Roperto Fernando Darío

VAMOS BAJANDO LA CUESTA…

Como hacía mucho que nos se veía, la alfombra del pasillo, aquella que años atrás se despedazaba en las múltiples pisadas cargadas de papel, este, se levantó solo para retirarse, en silencio. ¿Milagro del alto tránsito de su calidad?, ¿generosidad del rubro textil? ¿perfeccionamiento en el calzado poblacional? Nada de eso… falta de pies que la recorrieran. Se calcula según datos que aún faltan afinar que un mínimo uno por ciento menos fue la pérdida de ingresantes, pero en nuestra percepción la cosa estuvo peor. 

Leer mas