscal Francisco Solano López se hallaba en el campamento de Arroyo Guazú con las pocas fuerzas que aún le quedaban.  Era el día de la Virgen de Caacupé y hubo misa temprana, la última a la que él asistiría en esa festividad religiosa.  Hubo también a medio día, lo que el coronel Centurión llama en sus Memorias, sin mengua de su verdadero significado, un “remedo de banquete” ofrecido por el Comandante en Jefe en honor de los generales, jefes y oficiales.


REGLAMENTO PARA LOS MATADEROS

El 26 de febrero de 1864, se sancionó un “Reglamento para los Mataderos de la ciudad de Buenos Aires”, que, por sus disposiciones, resulta útil para apreciar ciertos aspectos de la población. 


ENRIQUE MOSCONI

Enrique Carlos Alberto Mosconi, nació en Buenos Aires el 21 de febrero de 1877.  Es el primer vástago varón de un hogar donde ya hay dos niñas.  Su padre era un milanés, de profesión ingeniero, que viene a la Argentina contratado para construir ferrocarriles.


ANTONIO TOLL Y BERNADET

Nació en San Andrés de Llavaneras (1), principado de Cataluña, el 26 de febrero de 1790.  Fueron sus padres, Esteban Toll y Catalina Bernadet.  Vino muy joven al Río de la Plata y embarcado como segundo piloto en el bergantín español “Belén” tomó parte en el bombardeo que efectuó sobre Buenos Aires la escuadrilla sutil del capitán Michelena la noche del 15 de julio de 1811, de la que formó parte el “Belén”, habiendo durado el fuego un período de tres horas, siendo el buque donde servía Toll el que arrojó la mayor parte de los proyectiles que se dispararon sobre la ciudad, los que fueron arrojados por los obuses reales de 9 pulgadas del “Belén”.


MANUEL DOMINGUEZ DE CAMPOS

Desperdicios fue un torero sevillano de nombre Manuel Domínguez de Campos, nació en el pueblo de Gelves (Sevilla) el 27 de febrero de 1816 y como muchos toreros de su época comenzó sus andaduras en el matadero de Sevilla siendo alumno de la Escuela de Tauromaquia.  Fue el inventor del lance de capa El Farol, y un maestro con el estoque, realizando la suerte, la mayoría de veces, recibiendo.


CARMEN PUCH DE GUEMES

Nacida en Salta, el 21 de Febrero de 1796, fue bautizada en la Iglesia Matriz de dicha ciudad, el 5 de marzo del mismo año, con los nombres de Margarita del Carmen, pero sólo fue conocida como Carmen o Carmen Gabriela, e incluso preferentemente como “Carmencita de Puch”. Era hija del coronel Domingo de Puch y de Dorotea de la Vega Velarde y Cámara de la Corte, entroncando por rama materna a la familia de Martín Miguel de Güemes.


BALDOMERO LAMELA

Nació en Fortín de Areco, hoy Carmen de Areco, el 27 de febrero de 1805, siendo sus padres Marcelo Lamela y Francisca Antonia Raña.  Se inició en la carrera de las armas en 1820, en que fue dado de alta en las milicias de aquel lugar, incorporándose al Regimiento 4º de Milicias de Caballería en 1822, cuerpo destacado en Fortín Areco, con el cual se halló en numerosas acciones contra los indios.  En 1826 figura como teniente en la Escolta de Rivadavia.  El 1º de junio de 1829 ya era capitán del 4º de Milicias, hallándose en el combate sostenido en Rojas contra los salvajes, oportunidad en que fueron rescatados algunos cautivos y mucha hacienda que habían robado.  El 11 de mayo de 1830 fue nombrado capitán de la 2ª Compañía del 2º Escuadrón del Regimiento 4º de campaña.


LUIS PY

Nació en Barcelona el 22 de marzo de 1819.  Muy joven vino a la República Argentina, a la que consagraría 41 años de su existencia en el servicio naval.  En efecto, el 6 de enero de 1843 como subteniente, ingresó al servicio de la Armada, prestándolos bajo el mando del coronel Nicolás Jorge, el que desempeñaba las funciones de jefe estacionario de las costas del Buceo y de Maldonado, con la goleta “Chacabuco” y otras embarcaciones, con motivo del bloqueo de Montevideo; estando todas aquellas fuerzas bajo el superior comando del almirante Guillermo Brown.  Posteriormente pasó como 2º comandante del pailebot “San Cala”, en calidad de subteniente de marina, asistiendo a numerosas acciones, las que no bajaron de 20, entre ellas la de la Isla de Ratas, en la bahía de Montevideo, siendo el comportamiento de Py en las mismas, el de un oficial valiente y arrojado.


MATÍAS RIVERO

Nació en Buenos Aires el 23 de febrero de 1783.  Fue uno de los 15 estudiantes que siguieron el primer curso de anatomía que en la escuela del protomedicato dictó su cuñado, el licenciado Agustín Eusebio Fabre en 1801.  Se halló en las jornadas memorables de la Reconquista de esta ciudad en la primera invasión inglesa.  En aquel año, 1806, al organizarse el Cuerpo de Patricios, el Dr. Rivero fue designado cirujano del 2º y 3er Batallón de aquel Regimiento, por despachos expedidos por el virrey Sobremonte.


ANTONIO ALICE

Nació en Buenos Aires, el 23 de febrero de 1886. Tercer hijo de una familia de inmigrantes italianos, sus comienzos no pudieron ser más modestos. Hizo sus primeras letras en la escuela de la “Unione e Benevolenza”, y luego los continuó sin resultados en la Escuela Superior de Comercio que dirigía Santiago Fitz Simón.


SANTIAGO MARÍA FIGUEREDO

Descendiente de un hogar humilde y cristiano, nació en Montevideo, el 8 de setiembre de 1781.  Era hijo de Santiago Figueredo y de Ana María Grueso. 


TERCERA EXPEDICIÓN AL ALTO PERÚ

En enero de 1815 el Ejército Auxiliar del Alto Perú inició desde Jujuy su avance hacia el Norte, siguiendo el histórico camino de la Quebrada de Humahuaca hasta Uquía.  No se ha podido establecer fehacientemente –por no contar con elementos de juicio- si Rondeau tuvo planes concretos para operar en el Altiplano, suponiéndose que su idea inicial puede resumirse en su decisión de apoyar a los caudillos altoperuanos que hostilizaban a los realistas, manteniendo encendida la llama de la independencia.


BATALLA DE HUMAITÁ

Guerra de la Triple Alianza. Marcos Paz, vicepresidente de la República Argentina, había muerto en Buenos Aires por la epidemia de cólera que traída del frente de guerra, se propagó como una maldición durante el verano de 1867-68.  La verdad es que los brasileños – dueños casi únicos de la guerra, pues solamente del Imperio llegaban refuerzos y armas – se pusieron serios con Mitre después del feo desastre de Tuyú-Cué y le impusieron volverse a Buenos Aires.  Constitucionalmente no era necesaria su presencia, no obstante la muerte de Paz, porque el gabinete desempeñaba sus funciones (no había ley de acefalía) y faltaban escasamente ocho meses para la conclusión del período presidencial.  Pero Brasil quería apresurar la conclusión de la guerra.


BATALLA DE SALTA

Durante los cuatro meses que siguieron al sonado triunfo de Tucumán, se refuerzan los efectivos del ejército y se aprovisiona para hacer frente a las necesidades de la próxima campaña, que tiene por meta a Salta.


BATALLA DE ITUZAINGÓ

El Ejército de Operaciones, una vez instalado en la Banda Oriental, pasó a llamarse “Ejército Republicano”.  Hacia fines de 1826, el impulso de Alvear había dado sus frutos.  Jefes probados como Soler, Paz, Brandsen, Lavalle, Olavaria, Mansilla e Iriarte integraban la oficialidad; Luis Beltrán, el colaborador de San Martín, estaba encargado del parque.  El ejército contaba con unos 5.500 hombres.  Alvear, inteligentemente, desdeñó sitiar las plazas fortificadas de Colonia y Montevideo y se lanzó directamente hacia el noreste, para hacer del territorio enemigo el teatro de la guerra.


COMBATE DE LA HERRADURA

Ante el fracaso de la expedición de 1818, llevada a cabo por el Juan Ramón Balcarce contra el caudillo santafecino Estanislao López, el gobierno de Buenos Aires dispuso que Balcarce fuese relavado por el general Belgrano, al que ordenó bajar con el Ejército Auxiliar del Perú, para hacerse cargo de las operaciones en el litoral. 


SITIO DE MONTEVIDEO (1843-1851)

Luego de triunfar en la Batalla de Arroyo Grande (Pcia. de Entre Ríos), el ejército del general Manuel Oribe cruzó el Río Uruguay y se dispone a sitiar Montevideo.


EL MESÓN DE FIERRO

El territorio del Chaco impuso duros tributos a quienes lo conquistaron.  Tierra de montes impenetrables, de esteros, fieras y aborígenes bravíos, no se rindió fácilmente a los españoles y posteriores inmigrantes europeos. 


PULPERÍAS VOLANTES

En 1775 por orden del Cabildo de Buenos Aires, en el término de un mes, las pulperías debieron instalarse en la vecindad de los sitios poblados y se prohibió a los pulperos aceptar mercaderías (cuero, grasa, lana, cebo), a cambio de los vicios (yerba, tabaco, galleta, cigarros, bebidas). El trueque sólo era posible con los propietarios de tierras.


FEDERICO LACROZE

Nació en Buenos Aires el 4 de noviembre de 1835, siendo sus padres Juan Alejandro Lacroze Durán, oriundo de Castillon, Francia y Mercedes la Santísima Trinidad Cernadas, porteña.


OTTO KRAUSE

Nació en Chivilcoy, provincia de Buenos Aires, el 10 de julio de 1856, siendo hijo de Carlos Augusto Krause y de Leopoldina Paschassius.


RAÚL SCALABRINI ORTIZ

(Corrientes, 1898 – Buenos Aires, 1959) Ensayista argentino, autor de un conocido análisis de la idiosincrasia de las clases medias argentinas (El hombre que está solo y espera, 1931) y de destacados estudios sobre la situación económica y social de su país. Estudió ciencias exactas en la Universidad de Buenos Aires. Durante su juventud militó en un grupo de ideología marxista y viajó por el interior argentino por razones de trabajo. Ello le permitió conocer de primera mano la realidad económica y social más allá de la capital.


COSME ARGERICH

Cosme Mariano Argerich nació en Buenos Aires el 26 de setiembre de 1758, siendo sus padres el coronel Francisco Argerich Batallas, natural de Sistero, obispado de Nigel, provincia de Cataluña; y María Josefa del Castillo Burgués. 


PEDRO RIVAS

Nació en Buenos Aires, el 20 de julio de 1825. Era hijo de Francisco Rivas y de Margarita Segovia. Realizó algunos estudios en su ciudad natal, y a temprana edad, cuando sólo contaba 17 años, publicó algunas composiciones poéticas en “La Gaceta Mercantil”, en homenaje a Juan Manuel de Rosas y a su hija Manuelita, tal vez vinculado a su política, o bien, por congraciarse con el Restaurador. Desempeñaba por entonces, un empleo de oficial de mesa en el Departamento de Policía.


JORGE MONTIEL BELMONTE

Dada la pronta desaparición de su padre, Jorge Montiel Belmonte tuvo que dejar la instrucción escolar en el quinto grado del primario y, a los 18 años de edad, se constituyó como el único sostén familiar, ardua tarea que consistió en mantener a su madre y a sus dos hermanos menores.