Historia

CONQUISTA DEL DESIERTO – PARTE I

El resultado de la campaña que emprendió Juan Manuel de Rosas fue desalojar a los indios situados en toda la vasta extensión de la Pampa de Buenos Aires, como de las costas que se extienden hasta Magallanes, y fijar los límites de esta provincia de acuerdo con los gobiernos de Santa Fe, Córdoba y Mendoza; sirviendo, además,  de base y pauta obligada a las operaciones que se emprendieron posteriormente hasta terminar esa obra trascendental, por medio de la ocupación militar de esos desiertos.  Rosas acarició y trabajó desde los primeros años de su vida pública, la idea de la conquista del desierto.  Tan luego como su posición se lo permitió, puso de lleno manos a la obra.


ROSAS Y LOS INDIOS

Juan Manuel de Rosas tenía el proyecto de asegurar la tranquilidad de las poblaciones y estancias fronterizas de indios, amenazadas por malones de pillaje organizados por contrabandistas chilenos.  Había tratado a los indios desde su niñez, pasada en la estancia materna del Rincón de López más allá del Salado.  Su abuelo, Clemente López de Osornio, fue muerto por ellos; su padre, León Ortiz de Rozas, pasó mucho tiempo en las tolderías.  Los relatos de las costumbres araucanas eran familiares en su casa.  Sus compañeros de infancia eran los niños indios en juegos donde la astucia y la paciencia –las virtudes pampas- daban el triunfo.  Aprendió el lenguaje araucano, especialmente en sus dialectos pampa y ranquel, y alguna vez distrajo sus ocios de estanciero componiendo un Diccionario, un Vocabulario y una Gramática pampa-ranquel (afortunadamente no se perdieron).  Sabía entenderse con los indios porque conocía su idioma y sus costumbres y sabía que no se puede engañarlos (“Juan Manuel nunca nos mintió”, diría Calfucurá muchos años después de su caída).


LA MÁQUINA INFERNAL

En 1841, mientras el pueblo y las autoridades colmaban a Juan Manuel de Rosas de honores excepcionales, un ruidoso acontecimiento vino a conmover en diverso sentido esa inmensa masa de opinión que los exaltaba, y a estimular una vez más los rencores políticos que se sentían satisfechos con los triunfos sucesivos del ejército federal.


COMBATE DE VILLA DOLORES

Luego de que el Gral. Bartolomé Mitre, representante de Buenos Aires, derrotara el 17 de septiembre de 1861 en la Batalla de Pavón a la Confederación dirigida por Urquiza, las fuerzas unitarias iniciaron una política de intervención en el interior con el objetivo de terminar con los sectores políticos federales que se oponían a la hegemonía porteña y al proyecto “civilizador” concebido por los liberales .


COMBATE DE SAUCE REDONDO

Luego de la derrota de las tropas patriotas en Ayohuma y aprobado el plan sugerido por Dorrego para la reorganización de la vanguardia, éste permaneció unos días en las líneas avanzadoras, instruyendo oficiales y tomando diversas disposiciones.  En su transcurso llegó al cuartel general de Tucumán el mayor Martín Güemes, a quien Manuel Belgrano había expulsado del ejército en la primera retirada de Jujuy, a consecuencia de una historia de amoríos que se hizo pública y chocó con las ideas de riguroso orden social sustentadas por el general ahora en desgracia. 


COMBATE DE SAN IGNACIO

El 26 de marzo de 1881 se produce el encuentro entre la tropa de la Primera Brigada de la 2º División de Ejército, en campaña al lago Nahuel Huapi, almando del teniente coronel Rufino Ortega con las indiadas de Ñancucheo y Huincaleo. El lugar de la batalla fue el desfiladero de San Ignacio, en el valle del río Aluminé, en donde éste recibe las aguas del Catan Lil y forma el Collon Curá (unión de los departamentos de Catan Lil, Huiliches y Collón Curá, en la precordillera.


BATALLA DE INDIA MUERTA

A comienzos de 1845 va a reanudarse la lucha en el territorio argentino, pero la guerra nunca ha estado interrumpida.  En el Uruguay combaten tres ejércitos de la Confederación y en el de Oribe figuran batallones argentinos. 


ARENALES EN EL ALTO PERÚ

El general Juan Antonio Álvarez de Arenales fue el último defensor de la soberanía argentina sobre el Alto Perú, cuando se desempeñó como gobernador de Salta.  Se opuso permanentemente a la injerencia del masón y aliado de Simón Bolívar, mariscal Antonio José de Sucre, el cual alentó la ilegítima separación de Tarija de las Provincias Unidas del Río de la Plata.


ENCARNACIÓN EZCURRA

La vuelta de Juan Manuel de Rosas a la gobernación de la provincia de Buenos Aires en 1835, acaso la etapa más significativa e importante de su extensa carrera política, no hubiese sido posible sin la decidida intervención de su señora esposa, doña Encarnación Ezcurra, cuya vida no ha sido estudiada en profundidad.


LUIS PY

Nació en Barcelona el 22 de marzo de 1819.  Muy joven vino a la República Argentina, a la que consagraría 41 años de su existencia en el servicio naval.  En efecto, el 6 de enero de 1843 como subteniente, ingresó al servicio de la Armada, prestándolos bajo el mando del coronel Nicolás Jorge, el que desempeñaba las funciones de jefe estacionario de las costas del Buceo y de Maldonado, con la goleta “Chacabuco” y otras embarcaciones, con motivo del bloqueo de Montevideo; estando todas aquellas fuerzas bajo el superior comando del almirante Guillermo Brown. 


MANUEL SILVESTRE PRUDÁN

Nació en Buenos Aires en 1800. Ingresó al Ejército Patriota poco antes de las acciones que Manuel Belgrano sostuvo con los realistas en el Alto Perú, hasta que al fin cayó prisionero de aquéllos en la derrota de Vilcapugio, el 1º de enero de 1813, niño aún siendo cadete del Regimiento Nº 1. Fue enviado a las Casamatas del Callao, donde permaneció en lúgubres calabozos por espacio de muchos años. Habiéndose producido la sublevación de la guarnición de El Callao, en la nefasta noche del 4 al 5 de febrero de 1824, y habiéndose pasado al enemigo la tropa independiente allí sublevada, los españoles resolvieron trasladar los jefes y oficiales patriotas que tenían prisioneros, a la isla Chucuita, en el lago Titicaca.


SABINO O´DONNELL

Nació en Buenos Aires, c. 1811, siendo hijo de Carlos Santiago O’Donnell Figueroa, español, y de Francisca Mansilla Bravo, hermana del general Lucio Norberto Mansilla. Mientras cursaba sus estudios en la Universidad de Buenos Aires se empleó como oficial en la Secretaría de la misma desde 1829 hasta 1832. Luego continuó estudiando.


JOSÉ GREGORIO CALDERÓN

Natural de San Luis, siendo sus padres Gregorio Calderón y Antonia Olguín.  Muy joven se incorporó a las milicias de su provincia natal, siendo ascendido a teniente 2º de la 1ª Compañía del 4º Escuadrón de Milicias de Caballería de San Luis, el 10 de octubre de 1815.  Incorporado posteriormente a las fuerzas que repasaron los Andes en 1819, y que se acuartelaron en San Juan, Mendoza y San Luis, el general San Martín le extendió despachos en la segunda de estas ciudades, de teniente 1º de la 1ra Compañía del 1er Escuadrón del “Regimiento de Milicias de San Luis”, el 16 de noviembre de 1819;


CARLOS FEDERICO BARBARÁ (H)

Nació en Buenos Aires en 1828, siendo sus padres el teniente coronel Carlos Federico Barbará, guerrero de la Independencia, y Dolores Manterola.  Se inició en la carrera de las armas el 1º de octubre de 1851 en calidad de porta-estandarte de los Escuadrones de Chivilcoy destacados en el “Campo de Rosas”, en Bragado.



REGIMIENTO DE GRANADEROS A CABALLO

La historia del Regimiento comienza juntamente con la aparición de San Martín en el escenario americano, apenas dos años después del grito de rebeldía de mayo de 1810. Con fecha 16 de marzo el gobierno superior provisional de las Provincias Unidas del Río de la Plata, con las firmas de Chiclana, Sarratea y Rivadavia, expide el nombramiento efectivo de José de San Martín como Teniente Coronel de caballería y “Comandante del Escuadrón de Granaderos que ha de organizarse”, el que sería a lo largo de la tenaz lucha emprendida contra el poder real, el alma y el cuerpo vertebral del éxito del pronunciamiento revolucionario.


COMBATE DE LAS ACOLLARADAS

En las primeras décadas del siglo pasado, los gobiernos de San Luis hicieron todo lo posible por amortiguar los efectos producidos por la terrorífica fama del indio, que angustiaba a los pueblos del interior de la provincia.


CONGRESO DE CÓRDOBA

Cara inspiración la del brigadier general Juan Bautista Bustos: ver a su Patria unida, unidas a las provincias para conseguir de una vez por todas la anhelada y efectiva independencia, la libertad y la paz.  Unidad nacional que en nada contradice su espíritu federalista, ya que no olvida en ningún momento las autonomías de los estados provinciales y su independencia y respeto mutuos.


COLEGIO NACIONAL DE BUENOS AIRES

Al lado de la Iglesia de San Ignacio, en la calle Bolívar, entre las de Alsina y Moreno, el Colegio Nacional ocupa con fundado orgullo el solar que por más de doscientos cincuenta años es asiento de edificios consagrados a la enseñanza.


TERREMOTO EN MENDOZA (1861)

La historia sísmica de Mendoza registró el primer terremoto denominado “de Santa Rita” en 1792.  Años más tarde, Eusebio Blanco decía que se trataba de una tradición mendocina del siglo XIX, de la que siempre se hablaba.  Su abuelo, que tenía más de 90 años, recordaba que había derrumbado varias casas.  El autor agrega que entre sus principales recuerdos de infancia está una de las consecuencias de un terremoto en Chile: estando en la escuela, cayó durante algunos días una lluvia de cenizas que mantuvo oscurecido el sol.  El fenómeno coincidió con el temblor que experimentó Chile en 1822 ó 1824.


INVASIÓN PORTUGUESA A LA BANDA ORIENTAL

Era una ambición tradicional de los portugueses el lograr límites naturales para sus posesiones en América. Consecuentes a tal política buscan el dominio de los grandes ríos que tienen origen en su territorio y desembocan en el Río de la Plata.  Desde la época del coloniaje, y aún en tiempo de paz, los portugueses siempre presionaron la frontera terrestre de la Banda Oriental y de las Misiones.


MANUEL NICOLÁS SAVIO

Manuel Nicolás Aristóbulo Savio nació el 15 de marzo de 1892 en Buenos Aires.  Cursó sus estudios primarios en la Escuela de Graduados y los secundarios en el Colegio Nacional de Buenos Aires, de donde egresó en 1908.  Inició su carrera en el Colegio Militar de la Nación en marzo de 1909, a los 17 años, y egresa como subteniente el 31 de diciembre de 1910. 


ALBERTO CAPDEVILA

Nació en Buenos Aires el 27  de julio de 1856, siendo sus padres, Ramón Capdevila, muerto en la Guerra del Paraguay, y Melchora D. de Capdevila.  El 13 de setiembre de 1871 ingresó al Colegio Militar con la nota de “Muy Bueno”.  En aquel Instituto ascendió a cabo 2º, el 27 de junio de 1872; a cabo 1º, el 28 de noviembre del mismo año; y a sargento 2º, el 28 de junio de 1873.


NICOLÁS DESCALZI

Nació en Chiavari (Italia), el 19 de febrero de 1801, hijo de José Cayetano Descalzi y de María Cánepa. Hizo sus estudios en un colegio de dicha ciudad, donde mostró inclinación por la literatura, matemáticas y náutica, continuándolos en Génova. Ya perito, regresó a Chiavari, para cursar dibujo en la escuela fundada en 1820, por la Sociedad Económica.



ESCUDO NACIONAL ARGENTINO

Desde que se instaló la Primera Junta en 1810, en todos los documentos oficiales y actos gubernamentales se utilizaban las mismas “armas reales” (dibujo a modo de escudo) que durante el virreinato, hasta que fueron sustituidas por el Escudo Nacional, el 12 de Marzo de 1813, adoptado por la Asamblea General Constituyente.


TRIBUTOS INDÍGENAS EN EL SIGLO XIX

El poder español utilizó dos formas para obtener beneficio de los habitantes naturales de América: 1) Su trabajo, mediante los servicios personales o la esclavitud, y 2) La entrega de metales preciosos, dinero o especies, lo que en definitiva era producto del trabajo.


EL ROSISMO DE LA FAMILIA ALEM

Leandro Alem había nacido el 11 de marzo de 1842 en el barrio de Balvanera, y fue bautizado en la misma iglesia parroquial.  Su infancia suburbana transcurrió alrededor de la pulpería paterna en la esquina de las calles Federación y De los Pozos (hoy Avda. Rivadavia y Matheu) y los guapos faenadores de los corrales de Miserere.  En aquellos días el padre, Leandro Antonio Alén, gozaba de alto predicamento en el barrio como oficial de policía a las órdenes de los más allegados colaboradores de Juan Manuel de Rosas en la Sociedad Popular Restauradora, los fieles y temidos Salomón, Cuitiño o Parra.


BATALLA DE ENSENADA DE LAS PULGAS

En 1814 el ejército chileno luchaba en el sur de Chile tratando de destruir las fuerzas realistas comandadas por el general Ossorio.  Las fuerzas, a cuyo frente se encontraban los generales Bernardo O’Higgins y José Miguel Carrera, las enfrentaron en las inmediaciones de Rancagua librando una recia batalla en la que O’Higgins a pesar de haber conducido sus tropas con valor, fue derrotado pues su compatriota Carrera permaneció al margen de la acción desempañando el papel de simple e indiferente espectador.


COMBATE DE MARTÍN GARCÍA

La isla Martín García fue descubierta en 1516 por Juan Díaz de Solís, quien había partido de España un año antes, al mando de una flota integrada por tres naves, Portuguesa, Latina y Menor, tripuladas por unos 60 hombres, con la intención de hallar un paso entre el Océano Atlántico y el Pacífico.


COMBATE DE LA HERRADURA

Ante el fracaso de la expedición de 1818, llevada a cabo por el Juan Ramón Balcarce contra el caudillo santafecino Estanislao López, el gobierno de Buenos Aires dispuso que Balcarce fuese relavado por el general Belgrano, al que ordenó bajar con el Ejército Auxiliar del Perú, para hacerse cargo de las operaciones en el litoral.  Pero, hasta tanto llegase dicho jefe, el Ejército de Observación fue puesto a órdenes del general Juan José Viamonte y reforzado en hombres y material de guerra.  Igualmente, se reforzó el contingente de Córdoba con dos escuadrones de caballería al mando de los coroneles Paz y Lamadrid.


CAMAPAÑA DEL PARAGUAY (1810-1811)

Una vez que el ejército auxiliar hubo partido hacia el norte, la junta gubernativa se dio a la tarea de enfrentar la amenaza que representaba Montevideo en poder de los realistas y foco activo de la resistencia de éstos.  Este problema de primer momento, se vio agravado el 27 de julio de 1810 por otro que se gestaba en Asunción.


LA MILICIA Y LA MUJER

Es conocido el derecho que tuvo el milico de arrimar a su mujer a los fuertes o cuarteles y de que ella lo siguiera en las campañas, como una parte más –y oficialmente reconocida- del ejército.  Esta historia es tan vieja que no tiene arranque.  La cuartelera fue legendaria.  Las hubo de la ciudad, como las que acompañaron al brigadier Martín Rodríguez en su tercera salida al sur y casi mueren de hambre y de frío en tierras del Napostá.


URQUIZA Y LA “ILUSTRACIÓN”

El gobierno del general Rosas cayó por obra de los poderes –nacionales y extranjeros- que se habían coaligado para combatirle.  Correspondió parte principalísima, en este suceso, al Imperio del Brasil, cuya política, que tendía a la realización de “sus fines nacionales”, utilizó todos los medios que se hallaban a su alcance.  


RAMÓN CARRILLO

Nació en la ciudad de Santiago del Estero, el 7 de marzo de 1906. Era hijo de Ramón Carrillo, periodista, político y docente, y de María Salomé Gómez Carrillo. Cursó sus estudios en la Escuela Normal “Manuel Belgrano”, donde rindió quinto y sexto grado libre, y luego pasó al Colegio Nacional. Se destacó como alumno brillante. A los 15 años publicó una monografía histórica titulada: Juan Felipe Ibarra, su vida y su tiempo, con la cual obtuvo una medalla de oro, premio instituido por las “Damas Patricias” de su provincia (1922). Por la misma época escribió otro trabajo Glosa de los servidores humildes, en la que propiciaba la protección de la vejez.


PEDRO LURO

Nació en la pequeña aldea vasco-francesa de Gamarthe, en los Bajos Pirineos, el 10 de marzo de 1820, siendo hijo de Pierre Luro Ithurriague y Dominga Oficialdegui Orgambide, de humilde condición. Cuando apenas contaba 17 años de edad, decidió venir a nuestro país, llegando a Buenos Aires en 1837.


MARÍA ANTONIA DE PAZ Y FIGUEROA

Nació en el pueblo de Silípica, provincia de Santiago del Estero, en 1730. Era hija del Maestre de Campo Francisco Solano de Paz y Figueroa; sobrina por lo tanto, del general Juan José de Paz, teniente gobernador de dicha provincia. Recibió la educación que se daba en familias acomodadas, y se acentuó en ella, su inclinación a la vida religiosa. A los 15 años hizo sus votos y vistió el hábito de Beata consagrándose a la oración y al apostolado. Luego realizó sus ejercicios en el Convento de los Padres de la Compañía de Jesús de aquella ciudad.


JUAN DE DIOS VIDELA

Nació en Mendoza el 7 de marzo de 1815, siendo hijo legítimo de Juan de Dios Videla Godoy y de María Petrona Moyano, naturales de la misma ciudad, donde contrajeron matrimonio en 1798. Fue bautizado el 10 de marzo de 1815 con los nombres de Juan de Dios, siendo sus padrinos Clemente e Isabel Godoy.Perteneció a la Legión Libertadora que partió de Montevideo el 2 de julio de 1839, llegando a Martín García al día siguiente, donde se organizó y reforzó, siendo designado Videla teniente 1º del Escuadrón “Maza”. Invadida a comienzos de setiembre la provincia de Entre Ríos, se halló aquél en la acción de Yeruá, el 22 de ese mismo mes; así como también en los combates de Don Cristóbal y del Sauce Grande, el 10 de abril y el 16 de julio de 1840, respectivamente.


FRANCISCO LASALA

Nació en Montevideo el 27 de octubre de 1805, siendo sus padres, el teniente coronel de ingenieros de los Reales Ejércitos, Martín de Lasala y Fernández (1), hermano del teniente de navío Cándido Lasala, muerto gloriosamente en la defensa de Buenos Aires, el 5 de julio de 1807, combatiendo contra los invasores británicos; y Margarita de Oribe y Viana (nacida el 10 de abril de 1787), hermana de los después generales Manuel e Ignacio Oribe, y sobrina carnal del brigadier general Francisco Xavier de Viana.


JUAN BAUTISTA THORNE

Arreciaba el combate de la Vuelta de Obligado donde fuerzas argentinas enfrentaron con valentía la agresión anglo francesa. Por orden del gobernador de Buenos Aires  y encargado de las Relaciones exteriores de la Confederación don Juan Manuel de Rosas, el general Lucio Mansilla había fortificado las costas del Paraná, cerrándolo en ese punto mediante botes atados con cadena. 


JUAN MARTÍNEZ

Nació en Mercedes, provincia de Buenos Aires, el 8 de marzo de 1846, siendo sus padres, Clemente Martínez y Gregoria Morales.  El 25 de noviembre de 1861 ingresó como cadete o distinguido, en el Batallón 10 de Infantería de Línea, Compañía de Cazadores.


JOSÉ IGNACIO GARMENDIA

Nació en Buenos Aires el 9 de marzo de 1841, siendo sus padres José Ignacio de Garmendia y Alurralde, y Manuela Suárez y Lastra.  Se educó en su ciudad natal, siguiendo los estudios superiores en el Colegio de San Carlos hasta el año 1859, en que con motivo del estallido de la guerra entre la Confederación y el Estado de Buenos Aires, se enroló como soldado en el 1er Batallón del 1er Regimiento de la Guardia Nacional de esta ciudad, con fecha 1º de junio de aquel año; marchando de inmediato (el 4 de julio) a la isla de Martín García, a formar parte de la compañía del capitán Héctor Varela.


PABLO LUCERO

Natural de San Luis. Desde muy joven se incorporó a las fuerzas militares de su provincia natal, participando en numerosas campañas contra los indios en la frontera, que en aquellas épocas constituyeron la preocupación permanente de las provincias fronterizas con el Desierto.


FRANCISCO DE PAULA CASTAÑEDA

Nació en Buenos Aires, en 1776, hijo de Ventura Castañeda y María Andrea Romero, emparentados con los Pinedas y Bracamontes que en la época de Carlos II y Felipe III habían sido soldados de actuación destacada.  Su progenitor era español o “Viracocha”, en el lenguaje de su hijo, y fue comerciante mayorista con amplias vinculaciones en las provincias como en España, y agrega que como “gracias a Dios, era cristiano de puño cerrado”; llegó a ser Hermano Mayor de la Archicofradía del Santísimo Sacramento en la catedral de Buenos Aires, la que comprendía a todos los hombres más conspicuos de la época. 



EL SABLE DE SAN MARTÍN

Recordemos que el general José de San Martín le lega su glorioso sable libertador a Juan Manuel de Rosas el día 23 de enero de 1844, que es cuando escribe su testamento político en París, Francia.  La tercera cláusula del documento,


PAVÓN Y SUS CONSECUENCIAS

Santiago Derqui y Juan Esteban Pedernera asumieron como presidente y vicepresidente de la Nación, el 5 de marzo de 1860.  La lucha por el poder, al término de la presidencia de Urquiza, se libró entre Alberdi, del Carril y Derqui.  El primero quedó descartado por su deslucida actuación en el Tratado con España.  Entonces Alberdi le insinuó a Urquiza la reforma de la Constitución para que éste pudiera ser reelecto (1).  Pero el entrerriano, en uno de los gestos recomendables de su vida, desechó esta sugerencia.


MANUEL MACEDONIO BARBARÍN

Nació en el año 1781 en un pueblo de Angola, Africa, llamado Kalibali.  Víctima de la codicia europea, fue conducido como esclavo a nuestras playas, donde la nobleza de su alma y su denuedo, le permitirían representar un papel distinguido en la generosa lucha para sacudir el yugo metropolitano.


HACE 71 AÑOS, EL 12 DE FEBRERO DE 1948 POR ORDEN DEL COMANDO EN JEFE DE LA ARMADA ARGENTINA, SE MOVILIZA LA FLOTA DE MAR A LA ANTARTIDA ARGENTINA, EN DEMOSTRACIÒN DE PODER ANTE LA REITERADA ILEGALIDAD Y HOSTILIDAD DEL REINO UNIDO DE LA GRAN BRETAÑA E IRLANDA DEL NORTE.

El 12 de febrero de 1948 la Flota de Mar de la Armada Argentina abandona la Base Naval de Puerto Belgrano en una expedición de demostración de poder que en seco frenó el expansionismo británico en la región.


A 37 AÑOS DE LA GESTA DE MALVINAS BAHÍA FOX

Enmarcando el reforzamiento inicial, la primera guarnición en  hacerse presente en la Gran Malvina ( Bahía Fox  fue la Ca de Ing Nº 9, que había arribado el 2 de abril de 1982, al mando del Mayor Oscar Minorini Lima, tiene el Orgullo de haber sido los primeros argentinos en izar el pabellón Nacional en Bahía Fox, su trabajo fue efectuar control en la población y requisar armamento y equipos de comunicaciones que algunos kelpers disponían.


DÍA DE LA ANTÁRTIDA 22 DE FEBRERO

El día 22 de febrero se conmemora el Día de la Antártida Argentina y se cumple más de un centenar de años de la permanencia ininterrumpida de los argentinos en la Antártida; a partir de ese día del año 1904 flamea la Bandera Argentina en la isla Laurie del grupo de Islas Orcadas, al ser inaugurada la actual Base Orcadas.


EL CARNAVAL EN TIEMPO DE ROSAS

Carnaval era la chacota popular de mayor trascendencia en Buenos Aires.  Para disfrutarlo no hacía falta música, bailes o disfraces, como en otras ciudades importantes.  Sólo había que pertrecharse, individualmente o en grupos –según la sociabilidad de cada uno-, de baldes, agua, huevos y demás objetos contundentes al alcance o las preferencias de los que se decidían a participar en la contienda, despiadada como la “mancha venenosa”.


TRATADO DE PILAR

El Director Supremo José Rondeau, que caía bajo el anatema de los jefes federales, por pertenecer al partido directorial unitario, salió de la capital con algunas fuerzas, bajo los auspicios tristes de una situación que hacía desesperar a sus mismos partidarios. El día 1º de febrero de 1820 se encontró con el ejército federal sobre la Cañada de Cepeda, y fue completamente derrotado. Tan sólo se salvó la infantería y la artillería a las órdenes del general Juan Ramón Balcarce. (1) A consecuencia de este descalabro, la suerte de las autoridades nacionales quedó a merced de los caudillos victoriosos; de manera que el Congreso que había declarado la Independencia en 1816, no pudo menos que declararse en receso y abdicar su autoridad en el Presidente del Cabildo de Buenos Aires, a quien había nombrado Director sustituto el 31 de enero.


COMBATE DE CONCEPCIÓN DEL URUGUAY

Mientras que en Buenos Aires la Soberana Asamblea General Constituyente desarrollaba su labor, Entre Ríos seguía siendo teatro de operaciones militares entre las fuerzas españolas de Montevideo y los patriotas rioplatenses. Las riberas del Paraná sufrieron las depredaciones de una flotilla española. Desde Buenos Aires se ordenó levantar dos baterías en Punta Gorda. Pero el creciente ascendiente de Artigas fue enfervorizando cada vez más a los entrerrianos en torno a la defensa de su suelo.


BATALLA DE ONCATIVO

Con las batallas de El Tala y Rincón de Valladares, el drama de nuestras guerras civiles solamente tuvo su prólogo.  Es recién con la batalla de La Tablada que tiene su primer acto.  Recién ahora va a comenzar la lucha en forma brava y a fondo.  El escenario es inmenso y los personajes y tramoyistas son innumerables.  Mientras Facundo y Paz están en escena, hay nuevos actores que, presentando primero el aspecto de simples partiquines o actores segundones, van a adquirir bien pronto brillantes perfiles de primeros actores.  Tal es el caso de ese Comandante de campaña y gran estanciero don Juan Manuel de Rosas.  Tal el general don Estanislao López, gobernador de Santa Fe; tal don Pedro Ferré, gobernador de Corrientes; tal el general do Félix Aldao.


CAMPAÑA DE AMAMBAY

El 8 de diciembre de 1869 el mariscal Francisco Solano López se hallaba en el campamento de Arroyo Guazú con las pocas fuerzas que aún le quedaban.  Era el día de la Virgen de Caacupé y hubo misa temprana, la última a la que él asistiría en esa festividad religiosa.  Hubo también a medio día, lo que el coronel Centurión llama en sus Memorias, sin mengua de su verdadero significado, un “remedo de banquete” ofrecido por el Comandante en Jefe en honor de los generales, jefes y oficiales.


REGLAMENTO PARA LOS MATADEROS

El 26 de febrero de 1864, se sancionó un “Reglamento para los Mataderos de la ciudad de Buenos Aires”, que, por sus disposiciones, resulta útil para apreciar ciertos aspectos de la población. 


CARMEN PUCH DE GUEMES

Nacida en Salta, el 21 de Febrero de 1796, fue bautizada en la Iglesia Matriz de dicha ciudad, el 5 de marzo del mismo año, con los nombres de Margarita del Carmen, pero sólo fue conocida como Carmen o Carmen Gabriela, e incluso preferentemente como “Carmencita de Puch”. Era hija del coronel Domingo de Puch y de Dorotea de la Vega Velarde y Cámara de la Corte, entroncando por rama materna a la familia de Martín Miguel de Güemes.


BALDOMERO LAMELA

Nació en Fortín de Areco, hoy Carmen de Areco, el 27 de febrero de 1805, siendo sus padres Marcelo Lamela y Francisca Antonia Raña.  Se inició en la carrera de las armas en 1820, en que fue dado de alta en las milicias de aquel lugar, incorporándose al Regimiento 4º de Milicias de Caballería en 1822, cuerpo destacado en Fortín Areco, con el cual se halló en numerosas acciones contra los indios.  En 1826 figura como teniente en la Escolta de Rivadavia.  El 1º de junio de 1829 ya era capitán del 4º de Milicias, hallándose en el combate sostenido en Rojas contra los salvajes, oportunidad en que fueron rescatados algunos cautivos y mucha hacienda que habían robado.  El 11 de mayo de 1830 fue nombrado capitán de la 2ª Compañía del 2º Escuadrón del Regimiento 4º de campaña.


ANTONIO ALICE

Nació en Buenos Aires, el 23 de febrero de 1886. Tercer hijo de una familia de inmigrantes italianos, sus comienzos no pudieron ser más modestos. Hizo sus primeras letras en la escuela de la “Unione e Benevolenza”, y luego los continuó sin resultados en la Escuela Superior de Comercio que dirigía Santiago Fitz Simón.


TERCERA EXPEDICIÓN AL ALTO PERÚ

En enero de 1815 el Ejército Auxiliar del Alto Perú inició desde Jujuy su avance hacia el Norte, siguiendo el histórico camino de la Quebrada de Humahuaca hasta Uquía.  No se ha podido establecer fehacientemente –por no contar con elementos de juicio- si Rondeau tuvo planes concretos para operar en el Altiplano, suponiéndose que su idea inicial puede resumirse en su decisión de apoyar a los caudillos altoperuanos que hostilizaban a los realistas, manteniendo encendida la llama de la independencia.


BATALLA DE HUMAITÁ

Guerra de la Triple Alianza. Marcos Paz, vicepresidente de la República Argentina, había muerto en Buenos Aires por la epidemia de cólera que traída del frente de guerra, se propagó como una maldición durante el verano de 1867-68.  La verdad es que los brasileños – dueños casi únicos de la guerra, pues solamente del Imperio llegaban refuerzos y armas – se pusieron serios con Mitre después del feo desastre de Tuyú-Cué y le impusieron volverse a Buenos Aires.  Constitucionalmente no era necesaria su presencia, no obstante la muerte de Paz, porque el gabinete desempeñaba sus funciones (no había ley de acefalía) y faltaban escasamente ocho meses para la conclusión del período presidencial.  Pero Brasil quería apresurar la conclusión de la guerra.


BATALLA DE SALTA

Durante los cuatro meses que siguieron al sonado triunfo de Tucumán, se refuerzan los efectivos del ejército y se aprovisiona para hacer frente a las necesidades de la próxima campaña, que tiene por meta a Salta.


BATALLA DE ITUZAINGÓ

El Ejército de Operaciones, una vez instalado en la Banda Oriental, pasó a llamarse “Ejército Republicano”.  Hacia fines de 1826, el impulso de Alvear había dado sus frutos.  Jefes probados como Soler, Paz, Brandsen, Lavalle, Olavaria, Mansilla e Iriarte integraban la oficialidad; Luis Beltrán, el colaborador de San Martín, estaba encargado del parque.  El ejército contaba con unos 5.500 hombres.  Alvear, inteligentemente, desdeñó sitiar las plazas fortificadas de Colonia y Montevideo y se lanzó directamente hacia el noreste, para hacer del territorio enemigo el teatro de la guerra.


COMBATE DE LA HERRADURA

Ante el fracaso de la expedición de 1818, llevada a cabo por el Juan Ramón Balcarce contra el caudillo santafecino Estanislao López, el gobierno de Buenos Aires dispuso que Balcarce fuese relavado por el general Belgrano, al que ordenó bajar con el Ejército Auxiliar del Perú, para hacerse cargo de las operaciones en el litoral. 


SITIO DE MONTEVIDEO (1843-1851)

Luego de triunfar en la Batalla de Arroyo Grande (Pcia. de Entre Ríos), el ejército del general Manuel Oribe cruzó el Río Uruguay y se dispone a sitiar Montevideo.


EL MESÓN DE FIERRO

El territorio del Chaco impuso duros tributos a quienes lo conquistaron.  Tierra de montes impenetrables, de esteros, fieras y aborígenes bravíos, no se rindió fácilmente a los españoles y posteriores inmigrantes europeos. 


PULPERÍAS VOLANTES

En 1775 por orden del Cabildo de Buenos Aires, en el término de un mes, las pulperías debieron instalarse en la vecindad de los sitios poblados y se prohibió a los pulperos aceptar mercaderías (cuero, grasa, lana, cebo), a cambio de los vicios (yerba, tabaco, galleta, cigarros, bebidas). El trueque sólo era posible con los propietarios de tierras.


COSME ARGERICH

Cosme Mariano Argerich nació en Buenos Aires el 26 de setiembre de 1758, siendo sus padres el coronel Francisco Argerich Batallas, natural de Sistero, obispado de Nigel, provincia de Cataluña; y María Josefa del Castillo Burgués. 


DORREGO CONTRA EL VOTO CALIFICADO

En 1826 se debatia la ley de sufragio en Buenos Aires. Pero quedaban excluidos del derecho a votar: los menores de 20, los analfabetos, a los deudores fallidos, a los deudores del Estado, a los dementes, a los presos, a los “vagos”, a los soldados, jornaleros y domésticos a sueldo. Una ley de voto calificado obviamente.


3 DE FEBRERO DE 1852, DEFENSA Y PÉRDIDA DE NUESTRA INDEPENDENCIA

Rosas y Urquiza. Después de la derrota de Caseros, la Argentina se incorporó al proceso económico mundial, pero como mercado complementario del capitalismo ingles. El 10 de julio de 1852 Urquiza firmó, cumpliendo compromisos adquiridos, tratados con Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos, que establecían el libre tránsito de los ríos Paraná y Uruguay.


BATALLA DE CHACABUCO

Para poder alcanzar su objetivo final, que era lograr la independencia del Perú ocupando Lima, en acción coordinada con Bolívar, el general San Martín había previsto cruzar la cordillera de los Andes, en el mes de enero de 1817, y libertar a Chile.


COMBATE DEL RÍO COLORADO

Parece que después de Pavón Angel Vicente Peñaloza pensó en la formación de un gran ejército en el interior para continuar la guerra con Buenos Aires, respondiendo a esta idea su expedición a la provincia de Tucumán.


GOBIERNO DEL VIRREY CISNEROS

Uno de los más perjudicados por los acontecimientos del 25 de mayo de 1810 fue el último soberano del Virreinato del Río de la Plata, don Baltasar Hidalgo de Cisneros. 


CESÁREO DOMÍNGUEZ

Nació en la ciudad de San Juan, en el año 1808, siendo sus padres Mateo Antonio Domínguez y María Josefa Jofré.  Ingresó a la carrera militar en las milicias, a los 14 años de edad, hallándose en las campañas y combates que tuvieron lugar en el interior de la Nación durante las luchas civiles.  En 1832 se encontraba en San Miguel del Monte, provincia de Buenos Aires. 


EL 28 DE ENERO DE 1928

Este día, la Cancillería argentina decide finalizar los intercambios de notas diplomáticas con el Reino Unido, a raíz de las quejas de este gobierno por las acciones soberanas realizadas en la isla Laurie, en el archipiélago de las Orcadas del Sur. Sitio donde, desde 1904, funcionaba de manera ininterrumpida un observatorio con personal estable.


GEORGE COLEMAN DE KAY

Nació en Nueva York el 3 de marzo de 1801, siendo su padre el capitán de marina George de Kay, propietario de un buque que viajaba a las Indias, con el que amontonó una fortuna considerable; su madre se llamaba Catherine Coleman, señora de Cork en Irlanda.


COLONIA DEL SACRAMENTO

El 26 de enero de 1680, el Gobernador de Río de Janeiro, Maestre de Campo Don Manuel de Lobo, arriba a la Península de San Gabriel, al frente de 5 naves, comenzando con el proceso fundacional de la Colonia do Sacramento.  La guarnición militar de la plaza la conforman 200 soldados portugueses.  Manuel de Lobo enferma y nombra al capitán Manuel Galvao como segundo al mando en la sucesión para la defensa de la Plaza. 


ARISTÓBULO DEL VALLE

Nació en Dolores, provincia de Buenos Aires, en 15 de marzo de 1845, siendo sus padres el coronel Narciso del Valle, quien fuera edecán de Juan Manuel de Rosas, e Isabel Valdivieso Correa. Muy joven aún, a los 21 años, empezó a actuar en la política de su país, en las filas del partido denominado de los “crudos”, base del Autonomista, descollando desde el comienzo como orador y publicista.


JOSÉ MARTÍ

José Julián Martí Pérez nació el 28/01/1853 en La Habana, Cuba. Escritor y poeta pero también fundador del Partido Revolucionario Cubano y héroe de la independencia de la isla, falleció 42 años después en Dos Ríos, Capitanía General de Cuba durante un combate con fuerzas españolas (ay España, cuánto desastre hizo en Latinoamérica).