homenaje


EL PACTO SOCIAL

Argentina a partir de 1930 y sobre todo luego de la post guerra inicia un proceso de industrialización basado en el modelo de sustitución de importaciones.


LA UNIÓN DE PROMOCIONES

Estimados Camaradas y Amigos La Unión de Promociones expresa su más profundo pesar por el fallecimiento, en las fechas que para cada caso se indican,…


EL “KEPLER” QUE DEFIENDE LOS DERECHOS SOBRE MALVINAS DISERTARÁ EN SAN RAFAEL

El próximo 7 de junio se realizarán las “2ª Jornadas de Malvinización del Sur mendocino” en el colegio Alfredo Bufano, con charlas, disertaciones y actividades. Entre ellas destaca la presencia de Alejandro Betts, un ciudadano nacido en Malvinas que cuenta con documento argentino y reivindica la soberanía nacional en las islas Malvinas.


MARTÍN MIGUEL DE GÜEMES HEROE NACIONAL

Martín Miguel Juan de Mata Güemes Montero de Goyechea y la Corte, hijo del español Gabriel de Güemes Montero, nacido en la región de Cantabria, Tesorero de la Real Hacienda de la corona española; y de María Magdalena de Goyechea y la Corte, de origen jujeño pero ascendencia española y portuguesa, es un héroe de la independencia argentina. La importancia de la acción de Güemes tuvo que ver con su destreza militar para la contención de los avances españoles, su fidelidad a la causa patriota y su recelo del centralismo porteño. Su rol fue similar al de otras figuras poco conocidas que complementaron la acción sanmartiniana, tal como la de Andrés Guaçurarí –el “Comandante Andresito”-, que frenó el avance portugués en la frontera con el imperio del Brasil.



MALVINAS: EL ROL DE LOS CONSCRIPTOS ARGENTINOS (1/3)

Aunque controversial, es muy posible que, al menos en ciertas circunstancias, la eficacia de combate de un ejército de reclutas puede ser igual a la de un ejército profesional. Para cualquier ejército, la lucha contra la eficacia no sólo es influida por el grado de cohesión psicológica entre los soldados y oficiales, sino también por la cultura organizacional de cada unidad de servicio en particular a la preparación para la guerra y la conducción de conflicto en sí. La Guerra de las Malvinas de 1982 es un ejemplo de esta situación.


MALVINAS 1982-2019

Seguramente si le pregunto a cualquier Argentino por la foto en la cual se ve un soldado herido y tomado prisionero (quizás una de las imágenes mas conocidas en los documentales sobre la Guerra de Malvinas), me contestarían…. 
_” Es un pobre conscripto, un chico de la guerra, muerto de frío, hambre y miedo” !!!.  Claramente es la típica carta. que obtendría tras 37 años de desinformación, de ignorancia, de olvido, de “Desmalvinizacion”….


MALVINAS: EL “OPERATIVO BUZÓN” PARA FRENAR EL AVANCE INGLÉS QUE GALTIERI RECHAZÓ Y LA TRAMA SECRETA DE LA RENDICIÓN

Se accedió en exclusiva a los detalles de un arriesgado plan de los altos mandos militares que significaba la última carta ante una derrota inminente y que pretendía cambiar el curso de la guerra. La palabra de un protagonista clave. La negociación de la capitulación del 14 de junio de 1982. Y un dato sorprendente: las cenizas del general Menéndez regresaron a las islas


BATALLA DE HUAQUI

Luego del triunfo de Suipacha, del 7 de noviembre de 1810, las fuerzas de Buenos Aires habían cumplido el objetivo estratégico de ocupar ciertamente el Alto Perú. Pero, el interrogante que se planteaba ahora era saber qué hacer con este triunfo. Castelli, a diferencia de Moreno, no creía que la Patria terminara en el Desaguadero. José María Rosa nos transmite las angustiosas palabras de Castelli al respecto


COMBATE DE BARRACAS

Luego de la batalla de Olivera, sostenida por las fuerzas del coronel Eduardo Racedo con las del coronel José Inocencio Arias, la presencia de unidades sediciosas en inmediaciones de la ciudad preocupó a las autoridades nacionales que continuaron concentrando tropas para cercarla.  Desde Rosario y Córdoba llegaron refuerzos que se sumaron a los efectivos del Gobierno.  Y desde el Sur lo hizo un contingente de 800 hombres, en su mayoría de infantería, a las órdenes del coronel Nicolás Levalle.


COMBATE DE LAS PIEDRAS (1814)

El 20 de junio de 1814 a las tres y media de la tarde, se entregó por capitulación la plaza de Montevideo, y el día 22 a las diez de la mañana, las tropas argentinas al mando del general Alvear tomaron posesión de las fortalezas del Cerro. El día 23 de junio a las dos de la tarde, el ejército sitiador de Montevideo, guarnecía la fortaleza de la ciudad de San Felipe de Montevideo.


COMBATE DE PUENTE ALSINA

La noche llegaba tensa a Buenos Aires el 20 de junio de 1880.  La ciudad había resistido el primer avance de las tropas nacionales, pero todos sabían que no sería el último.  En el campamento de José Inocencio Arias, los fogones se apagaban y los hombres se echaban, intranquilos, a descansar.  A las diez de la noche, el coronel había recibido un mensaje del ministro Martín de Gainza: “Por varios conductos que no doy mucha importancia, se me dice que esta madrugada será usted atacado”, y agregaba: “(no lo creo)”.  Pero en el campamento, cuenta Basabilbaso, los jefes estaban alertas; mandaron avanzadas en varias direcciones y una guardia de caballería se apostó sobre el propio puente.  Hacía frío y el cielo estaba claro, alumbrado por una invernal luz de luna.


PARAGUAY, TRAS LA GUERRA

Se habían cumplido las recomendaciones de los políticos belicistas de que solamente por las armas se haría desistir a los paraguayos de la obstinada defensa de sus derechos.  Después de la tragedia de la guerra se imponía la antojadiza voluntad de los vencedores.  Se había librado al Paraguay de una feroz tiranía y se le había devuelto la facultad de elegir los gobernantes que brasileños y argentinos le impusieran.


LA GLORIA DE LAS CHUZAS

Narran los entendidos que en tiempos pretéritos pocos y muy guapos resistían lo que sicológicamente significaba una carga a lanza seca.  Los infantes o soldados tendidos en guerrillas sentían el preanuncio de la carga de una forma singular: el piso comenzaba a temblar en forma creciente como consecuencia de la cada vez mayor proximidad del repiqueteo de los cascos de los caballos lanzados a toda carrera, hasta semejar un terremoto que hacía vibrar los cuerpos como hojas de papel.


ORIGEN FEDERAL DE LOS PRIMEROS RADICALES

El radicalismo ha tenido un origen emparentado a personalidades que actuaron políticamente con Juan Manuel de Rosas y en las montoneras federales que le sucedieron hasta 1873, y en razón de ello es que muchos grandes escritores revisionistas ven en la UCR la primera expresión nacional y popular del siglo XX.  Dentro de esta tesitura, encontramos a Arturo Jauretche, Gabriel del Mazo o Raúl Scalabrini Ortiz, pertenecientes todos al grupo FORJA (Fuerza de Orientación Radical de la Joven Argentina) de la década de 1930.


LA ASCENDENCIA DE MITRE

Mitre era oriental por sanguinidad de varias generaciones. Para fundamentar esta afirmación nada mejor que hacer conocer su ascendencia, extraordinariamente bien documentada por Luis Azarola Gil, miembro de la Academia Nacional de la Historia, en un estudio de la genealogía del personaje.


MANUEL BELGRANO

En el libro parroquial de bautismos de la Iglesia Catedral de Buenos Aires, iniciado en el año de 1769 y concluido en el de 1775, se lee al final de la página 43: “En 4 de junio de 1770, el señor doctor don Juan Baltasar Maciel canónigo magistral de esa santa iglesia Catedral, provisor y vicario general de este obispado, y abogado de las reales audiencias del Perú y Chile, bautizó, puso óleo y crisma a Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús, que nació ayer 3 del corriente: es hijo legítimo de don Domingo Belgrano Pérez y de doña Josefa González: fue padrino D. Julián Gregorio de Espinosa”.


JOSÉ GERVASIO DE ARTIGAS

Nació en Montevideo el 19 de junio de 1764, siendo sus padres Martín José de Artigas y Francisca Antonia Arnal. Sin orientación definida, sin vocación por el comercio y las profesiones liberales, sin necesidades apremiantes por otra parte, hizo en su adolescencia vida fácil y ligera como los hijos de las familias acomodadas de la época. Sin embargo cuando se hizo hombre se dedicó a las tareas de campo, pero sin abandonar su ciudad natal, a la que se sentía atraído por el afecto y el recuerdo. Se hizo hábil en el manejo del caballo y acarreo de ganado. Aprende la topografía y accidentes geográficos del país, estrecha amistades que le serán útiles en lo sucesivo, y con ese caudal de experiencia se lanza a trabajar por cuenta propia, deteniéndose y negociando en Misiones, el Arapey, Queguay y sobre todo en Soriano.


GILLERMO BROWN

Primer Almirante de nuestra fuerza naval, primero en la cronología y en el prestigio, Guillermo Brown consagró su vida al servicio de su patria de adopción. Había nacido en Foxford, Irlanda, el 22 de junio de 1777.


FRANCISCO UZAL

Nació en Buenos Aires en 1793, siendo su padre Miguel de Uzal, español de nacimiento, quien poseía una chacra en San José de Flores. Se cree que el futuro Coronel nació en el mes de setiembre del mencionado año. Se educó en esta ciudad. Se inició en la carrera militar como oficial de milicias, hallándose en la Reconquista de esta Capital, el 12 de agosto de 1806, y al organizarse la Legión Patricios de Buenos Aires, el 8 de octubre del mismo año Francisco de Uzal fue nombrado capitán de la 2ª Compañía del 1er Batallón de aquel cuerpo.


ESTANISLAO MALDONES

Nació en Buenos Aires, en 1826, siendo sus padres, José María Maldones y Lorenza Percira.  Entró al servicio de las armas en octubre de 1840, a la temprana edad de catorce años como soldado del Batallón “Restaurador”; pasando el 1º de noviembre del mismo año de guarnición a la isla Martín García, donde fue ascendido a cabo 1º en junio de 1845.  Poco después pasó a incorporarse a la “División del Norte” del ejército de operaciones contra la escuadra anglo-francesa.


MARIANO MAZA

Nació en Buenos Aires en 1809, siendo su padre Mariano Joaquín de Maza, también porteño, el cual ocupó la Fortaleza de esta ciudad cuando fugó el virrey Sobremonte con motivo de la primera invasión británica y en tales circunstancias entregó el 27 de junio de 1806 aquella, cuando a las 4 de la tarde se presentó el general Beresford acompañado del famoso Regimiento Nº 71.  Mariano Joaquín de Maza era sargento mayor del Cuerpo de Arribeños el 21 de octubre de 1807, y en abril de 1811 se hallaba formando parte de la guarnición de Montevideo como teniente coronel.


NICOLÁS MIHANOVICH

Nació en Doli, cerca del puerto Duvronik sobre el Mar Adriático (actual Croacia, anteriormente Imperio Austrohúngaro), el 21 de enero de 1846. A temprana edad comenzó a navegar por los mares Mediterráneo y Negro. Luego extendió sus viajes al Océano Atlántico, y en 1864, llegó al Río de la Plata con su compatriota y amigo Dionisio Ivancovich. Desembarcó en Montevideo como tripulante de la embarcación británica “City of Sydney”, fue al Paraguay (1), y por fin se radicó en Buenos Aires, en 1875.





GUERRA DE LA PAMPA HASTA 1833

En los días en que la nacionalidad argentina empezaba a forjarse y nuestros próceres discernían las fórmulas de patria y civilización, la indómita fiereza autóctona llevaba sus violencias hasta los límites mismos de la jurisdicción urbana, como ramalazos de la barbarie del desierto.  El atavismo araucano, capitaneado por caudillos inexorables, volvía por sus fueros primitivos asolando la llanura cultivada por el blanco y sembrando el terror con la lanza y las boleadoras.  Acaso intuyera en la gestación política y social de la cosmópolis porteña una pausa de vigilia armada.


TRATADO DE LAS PUNTAS DEL ROSARIO

El ministro inglés en Buenos Aires, Edgard Thornton, era el hombre que desde bastidores empujaba la guerra detenida por la gallarda actitud del Mcal. Francisco Solano López y la prudente del diplomático brasileño José Antonio Saraiva.  Como todos los diplomáticos ingleses es enemigo del Paraguay, que cierra sus ríos a la libre navegación británica, se permite tener hornos de fundición, no consume los tejidos de Manchester ni necesita del capital o del apoyo inglés.


COMBATE DE OLIVERA

La primera acción bélica de la Revolución de 1880 se produce en Olivera, en las proximidades de Luján.  Teniendo conocimiento el tejedorista coronel José Inocencio Arias que en Campana, alrededor del 13 de junio, había desembarcado un contingente de 4.000 soldados de línea de las tres armas comandados por el coronel Eduardo Racedo, que todo hacía suponer trataría de evitar que los efectivos de Mercedes se incorporaran a las unidades de la ciudad, durante la noche del 16 se puso en movimiento, obligando al jefe gubernista a atacarlo para evitar la conjunción de fuerzas.


COMBATE DE LA QUEBRADA DE MIRANDA

Denominada como Quebrada o Cuesta de Miranda, este accidente geográfico se encuentra a 35 kilómetros de la ciudad de Chilecito, dentro de la provincia de La Rioja. Allí tuvo lugar, en junio de 1867, la batalla de la Quebrada de Miranda, episodio en el que triunfaron las montoneras federales por sobre las fuerzas militares mitristas.


ESTATUA DE SAN MARTÍN EN BOULOGNE

El pequeño grupo de argentinos que el 17 de agosto de 1947 se encontraba en Boulogne-sur-Mer, vio el monumento que en esa ciudad se levanta a nuestro Libertador, luego de haberse cumplido la primera parte del programa, consistente en una misa en intención del general San Martín, oficiada por el obispo de Boulogne, monseñor Sauvage, en la catedral donde sus restos reposaron por casi doce años, y de descubrirse la placa que testimonia la gratitud del pueblo argentino para ese templo y para quienes recogieron con cristiana caridad e inteligente comprensión, los restos gloriosos del Padre de la Patria.


JOSÉ GERVASIO DE ARTIGAS

Nació en Montevideo el 19 de junio de 1764, siendo sus padres Martín José de Artigas y Francisca Antonia Arnal. Sin orientación definida, sin vocación por el comercio y las profesiones liberales, sin necesidades apremiantes por otra parte, hizo en su adolescencia vida fácil y ligera como los hijos de las familias acomodadas de la época. Sin embargo cuando se hizo hombre se dedicó a las tareas de campo, pero sin abandonar su ciudad natal, a la que se sentía atraído por el afecto y el recuerdo. Se hizo hábil en el manejo del caballo y acarreo de ganado. Aprende la topografía y accidentes geográficos del país, estrecha amistades que le serán útiles en lo sucesivo, y con ese caudal de experiencia se lanza a trabajar por cuenta propia, deteniéndose y negociando en Misiones, el Arapey, Queguay y sobre todo en Soriano.


ESTANISLAO LÓPEZ

Estanislao López nació en Santa Fe el 22 de noviembre de 1786 y era hijo de una familia pobre y virtuosa. Su padre, Juan Manuel Roldán, era capitán de milicias provinciales y descendía de conocidas familias de la colonia. Se educó en las escuelas locales y a los 15 años salió de ellas para trasladarse a la frontera del Norte en calidad de soldado. Muy joven fue hecho cadete, calidad en la que permaneció largos años. La vida del campo, la guerra contra el indio y su contacto diario, dieron a Estanislao López agilidad y destreza suma en el caballo y la lanza. Conocedor de todas las argucias de los aborígenes, de sus ataques nocturnos, de su arte guerrero, más tarde aplicará estos procedimientos en su famosa táctica montonera y ella le permitirá ser invencible ante los generales de la Independencia, al frente de ejércitos regulares. En la frontera se relacionó con los caciques indios que luego supo halagar y hacer entrar en sus emprendimientos, conteniendo sus desórdenes y atropellos con mano de hierro, cuando fue necesario.


GERVASIO ESPINOSA

Nació en Buenos Aires el 19 de junio de 1796, siendo hijo del capitán de Blandengues Pedro Espinosa y de Antonia Suárez de Hortiguera.  Se inició en la carrera de las armas el 1º de julio de 1808, en calidad de cadete del cuerpo de Blandengues de la frontera de Buenos Aires, en la 6ª Compañía; este cuerpo cubría la Guardia de Ranchos, puesto avanzado para repeler los avances de los salvajes.  Permaneció en este cuerpo hasta principios de 1811, en que marchó voluntariamente a incorporarse al ejército que operaba en la Banda Oriental, bajo el mando del general Rondeau y con fecha 1º de junio de aquel año, Espinosa fue designado porta-guión del 1er Escuadrón de Dragones de la Patria.  En 1812 operó contra los portugueses que ocuparon con sus fuerzas la margen oriental del Uruguay, lo que había obligado a Rondeau a replegarse de sus antiguas posiciones.


JOSÉ AMALFITANI

Uno se imagina a los próceres cruzando cordilleras, o escribiendo las bases de una Constitución. Este prócer no es más que un hijo de inmigrante italiano dedicado a la construcción. Un estereotipo perfecto de ese lugar en ese tiempo. Uno más con linaje de barco, de esos que llegaban sin mirar atrás. Están el barrio y el Tano que con sueños y determinación, de manera empecinada, busca trascender y acrecentar el sentido de pertenencia al barrio.


ANTONIO GONZÁLEZ BALCARCE

Nació en Buenos Aires, el 13 de junio de 1774; sus padres fueron el teniente coronel Francisco Balcarce, natural de Barcelona, y María Victoria Martínez Fontes, porteña.  Siendo muy niño, se incorporó al cuerpo de Blandengues que mandaba su padre, en calidad de cadete, el 24 de febrero de 1788.  El 30 de mayo de 1790 se le expedían los despachos de alférez de aquel cuerpo y en los años siguientes fue promovido a teniente, el 1º de agosto de 1796, y a capitán el 25 de noviembre de 1801, siempre en el cuerpo de Blandengues de Buenos Aires.  Prestó todo este tiempo servicio de guarnición y de fronteras, hasta que en 1807 asistió a la defensa de Montevideo, atacada por los ingleses y tomada por asalto el 3 de febrero de aquel año, acción en la cual su hermano, el capitán José y el propio Antonio González, cayó prisionero, siendo conducido a Inglaterra, donde permaneció hasta que fue celebrada la paz entre este país y España.  En este último país combatió contra las huestes de Napoleón y el gobierno real le había acreditado los despachos de teniente coronel graduado de caballería, con fecha 24 de febrero de 1807, por su comportamiento en la defensa de Montevideo.


BONIFACIO RUIZ DE LOS LLANOS

Nació en la ciudad de Salta el 15 de junio de 1791. Principió a servir el 15 de setiembre de 1811 en calidad de sargento 2º de la compañía de “Patricios de Infantería de Salta”, a las órdenes del entonces teniente 1º Rudecindo Alvarado. En octubre del mismo año marchó de Salta con su compañía hasta Humahuaca y de este punto hasta Orán, escoltando los caudales que conducía de la ciudad de Potosí, el coronel Juan Martín de Pueyrredón, regresando nuevamente a Salta. En noviembre del mismo año se incorporó con su compañía a la vanguardia del Ejército Auxiliar que se hallaba en la provincia de Jujuy, habiendo sido ascendido a sargento primero, el día 1º de aquel mismo mes. El 12 de enero de 1812 se halló en la acción de Nazareno a las órdenes del coronel Días Vélez, después de la cual el Ejército se retiró hasta Yatasto, donde en el mes de marzo, el general Manuel Belgrano se recibió del comando en jefe.


JUAN ANTONIO ALVAREZ DE ARENALES

Nació el 13 de junio de 1770 en Villa de Reinoso, situada entre Santander y Burgos (provincia de Castilla la Vieja).  Su padre fue Francisco Alvarez de Arenales, perteneciente a una distinguida familia del Distrito, quien se había propuesto para su hijo una esmerada educación, pero su prematuro fallecimiento cuando Arenales tenía solamente 9 años, malogró estos propósitos.  Su madre fue María González de antiguo linaje de la provincia de Asturias.


JUAN DOMÍNGUEZ PALERMO

El barrio porteño de Palermo es hoy uno de los puntos neurálgicos del bullicio cosmopolita, lleno de restaurantes, espacios verdes, discotecas y lujosos edificios. Sin embargo, pocos deben saber que, gracias a un nativo de la isla de Sicilia, el topónimo Palermo ha nacido para quedarse en el alma de las noches rimbombantes del Buenos Aires moderno.


JUAN ISIDRO QUESADA

Nació en Buenos Aires el 26 de junio de 1802 y pertenecía a una familia de guerreros de la Independencia.  Fueron sus padres el coronel Félix Isidro de Quesada de la Torriente, y Camila de Rocha y Esparza.


SANTIAGO ROTH

Kaspar Jacob Roth, tal su verdadero nombre, nació en Herisau, capital del Kantón Appenzell Ausserrhoden, al este de Zürich (Suiza), el 14 de junio de 1850, siendo sus padres Johan Jakob Roth y Ursula Tobler. En 1860 se instaló con su familia en la ciudad de Saint-Gallen, unos pocos kilómetros al noreste de Herisau. Mientras asistía a la escuela se relacionó con el doctor Friedrich Bernhard Wartmann (1830-1902), director de la escuela cantonal (1), quien lo estimuló para que se dedicara a coleccionar “objetos de historia natural”. Así fue que inició su carrera científica como coleccionista de insectos en su país natal.


LAS MALVINAS VERSUS “ES MALVINS”

Los islotes de es Malví Redó, es Malví Pla y ses Xelles están incluidos en la reserva marina de es Freus y cuentan con colonias importantes de aves marinas como paíños, cormoranes y pardelas cenicienta.





CARTA DE MANUEL BELGRANO A SAN MARTÍN

El siguiente texto me inspiró a elegir un lema, una consigna, que defina su misión como medio de comunicación digital. Se trata de la carta que el abogado hecho general por necesidad de la incipiente revolución rioplatense, Manuel Belgrano, le envió al entonces coronel José de San Martín en una circunstancia muy crítica: acababa de sufrir la durísima derrota de Ayohuma. El revés fue más duro aún porque el Gobierno de Buenos Aires le había negado, antes de aquella campaña al Alto Perú, su pedido, expresado en Tucumán, para incorporar a San Martín al Ejército a su mando. La misiva tiene un contexto dramático pero también contiene una esperanza, y en cualquier caso es una inspiración:


USURPACIÓN DE LAS ISLAS MALVINAS

El 6 de noviembre de 1820 David Jewett, comandante de la “Heroína”, tomó posesión de las Islas Malvinas en nombre del gobierno de las Provincias Unidas de Sudamérica, y puso el hecho en conocimiento público mediante una circular. (1)  Disuelta la unidad nacional, la provincia de Buenos Aires otorgó en 1823 a Jorge Pacheco el usufructo de la isla Soledad o Malvina del Este.  El mismo año designó al capitán de milicias Pablo Areguatí comandante de las islas. (2)  En 1828 concedió a Luis Vernet –que había sido el promotor de estas gestiones y era socio de Pacheco- “todos los terrenos que en la isla de la Soledad  resultaren vacos”, con ciertas excepciones y bajo el compromiso de establecer allí una colonia que gozaría del derecho de pesca en todo el archipiélago.


FUNDACIÓN DE BUENOS AIRES

Luego de la exploración del Río de la Plata, transcurrió un período de cuatro años donde no se realizaron más hallazgos hasta que ese río recobró valor al considerárselo una posible vía para llegar al Perú, donde Pizarro había descubierto enormes riquezas. Para ello, el emperador Carlos V, envió una expedición al mando de Pedro de Mendoza, que comenzó sus preparativos en el año 1532, y en 1534, el 21 de mayo firmó la capitulación con el rey Carlos I por la cual se lo nombraba Adelantado, Gobernador, Capitán General y Justicia Mayor del Río de la Plata o Nueva Andalucía. Entre sus deberes figuraban, hacerse cargo de los gastos de la expedición, explorar el Río de la Plata e internarse hasta hallar los dominios del Rey Blanco. Para apoyar su autoridad, debía fundar tres fuertes de piedra. Pedro de Mendoza fue el primer Adelantado en el Río de la Plata.


PARTIDO DE FLORENTINO AMEGHINO

Todavía faltaba mucho tiempo para que se estableciera en el noroeste provinciano la localidad de Ameghino, aunque ya pululaban por allí grupos aborígenes que respondían a la jefatura del Gran Gulmen Calfucurá.


BATALLA DE SAN PEDRO

A fines de marzo de 1807, llegó a Buenos Aires el coronel Francisco Xavier de Elío que, según Domingo Matheu: “viene de España, muy hábil, éste estuvo en Montevideo disfrazado y dice que toda la tropa que tienen los ingleses no vale nada; que con sólo dos mil hombres escogidos se atreve a todos ellos” (1).  El mismo había sido nombrado por España como Comandante General de la Campaña Oriental.


LAS IMORENTAS Y EL PERIODISMO

En el año 1833 funcionaban en Buenos Aires cinco imprentas; la primera de ellas, la “del Estado”, que se hallaba instalada en la calle Chacabuco Nº 19, bajo la administración de Pedro de Angelis.  En el mismo local, y bajo la misma dependencia, funcionaba la “Imprenta de la Independencia”, que llegó a ser una de las mejores de la época.  También existía la “Imprenta de Hallet”, propiedad de Esteban J. Haller y Cía., editora de la “Gaceta Mercantil”, ubicada en Cangallo 75; después, la “Imprenta Argentina”, de Pedro Ponce, que imprimió numerosos periódicos gauchi-políticos en verso y que funcionaba en la calle de la Universidad Nº 37; y en último término, la “Imprenta del Comercio”, de los señores Charman y Cía., ubicada en Cangallo 62.


COMBATE DE LOS POZOS

En 1825 el gobierno del Imperio del Brasil tras alegar que las Provincias Unidas del Río de la Plata apoyaron el desembarco de los Treinta y Tres Orientales, reforzó sus tropas en la Provincia Oriental y declaró bloqueados todos los puertos de las Provincias Unidas.  Consecuentemente el 4 de noviembre de 1825 el general Juan Gregorio de Las Heras declaró rotas las relaciones diplomáticas con el Brasil y acto seguido el Imperio declaró la guerra, el 10 de diciembre de 1825, la cual duró tres años.


BATALLA DE NIQUIVIL

Don José María de Echegaray, fue nombrado gobernador interino de San Juan en abril de 1829, por influencia del general Facundo Quiroga, con el fin de que lo auxiliase con tropas para combatir al general José María Paz.  En efecto, Echegaray envió a Quiroga una división al mando del teniente coronel Manuel Gregorio Quiroga, y estando acampando en la estancia de “Las Quijadas” (jurisdicción de San Luis), el alférez Francisco Pedrozo, de acuerdo con otros (el negro Soler, sargento, natural de Buenos Aires), se sublevó en la noche del 2 al 3 de junio al grito de ¡Viva la Libertad! Tomando en seguida la dirección del pueblo.


SANCTI SPIRITU

Fue la primera población en tierra argentina, fundada por Sebastián Caboto en 1526; diez años antes que Pedro de Mendoza fundara Buenos Aires. Fue un poblado esforzado y valiente que finalmente sucumbió –como también Buenos Aires- ante el ataque de los aborígenes.


LA FUGA DE ANTONIO REYES

Luego de la revolución del 11 de setiembre de 1852 Antonino Reyes debió emigrar a Montevideo.  Al enterarse de la rebelión del coronel Hilario Lagos regresó a Buenos Aires e inmediatamente se puso a órdenes de éste.  Reyes pasó a la chacra que poseía en Santos Lugares, donde fue mandado a llamar por Hilario Lagos y le pidió que ayudase a Marcos Paz en la dirección de las notas a los Jueces de Paz; por estar el último encargado de la Oficina Militar y de todo lo que a ella perteneciere.  El 21 de enero de 1853, habiendo tenido Lagos un disgusto con Marcos Paz, fue separado de la jefatura de la oficina, y reemplazado por Antonino Reyes, que conservó tal cargo hasta la disolución del ejército sitiador, el 13 de julio de aquel año.


MANUEL DORREGO

Tribuno, periodista y guerrero de la independencia argentina.  Nació en Buenos Aires el 11 de junio de 1787 y fue bautizado con los nombres de Manuel Críspulo Bernabé.  Fueron sus padres José Antonio Dorrego, portugués, y María de la Asunción Salas, porteña.  Estudió gramática, filosofía y teología en el Colegio de San Carlos.  Se lo recuerda como excelente latinista.  


MAGDALENA GUEMES

Magdalena (Macacha) Güemes de Tejada, hermana del general Martín Miguel de Güemes, de cuya acción en pro de la independencia fue eficaz colaboradora, nació en Salta el 11 de diciembre de 1787 y era hija de María Magdalena Goyechea y La Corte y Gabriel Güemes Montero, Ministro de la Real Hacienda de la provincia. Era la hermana preferida del glorioso General, su consejera y su amiga.


JULIO POPPER

Nació en Bucarest (Rumania), el 15 de diciembre de 1857. De estirpe judía era hijo de Naftali C. Popper y de Perla (Peppi). Desde muy joven se caracterizó por la independencia de su carácter y sed de aventuras. A los 16 años abandonó su casa paterna, y se trasladó a París para estudiar ingeniería, estudios que realizó a costa de grandes sacrificios. Después de recibido comenzó a viajar. Recorrió Constantinopla, Egipto, Japón, China e India. En 1881 retornó a Bucarest con el fin de visitar a su familia, de la cual nunca se desligó afectiva y epistolarmente.


JUAN PABLO SÁENZ VALIENTE

Nació en Buenos Aires, el 6 de mayo de 1861. Era hijo de Francisco A. Sáenz Valiente y de Joaquina Campos. Inició su carrera como grumete en la corbeta “Uruguay”, y luego ingresó a la Escuela Naval a los 17 años de edad para seguir los cursos. Presenció el izamiento del pabellón en la margen sur del río, en el Cañadón Misioneros (1), el 1º de diciembre de 1878.


JUAN FERNANDO CZETZ

Nació en el pueblo de Gidofalva, Hungría, el 8 de junio de 1822, hijo de un oficial de húsares.  Después de cursar el Colegio Militar de primeras letras de Kezdy Wásárhely, ingresó a la Academia Militar de Viener-Neustadt, para incorporarse en 1842 al ejército austríaco, en calidad de teniente 1º.  Producida la revolución de 1848 contra el gobierno austríaco, Czetz se alistó en las filas patriotas que mandaba Kossouth, siendo uno de los más entusiastas colaboradores, en forma tal que en 1849 ocupaba el cargo de comandante general de Transilvania.


JUAN MANUEL BLANES

Nació en Montevideo, el 8 de junio de 1830, aunque otros autores equivocadamente lo señalan siete días antes. Era hijo de Pedro Blanes, español, y de Isabel Chilavert, argentina, oriunda de Santa Fe. La escasa documentación sobre los comienzos de su carrera artística sólo nos indica que desde pequeño mostró vocación por el dibujo, pero la necesidad de ayudar a los suyos, le hizo ingresar como tipógrafo en la imprenta de “El Defensor de la Independencia Americana”, periódico del partido de Oribe.


JUAN AGUSTÍN MAZA

Nació en la ciudad de Mendoza el 4 de mayo de 1794, siendo sus padres, el teniente coronel de milicias urbanas Isidro Sáenz de la Maza, y Petronila Sotomayor.  Cursó estudios primarios en su ciudad natal, pasando después a la Universidad de Santiago de Chile, para seguir los de abogado, graduándose en derecho el 24 de enero de 1807.  Culto, inteligente, de carácter elevado y filantrópico, poseía hermosas dotes oratorias y otras calidades descollantes que pronto le dieron autoridad moral en su Provincia, prestigio merecido que haría conocer su nombre en todo el país.  El 21 de marzo de 1810, la Real Audiencia le otorgaba el título de abogado.